INGRESA POR PATROCINIO MUCHO MÁS QUE RED BULL

¿Cómo sobrevive Ferrari en la F1? Así recauda 400 millones de dólares cada año

La filosofía de la gama de coches de lujo del Grupo Fiat es la siguiente: “Fabricar coches deportivos singulares que representen lo mejor en diseño y

Foto: ¿Cómo sobrevive Ferrari en la F1? Así recauda 400 millones de dólares cada año
¿Cómo sobrevive Ferrari en la F1? Así recauda 400 millones de dólares cada año

La filosofía de la gama de coches de lujo del Grupo Fiat es la siguiente: “Fabricar coches deportivos singulares que representen lo mejor en diseño y producción italiana, tanto en la pista como en la carretera”. Ferrari es un fabricante de automóviles distinto, especial. Está presente en la competición cumbre del automovilismo desde su creación, hace más de seis décadas, demostrando que las carreras de coches las lleva en la sangre. Hoy nadie se imagina una Fórmula 1 sin Ferrari… No obstante, hay recordar que el fin último de estar en un circuito compitiendo por llegar a meta el primero es vender el mayor número de coches en la calle.

¿Y cómo se sobrevive en un deporte tan costoso durante tanto tiempo? La sostenibilidad del proyecto deportivo es fundamental para que, año tras año, el apartado económico sea uno de sus puntos fuertes y no un quebradero de cabeza, como ocurre en otras escuderías. A continuación, vamos a desgranar sus cuentas partiendo de que un análisis financiero a cualquier escudería de Fórmula 1 supone una tarea compleja por la opacidad que envuelve a este negocio y en Ferrari lo es aún más por la cantidad de contratos secretos que lo rodean.

Los gastos en cada escudería son más o menos similares. Atendiendo a los ingresos o recursos existen más diferencias aunque se mueven dentro de tres vías fundamentales: el dinero que ponen los dueños del equipo, la recaudación obtenida como ‘prize money’ o premios y el patrocinio. Además, en los equipos más pequeños hay otra fuente de recursos más: el dinero que aportan los pilotos de pago. Configurando el reparto en porcentaje de estas tres fuentes de ingresos se puede establecer el ADN de un equipo de F1.

Red Bull sólo ingresa un 20% por patrocinio

En el caso de Ferrari llega a ingresar más de 400 millones de dólares por temporada para confeccionar el presupuesto, el principal recurso es el del patrocinio, alcanzando en torno a 60% de los ingresos totales. Un porcentaje altísimo si lo comparamos con la media de los equipos, que oscila en un 35%. El caso de Red Bull es un caso para estudiar ya que sus retribuciones por patrocinio no llegan al 20% del total de sus ingresos. 

El sponsor principal del equipo es Philip Morris. Con una cantidad anual de 100 millones de dólares, le convierten en la ‘pegatina’ más importante en F1. El contrato con la tabaquera es un tanto especial y consiste en lo siguiente: Philip Morris tiene todo el patrocinio del coche, -valorado en cerca de 250 millones de dólares anuales-, y cada vez que el equipo consigue un patrocinador se deduce del total acordado, disminuyendo también, por tanto, su visibilidad en el coche. El siguiente patrocinador del equipo, por orden de importancia, es el Banco Santander, que invierte directamente unos 60 millones de dólares anuales, seguido de la petrolera Shell, con casi 40 ‘kilos’. Los otros 50 millones, hasta completar los 250, se los reparten entre Kaspersky, UPS, Hublot, la bebida energética TNT y la empresa china recientemente incorporada, Weichai Power.

La empresa Weichai Power, fabricante de motores y componentes de automoción, no es una desconocida en Italia. En el país vecino fue noticia cuando adquirió el 75% de una de las compañías emblemáticas italianas, el fabricante de yates de lujo Ferretti. Es el primer sponsor chino que paga por aparecer en Fórmula 1.

En este apartado se deben tener en consideración los más de 10 millones que el equipo de Maranello obtiene de otros patrocinadores a través del material que les proporciona. No es ingreso directo pero supone una cifra importante en productos.

Más podios, más cash en caja

La segunda fuente de ingresos del equipo Ferrari depende de sus éxitos en las carreras. Los ‘prize money’ representan sobre el 20% de sus ganancias. Esto varía según el año, al igual que la recaudación por la venta de motores. Este año hay dos escuderías a las que ha suministrado propulsor, por lo que Ferrari ingresa unos 14 millones de dólares en este concepto. Depende de cada temporada.

El tercer recurso de Ferrari es la cantidad que directamente los dueños del equipo invierten anualmente, que representa un 15% del total aproximadamente. Pero, ¿quiénes son esos que costean los recursos? ¿Quiénes son los dueños? El 90% pertenece al Grupo Fiat y el 10% al segundo hijo del fundador Enzo Ferrari. Piero Ferrari es vicepresidente de Ferrari y no es raro verle involucrado en los grandes premios. De hecho, en la pasada edición de China parecía uno más del equipo, pasando gran parte de su tiempo en el box.

En esta contabilidad no está comprendida el ‘bonus’ que la FOM le abona por ser parte fundamental en la F1, unos 80 millones de dólares anuales. Que es lo que los contables denominan resultados extraordinarios. En el nuevo Pacto de la Concordia este pago ‘por debajo de la mesa’ se institucionaliza y se hace público con la salida a Bolsa prevista.

¿Le sirve la F1 a Ferrari para vender coches?

Una vez conocidos los platos de donde se alimenta la Scuderia Ferrari para seguir con vida en la Fórmula 1 después de sesenta años, preguntémonos si todo este esfuerzo tiene alguna compensación más allá de los triunfos deportivos: ¿le sirve la F1 para vender coches? Pues parece que sí, si vemos cuáles son sus mercados. Ferrari ha manifestado un enorme interés en que hubiera al menos un gran premio en Estados Unidos. La razón no es otra que Norte América representa una cuota de mercado del 28% para la firma italiana. Casi nada.

La firma italiana vendió 7.315 coches en 2012, lo que supuso un incremento del 7% respecto a 2011. De esta cantidad, algo más de 2.000 fueron adquiridos en territorio estadounidense. En Europa sus mercados más importantes son Alemania, 756 unidades, Reino Unido, 665, y Suiza, 369. En el país helvético ha habido un aumento del 23% respecto a 2011. Sin embargo, en Italia las ventas descendieron un 40% situándose en 341 unidades. En Francia la cifra es muy similar a la del año anterior, con 331 vehículos. En China, la cifra de ventas es de 454 vehículos anuales, en línea con el año 2011… ¿Impulsará la reciente victoria de Alonso las adquisiciones de Ferrari en el Gigante Asiático? A finales de año se verá si un primer puesto de la Scuderia en China le ‘puntúa’ también para los coches de calle.

El mapamundi de Ferrari, el mapamundi de la Fórmula 1

De esta manera, se puede dibujar un mapamundi donde, estratégicamente, a Ferrari le conviene que haya una carrera donde poder presumir de Cavalino Rampante. En Rusia, donde habrá un Gran Premio de F1 el año que viene, las ventas de Ferrari han aumentado casi un 20%. Y al ver que en Sudáfrica la cifra de ventas de Ferrari aumenta casi un 40%, entendemos por qué la marca es uno de los principales impulsores de un gran premio en este país.

Pese a que Luca Cordero di Montezemolo recuerde siempre que Ferrari es una humilde compañía, sus números indican que tiene una buena salud y que su éxito comercial es global. Como empresa que está presente en los cinco continentes, el modelo que representa la Fórmula 1 le viene como anillo al dedo. No se entiende una Fórmula 1 sin Ferrari y tampoco que ningún Ferrari compita en Fórmula 1. Ambos caminan de la mano y se benefician mutuamente para llevar a buen puerto sus respectivos negocios.

Todo por la Pasta
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios