El Barça hace el paripé ante el TAS y pone en riesgo a la Federación Española

El club catalán pretende hacer ver que agota todas las vías para poder inscribir a Arda antes de enero, pero no es cierto, pues sabe que va a perder su recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS)

Foto: Arda Turan (REUTERS)
Arda Turan (REUTERS)

El Quijote luchando contra molinos de viento sería, hoy en día, el FC Barcelona batallando contra la FIFA. Queda muy chulo así escrito, si no fuera porque el Barça ya sabe que va a perder en su recurso ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y el ingenioso Hidalgo de la Mancha estaba convencido, en su delirio, de la victoria.

El Barça hace el paripé de agotar todas las vías para poder inscribir a Arda Turan antes del mes de enero cuando no es cierto. Si quisieran de verdad ir a la guerra podrían, ya que la FIFA ‘ha informado’ a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) que se remite a sus reglas. Ni que sí, ni que no. Es decir, que no lo ha prohibido y deja, conscientemente, un hueco libre que sabe que perderá, jurídicamente hablando, y el Barça ganará. Con meses por delante, eso sí, porque para cuando el TAS decida ya habrán pasado ocho al menos según las propias estimaciones del club azulgrana. Para entonces ya estaremos con la Eurocopa, y no con la Liga. Si el TAS otorgara al Barça la suspensión cautelar, en el mejor de los casos, no sería hasta finales de noviembre.

El consejo directivo de la RFEF votó a favor de apoyar al Barça en su reclamación de poder inscribir a un jugador ante una lesión de larga duración. Aquí hay dos problemas. Que España y su Federación van por libre; no hay ninguna otra en la que se permita fichar en caso de lesión grave, ni en la Bundesliga, ni en la Premier, el Calcio... La Liga es un caso único. Así que entra dentro de la lógica que la RFEF tampoco se tire al río defendiendo al Barça de manera quijotesca porque la FIFA podría incluso amenazar con vetar a la selección española de torneos internacionales. Ojito.

El segundo es que el Barça tampoco está dispuesto a quemar sus naves: “Riesgo cero” es la frase más repetida en las oficinas del Camp Nou, porque, aunque la FIFA sea ahora mismo un edificio en peligro de derribo, siguen temiendo que la maquinaria burocrática les aplaste. Hablando en plata: Que les sancionen con otra ventana sin fichar. Así que la decisión del club azulgrana de presentar ‘batalla’ a la FIFA no es más que un escarceo para poder decir, dentro de ocho meses, cuando el TAS presumiblemente falle a su favor, que tenían razón; la victoria moral.

Arda Turan y Luis Enrique, durante un entrenamiento del Barça (EFE)
Arda Turan y Luis Enrique, durante un entrenamiento del Barça (EFE)

A todo esto, Luis Enrique ya ha sido informado por parte del club que no solamente no confían en que pueda contar con Arda Turan próximamente, sino que tampoco lo tendrá para el primer partido de enero, nada menos que un derbi. Dentro de los oxidados y monumentales engranajes de la FIFA, está el de respetar las fiestas de guardar. Y el primer partido del Barça, el fin de semana del dos o tres de enero en Cornellà ante el Espanyol cae en fin de semana, el día uno no se trabaja y no será hasta el día cuatro cuando haya alguien en oficinas que selle y tramite. Bienvenidos al fútbol del siglo XXI.

El Barça, en fin, está en su papel de hacerse el ofendido por no poder inscribir a Turan y también ante la sanción de los 37 niños de La Masia que no pueden competir siquiera, pero no se atreve a proclamarlo a los cuatro vientos ni a llegar hasta el final por temor a las consecuencias. La FIFA puede estar tocada, pero no hundida, y en la RFEF saben que no tendrán un fiel aliado, al estilo Sancho para el Quijote.

Tribuna