¿Imagináis a España jugando el Mundial de rugby y el VI Naciones?

Este sábado a las 17 horas en El Central de Ciudad Universitaria, España se juega el poderse disputar una plaza para el Mundial de Irlanda 2017... y quién sabe si del VI Naciones

Foto: Detalle de un entrenamiento de la selección española femenina de rugby.
Detalle de un entrenamiento de la selección española femenina de rugby.

Soy de l@s deportistas de élite menos resultadistas que hay en España, seguro. Le quito gran valor al resultado, pues creo fielmente que es una consecuencia y no un objetivo. Pongo tanta importancia en el proceso y en el camino que hay que labrar que los resultados son sólo consecuencia de una ambición y una implicación vital tan exigente como el propósito de una etapa de la vida. Pero este equipo, las Leonas de rugby XV, tiene sed de victoria este sábado en la final del Campeonato de Europa (ante Holanda a partir de las 17:00h en El Central de Ciudad Universitaria, Madrid). Necesita ganar y quiero explicar por qué.

Contexto complicado. Disciplina de rugby a 15, la modalidad de rugby tradicional, con gran historia escrita. VI Naciones, competición privada de gran nivel europeo. España XV Femenino hace no tantos años disputaba el V Naciones, en aquella época, ahora VI Naciones, compitiendo y haciendo un buen papel entre las mejores de Europa. En un determinado momento, los responsables de esta competición, privada, decidieron asemejar los países del cuadro femenino a aquellos del masculino (y no al revés) aunque eso supusiera sacrificar a un equipo: España, que demostraba año tras año estar a la altura de la competición por encima de potencias como Escocia o Gales en varias ocasiones. Italia entraba en su plaza sin opción a disputa por parte de España. Decisión respetable —es un torneo privado y tienen todo el derecho a elegir los equipos que quieren que disputen su competición—, pero debatible, seguro.

Privilegios de una competición privada 

La controversia llega cuando a lo largo de los años, España sigue estando a un nivel interesante (ocupa actualmente el noveno puesto en el ranking mundial) y supera en varias ocasiones a Escocia e Italia, privándolas incluso de llegar a una Copa del Mundo en enfrentamientos directos clasificatorios. Pero resulta que el VI Naciones tiene plazas directas para el próximo Campeonato del Mundo, Irlanda 2017. Un poco de injusticia desde la perspectiva de much@s, que no entendemos que una competición privada —a la que no pueden acceder todo tipo de equipos— disponga de privilegios como varias plazas directas a una Copa del Mundo y otros países tengan un sendero más empinado, como es el caso de España. que tiene que disputar un campeonato de Europa en el que solamente la selección campeona optará al premio, que es jugarse la última plaza para el Mundial contra la última clasificada del VI Naciones, en este caso Escocia. 

El camino no es fácil ni lo será. Las Leonas de XV tienen sed de victoria (la final la jugamos tras haber derrotado 76-0 a Bélgica y 97-0 a República Checa) para mantenerse al más alto nivel mundial y demostrar que, a pesar de la dificultad, son capaces de resurgir una y otra vez; paso a paso, sembrar su camino y su historia.

España es ejemplo internacional

Hambre de juego. Ningún resultado llega sólo queriéndolo conseguir. Aquí, nuevamente aludo al proceso, al camino y al hambre de juego a cada paso que damos. Este equipo, renovado, tiene ganas de demostrar el rugby que lleva dentro, la fuerza para afrontar nuevos retos (por difícil que sea el mencionado camino) y seguir siendo ejemplo para países similares al nuestro en cuanto a la cultura de rugby.

[Lea más noticias de rugby]

Las Leonas somos un ejemplo muy importante para todos esos países algo menos desarrollados en tradición rugbística que quieren disputar una Copa del Mundo, unos Juegos Olímpicos o poder sembrar un antes y un después con una victoria épica tras años de imbatibilidad de la poderosa Nueva Zelanda. Creer es el primer paso para poder. Somos la esperanza de aquell@s que tan duro luchan por sus sueños, los que ven que no sólo el dinero mueve el mundo, que la capacidad de superarse ante las dificultades gana batallas y forja espíritus. Queremos que nuestro rugido suene en Irlanda 2017 y, si pudiéramos, en el VI Naciones. Resiliencia es nuestra historia. Garra de leonas.

 

Rugby Passion
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios