¿Es normal que Nacho sea el jugador más regular del Real Madrid?

Desde que empezó la temporada, en el Madrid ha pasado de todo y no mucho bueno, gran parte de la plantilla ha pasado por malos momentos, pero no Nacho, que siempre rinde al máximo

Foto: Nacho es un seguro de vida en el Madrid. (Reuters)
Nacho es un seguro de vida en el Madrid. (Reuters)

En mis años de prepubertad, veía el fútbol con la emoción con la que vive un niño los partidos a esas tempranas edades. Mientras en mi casa mi padre prestaba atención a la pantalla desde la incómoda tranquilidad del sofá, yo cogía una pelota de plástico, pequeña, de estas que tiraban desde las carrozas en el Entierro de la Sardina de Murcia, y empezaba a jugar una final en la que yo mismo representaba a todos los equipos. El estadio era el mismo salón y los espectadores eran mi padre y mis hermanas y mi madre cuando aparecían de improviso preguntando cuánto quedaba.

Veía los encuentros de refilón, los del Real Madrid, Barcelona, Real Murcia, selección... celebraba cuando tocaba y me entristecía en los momentos indicados para ello, pero yo me centraba en mi partido, en mi final. En esas miradas de soslayo que echaba a la tele, cuando jugaba el Madrid siempre solía ver a los mismos, Raúl, Suker, Redondo, Roberto Carlos, con Illgner bajo palos y Hierro tirando los penaltis. Y a veces jugaba uno de melena fina y castaña, como Redondo, pero con cara de crío pillo. Era Guti. "Ese es buenísimo", decía mi padre cuando lo ponían. Pero nunca empezaba los partidos, salía luego un rato, hacía sus cosas y mi padre sonreía, muy merengue él. Pero nunca jugaba, pero siempre jugaba.

"¿Si es tan bueno, por qué no juega?", me inquiría a mí mismo. Estoy a punto de entrar en la treintena y a veces me encuentro a mí mismo preguntándome lo mismo, como una cuestión retórica sin una respuesta, sin ni siquiera necesitarla. Ahora no hablo conmigo mismo de Guti, sino de Nacho. ¿Si es tan bueno, por qué no juega más? Porque es buenísimo, excelente. Como humano que es, ha habido algunas ocasiones en las que ha errado, ha perdido la posición, o un salto o una carrera, pero su rendimiento es constante, como un objeto deslizándose por el espacio exterior. No le recuerdo una lesión digna de un parte médico, ni una mala cara a un entrenador porque no le hacía jugar todo lo que se merecía. Y cuando le ponen, juega y siempre lo hace, como mínimo, bien. Quizás se nota un poco más ante la falta de un central infalible...

Todo el mundo quiere a Nacho. (Reuters)
Todo el mundo quiere a Nacho. (Reuters)

Por qué Guti no era indiscutible lo entendí con el tiempo, con ver muchos partidos. Guti no jugaba siempre porque era más inconsistente que un flan, pero siempre acababa jugando con todos los entrenadores ya que, por mucho que menees un flan y tiemble y tiemble, siempre permanece erguido. El '14' podía completar un partido con un gran gol, dos asistencias y una roja. Poseía, sin embargo, tanta calidad en su pie izquierdo que a todos sus técnicos les acababa mereciendo la pena ponerlo de vez en cuando (nunca nadie lo puso siempre) para que hiciera el delantero más feliz del mundo a Ronaldo. Y a Morientes y Van Nistelrooy y hasta a Benzema, que aún llora de emoción al recordar aquel lujoso obsequio de Riazor.

Guti nunca fue regular, Nacho sí. Pero Nacho no juega. Miento, sí juega. Es el segundo jugador más utilizado por Zidane. Y sin embargo, la verdad es que si estuvieran siempre todos sanos, Nacho empezaría siempre en el banquillo, como hizo en las tres finales de Copa de Europa que ha ganado el canterano. Es un repuesto, el mejor repuesto, pero no pasa de ser eso. Si no están otros, juega, si están, al banco. Le dijeron muchísimas voces que no fuera tonto, que cogiera la puerta, que mira lo bien que le va a Morata, que qué haces ahí esperando a que se lesione Varane o expulsen a Ramos, que vas a ser un suplente eterno. Es madridista y mientras juegue de vez en cuando (y cada vez más de vez en cuando), él es feliz de ayudar al equipo que lleva en las venas.

Ahora yo me repregunto, ya sentado, sin darle patadicas a la pelotica, ¿es normal que sea el mejor del Madrid? Entiéndase ese "mejor". No es el que más calidad tiene, ni el que más destaca ni el más guapo, solo que hace lo que tiene que hacer día sí y día también, sin excusas. De la generación de Suker pasamos a la de Cristiano y Ramos, y ninguno de estos es como Nacho, no este año, no cuando nadie de la plantilla parece dispuesto a asumir un papel predominante, de líder absoluto que tire para adelante con lo que hay. No es ese el papel de Nacho ni lo hará, en realidad. Solo sirve de ejemplo a seguir, de hombre de club que ni da una voz ni hace un mal partido. Y de esto podrían aprender unos cuantos...

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios