​McGregor, Mayweather, Pacquiao... Por qué la lucha es un negocio (menos en España)
  1. Deportes
  2. Tribuna
José María Stampa Jost

Tribuna

Por

​McGregor, Mayweather, Pacquiao... Por qué la lucha es un negocio (menos en España)

La generación actual de boxeadores en España es increíble, pero el problema son los medios y falta modernizar este deporte como han hecho en Inglaterra o Estados Unidos

placeholder Foto: Imagen del combate de Conor McGregor contra Eddie Alvarez. (EFE)
Imagen del combate de Conor McGregor contra Eddie Alvarez. (EFE)

La lucha es un deporte que ha existido desde el comienzo de los tiempos. El boxeo, el deporte de contacto más popular de la historia, ya estaba incluido en los Juegos Olímpicos en la antigua Grecia. En los últimos años ha saltado a la fama una modalidad denominada artes marciales mixtas, una modalidad de lucha que combina deportes como el boxeo, muay thai, jiu jitsu… Es posible que muchos lectores desconozcan esta modalidad, pero si menciono al luchador más mediático del momento, seguro que sitúan a este 'nuevo' estilo de lucha. Me refiero a Conor 'The Notorious' McGregor, el primer luchador de UFC en coronarse campeón en dos pesos simultáneamente.

Foto: En la imagen, Conor McGregor (Reuters)

El negocio y la lucha siempre han ido de la mano, especialmente en las dos modalidades anteriormente mencionadas. El mejor y más reciente ejemplo, fue el combate entre Floyd Mayweather y Manny Pacquiao, seguido tanto por amantes como desconocedores del boxeo. El combate más visto de la historia, contó con 4,4 millones de compras en la modalidad de pago por visión (PPV), con un coste de 90 o 100 dólares para verlo en HD en Estados Unidos. Creo que no hace falta hacer números para darse cuenta de la magnitud de este negocio. A esto hay que sumarle el precio de las entradas, la reventa, las apuestas, los alojamientos...

Se estima que este combate generó alrededor de 1.000 millones de dólares en Las Vegas. Sin embargo, en España es considerado un deporte minoritario. Mayweather se sitúo como el deportista mejor pagado ese año. ¿Adivinan quién fue el número 2? Su rival, el senador filipino Manny Pacquiao, por delante de Cristiano Ronaldo, Messi, Federer, LeBron James…

Gran Bretaña siempre ha tenido gran aceptación para los deportes de contacto y actualmente está viviendo un auténtico boom en el boxeo. La nueva generación de boxeadores de primer nivel, el increíble trabajo promocional de la empresa Matchroom encabezada por Eddie Hearn y la gran aceptación de las cadenas de televisión y aficionados, han propiciado un ambiente perfecto, para crear un paraíso boxístico a nivel mundial. Los números hablan por sí solos. La revancha entre Carl Froch y George Groves supuso el aforo del estadio de Wembley. Sí, me refiero al inmenso estadio dónde se jugó el Inglaterra vs España hace unos días. Anthony Joshua, oro olímpico en Londres 2012 y actual campeón del mundo del peso pesado, es la gran sensación del boxeo inglés. Cuando disputó el campeonato británico en el O2 Arena de Londres, se vendieron las 20.000 entradas en tan solo seis horas. Ahora es el campeón del mundo, supongo que se pueden imaginar la situación actual para conseguir verle en directo.

El pasado sábado 12 de noviembre, el mediático luchador Conor McGregor se proclamó el primer campeón de UFC en dos pesos simultáneamente. Este joven irlandés está arrasando mediáticamente por todo el mundo. Ha conseguido 1,6 millones de ventas por PPV en Estados Unidos. Es la cuarta vez que un combate de 'The Notorious' supera el millón de ventas, anteriormente contra Jose Aldo y los dos combates ante Nate Diaz. Forbes ya ha incluido a McGregor entre los deportistas mejor pagados y la UFC ha sido vendida por 4.000 millones de dólares. Esto supone que el valor de la UFC es superior al Real Madrid, FC Barcelona o los New York Yankees.

¿Cuál es la situación en España?

La generación actual de boxeadores en España es increíble. Increíblemente buena. Hay varios boxeadores con nivel para llegar a lo más alto en este deporte. El problema en España es otro. El problema son los medios y me arriesgo a decir que falta modernizar en este deporte. La televisión sigue sin mostrar interés y todavía hay pocos patrocinadores. Cuando hablo de la modernización me refiero al marketing, al arte de vender el combate. Hay que seguir los pasos que utilizan en Estados Unidos o Inglaterra, hay que hacer más ruido. Los grandes combates suelen tener ruedas de prensa que calientan el ambiente y programas que te enseñan el día a día de los luchadores: sus hábitos, sus entrenamientos, la dieta que siguen… Este tipo de acciones son las que crean afición y que UFC ha sabido llevar a la perfección.

Un claro ejemplo para demostrar la posibilidad de hacer grandes eventos en España, fue precisamente lo que pasó el pasado sábado 12 de noviembre en Bilbao. La atracción principal fue el campeonato de España disputado entre el boxeador más mediático de los últimos años, Javier García Roche 'El Rey Chatarrero' y Antonio 'El Chato' Benítez. Roche, querido por muchos y odiado por otros tantos, es el auténtico rey del marketing en España. Logró atraer a 9.000 personas para verle ganar por KO en el décimo y último asalto, y de este modo colgar los guantes como monarca nacional del peso superwelter. No es la primera vez que Roche consigue una hazaña así. Cuando se enfrentó a Roberto Santos, el aforo completo dejó a miles de aficionados fuera del pabellón.

Foto: Isaac Real 'Chaca', durante un combate.

Jack Dempsey, Joe Louis, Sugar Ray Robinson, Muhammad Ali y Mike Tyson son algunos de los protagonistas de las generaciones pasadas, que paralizaban ciudades enteras para verles dentro de un cuadrilátero. Hoy en día el negocio de la lucha sigue vivo, posiblemente más vivo que nunca. Muchos aficionados se enganchan debido a la adrenalina y la tensión única, que se vive este tipo de deportes, deportes muy nobles, por cierto. La arrogancia previa a los combates es una herramienta más de venta. La humildad y el respeto aparecen cuando el combate termina. Nadie está obligado a enfundarse unos guantes, los luchadores lo hacen para cumplir un suelo que solo ellos ven.

Aprovecho estas líneas para mandar mi apoyo a Saúl Tejada y Antonio Benítez.

Conor McGregor Manny Pacquiao Floyd Mayweather Saúl Tejada New York Yankees Mike Tyson Apuestas