"No lean nunca El Confidencial" y los 40 meses de 'condena' del Real Madrid

En El Confidencial queríamos repasar el hecho deportivo más avergonzante del año, pero pasamos más vergüenza cada vez que contamos que el mejor club del mundo veta a medios de comunicación

Foto: Florentino Pérez en la reciente comida de Navidad del Real Madrid. (EFE)
Florentino Pérez en la reciente comida de Navidad del Real Madrid. (EFE)

- "¿Y por qué no vais al Bernabéu vosotros?".
- "(Pausa) Estamos vetados".
- "¿Y eso?".
- "Mmmm... no les gustarán las críticas o que la gente no opine como ellos. La verdad es que nunca nos han dado una explicación racional más allá de "es que no hay sitio". Algo que no se creen ni los propios trabajadores del Real Madrid, quienes también lo dicen con cierto tono avergonzado".

Estábamos repasando en la redacción cuál es el acto deportivo que más vergüenza ajena nos ha causado en 2017 y a la mente se viene el volantazo de Vettel a Hamilton en Baku, más propio de un conductor ebrio que de un clase mundial y embajador de Ferrari; el gesto tanto de Messi como de Cristiano Ronaldo a la grada del Bernabéu y Camp Nou, respectivamente, mostrando su nombre en la camiseta de hace meses (sabiendo lo que ambos representan y que el fútbol es un deporte de equipo); los comportamientos violentos de ultras en nombre del fútbol -como los recientes en Anoeta del Zenit-; las peleas entre dos rivales en el césped; el puñetazo de un compañero de vestuario a otro (Portis a Mirotic)... Estos episodios, cuando se han tenido que explicar a gente ajena al deporte, han provocado vergüenza y malestar porque en esos momentos no han representado unos valores atractivos y modélicos para la sociedad. A pesar de ello, por cercanía, hay algo que me ha generado más vergüenza cada vez que he tenido que dar una explicación: ¿por qué el Real Madrid, mejor equipo del mundo y del siglo XX, veta a El Confidencial? En la época en la que estamos no se puede defender a quien veta a un medio de comunicación porque le dé la real gana. En ese momento, lo de los valores del madridismo (y del deporte) no hay por donde agarrarlos.

Email de diciembre de 2014, un par de meses después de que comenzara el veto a El Confidencial.
Email de diciembre de 2014, un par de meses después de que comenzara el veto a El Confidencial.

Una condena de 40 meses

La imagen de arriba muestra un email de contestación de diciembre de 2014 tras solicitar un pase de prensa al Real Madrid - Cornellá de Copa del Rey. Por lo ridículo del mismo, lo guardé en la bandeja de entrada. Llevábamos estando acreditados al Santiago Bernabéu y cualquier partido del algún equipo del Real Madrid desde siempre (baloncesto, Valdebebas o fútbol) en El Confidencial, pero de repente, algo no gustó a quien manda ahí arriba. Fue la primera negativa por email de más que llegarían. Antes (y después) se sucederían muchas llamadas telefónicas al departamento de prensa sabiendo ambas partes, antes de comenzar a hablar, cuál iba a ser el desenlace. ¿Sabéis el tono de alguien cuando echa una mentirijilla? Pues así sucedía al principio. Lo pasaban peor los compañeros de prensa del Madrid contando el argumento de "es que no hay sitio" (que no se creía nadie) que nosotros escuchando. Hasta que al final, para no pasarlo mal, había veces que decíamos, "lo de siempre, ¿no?", y me contestaba alguno: "Sí... ya sabes... no depende de nosotros".

A finales de este diciembre cumpliremos una 'condena' de 40 meses, la cual comenzó en septiembre de 2014. En todo este tiempo nuestro ritmo de publicación de informaciones sobre el equipo de Chamartín no ha disminuido gracias a los contactos mantenidos dentro del club. El señorío del Madrid, en este sentido,quizás...

Quizás estáis pensando que de todo esto tiene la culpa Florentino Pérez. Sí, y cuando hace dos años y medio le pude estrechar la mano y pedir explicaciones con la bandera blanca en mano en son de paz sacó el capote como buen torero y me despachó como a un chupito... como a un chupito de ron Cacique. Sin dar ningún razonamiento, uno piensa que el motivo estuvo con el cambio en la sección cuando se fue el compañero José Félix Díaz por Enrique Marín. Con el tiempo, al parecer las críticas hacia el Real Madrid no es lo que más escuece al presidente blanco, sino las noticias sobre ACS y su mundo empresarial de otras secciones del periódico.

La recomendación 'mágica' de Calderón

Ninguna crítica justifica que a las puertas de 2018 una persona (o las que sean) que trabaja para el Real Madrid vete a un medio de comunicación (en este caso con más de 1,5 millones de usuarios únicos al día). Este proceder da una idea del 'modus operandi' que impera en el club: o conmigo o contra mí. Los valores del madridismo bebidos en otro chupito de ron, Cacique. Afortunadamente, en este medio contamos con fuentes en la directiva y el vestuario que no piensa de este modo y nos informan de la actualidad del club para brindárselo a nuestros lectores.

En una Asamblea de socios, un día al expresidente Ramón Calderón se le ocurrió decir "no lean nunca El Confidencial" y fue la mejor publicidad que ha recibido esta sección nunca. Ojalá alguien de la actual directiva del Real Madrid pronuncie una frase similar en público para experimentar parte de la vergüenza -por el club, no por nosotros- que pasamos al decir que el Real Madrid nos tiene vetados. No es algo de lo que nadie pueda estar orgulloso ahí dentro.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios