LA ELA NO LE IMPIDE 'SENTARSE' EN 4 BANQUILLOS

El cumpleaños de Carlos Matallanas (36) y por qué le van a seguir muchos más

Este martes cumple 36 años Carlos Matallanas, compañero de El Confidencial y enfermo de ELA que sigue luchando para tratar de remontar este partido que se ha puesto tan cuesta arriba

Foto: Carlos Matallanas, en su cama del Puerto de Santa María.
Carlos Matallanas, en su cama del Puerto de Santa María.

“Son 36 años de un campeón. Todos los cumpleaños son dignos de celebración, los de Carlos son un combate que él alarga”. José Antonio Martín Otín 'Petón' es exfutbolista, tertuliano balompédico y escritor. Su próxima obra se titula '¿Quién dijo rendirse?' y se publicará dentro de 30 días, justo cuando su protagonista, Carlos Matallanas, tenga 36 años y un mes. En ese momento, muchos lectores tendrán la posibilidad de sentir más de cerca el enfoque y la pasión con la que 'Mata' vive el fútbol, y la vida.

Este martes cumple 36 primaveras Carlos, el primero que celebrará en su cama, bajo la ventana de su habitación. No saldrá de su casa del Puerto aunque sentirá el calor de mucha gente, tanto conocida como desconocida. Para la ELA será uno más: aseo, fisioterapia, respiración asistida y las pupilas para escribir en un ordenador que se ha convertido desde hace meses en la única vía de comunicación con su mujer —Marta—, familia y amigos.

Una cartera de cuatro equipos

Pupilas también para seguir dando rienda suelta a su incombustible pasión por el deporte y, más concretamente, el fútbol. Siempre ha sido un analista del que, hasta hace poco, habían disfrutado los vestuarios por los que ha pasado, los lectores de El Confidencial y también los del diario 'As'. Ahora ya no escribe en ningún periódico, pero de su conocimiento se aprovechan los cadetes del Villarreal, el Móstoles, el Cádiz B y el Atlético de Madrid. Desde su cama, es una especie de 'ojo de Sauron' que todo lo ve y procesa una información que despacha masticada a estos cuatro equipos. Algún apunte del Mono Burgos para el partido de Champions de esta noche, ante el Leicester, procederá de Cádiz.

[¿Quiere realizar una donación a Fundela?]

“Carlos es un tipo de valores, en el fútbol y en la vida. Tiene una visión apasionada del fútbol. Es como una relación de pareja y así lo entiende, con una entrega máxima. Exprime el fútbol. Da mucho al fútbol y también exige mucho de él”, señala Petón sobre el personaje de un libro que verá la luz el 18 de mayo. Petón ha sido la persona con la que más ha hablado Carlos en los últimos meses, “me tiraba todas las tardes hablando con él sobre la vida y el fútbol como eje de subsistencia. Charlas en las que mi interlocutor me hablaba con la pupila... Solo eso ya dice lo suficiente de la importancia de lo que hace. Tiene temple y coraje, Carlos va a pasar a la historia”.

“La vida de este tío es emoción”

Carlos y Fernando, la portada del libro que saldrá en un mes.
Carlos y Fernando, la portada del libro que saldrá en un mes.

En el libro, “hay relatos en los que se llega a la máxima expresión, como el del vestuario en Fuenlabrada cuando juega su último partido y tiene la mirada fija en la pared, sentado, con las medias bajadas y las espinilleras en las manos”, relata. Este pasaje dibuja al futbolista que es expulsado antes de tiempo de un partido… La de Carlos es una manera cruel de llevarse una tarjeta roja injusta. Sin hacer nada, pero él no protesta de los árbitros y se adapta a la nueva realidad. “Es un libro en el que las emociones se multiplican. Cada secuencia de la vida de este tío es pura emoción”.

Cuando se publique, Carlos tendrá un mes más de vida, que así dicho no parece nada, pero es mucho. Y más recordando que el pasado otoño nos contó que en verano estuvo cerca de la despedida. Con todo lo que queda por gritar y seguir sumando donaciones a la ciencia para que en algún laboratorio del mundo se descubra una cura para la ELA. La recaudación del libro será importante para continuar gritando desde su cama portuense.

La pasión, la clave

Dice Petón que “los tíos que más han vivido con ELA son los que tienen una pasión, los que no se rinden. Hawking porque tiene una misión de explicar a la sociedad algo que él solo ve. También le ocurrió algo parecido a Joaquín Costa con su pasión por España. Carlos tiene una pasión que es el fútbol, siendo analista, con la pupila”. La misma herramienta con que otro apasionado, Jason Becker, ha compuesto algún que otro disco de rock (otra pasión de Carlos).

'¿Quien dijo rendirse?'.
'¿Quien dijo rendirse?'.

Con ELA jugó un año en Tercera y se sacó el Nivel I de entrenador, y con ELA toca las puertas de cuatro vestuarios muy variados: desde uno lleno de canteranos a otro que se juega una Champions, pasando por el del fútbol más modesto.

Aunque no todo es fútbol: algún minuto del día también va para otros deportes. Porque los valores sobre los que camina también los ve en otras disciplinas de las que disfruta y analiza. Desde hace poco, sabe un poquito más de golf, gracias a Sergio García, como hace años aprendió más de Fórmula 1 de la mano de Fernando Alonso. También recientemente se interesó por el rugby y lo que este deporte desprendía. Charlando con él sobre los valores románticos que aún conservaba el deporte del melón, más o menos, me vino a decir que antes, en el fútbol, había el mismo respeto que hay en el rugby… y en algún momento la popularidad torció esas bases que en Carlos se mantienen intactas. '¿Quién dijo rendirse?' es una proclamación precisamente de esos valores que, gracias a este libro, permanecerán para siempre. “Es mi puto ídolo. Muchas felicidades”.

¡Felicidades Mata!

PD: si alguien quiere regalarle (a él y a todos los enfermos de ELA) vida y esperanza, se puede realizar una aportación a Fundela.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios