LaLiga Santander: La Liga no es suficiente: hay que humillar al Real Madrid. Blogs de Tribuna

La Liga no es suficiente: hay que humillar al Real Madrid

Los aficionados culés se preguntan si resulta más apetecible ganar la Liga antes del Clásico para que los jugadores del Madrid tengan que hacer el pasillo o ganarla precisamente en ese partido

Foto: El 7 de mayo de 2008, los jugadores del Barcelona hicieron el pasillo los del Real Madrid por su título de Liga. (Reuters)
El 7 de mayo de 2008, los jugadores del Barcelona hicieron el pasillo los del Real Madrid por su título de Liga. (Reuters)

Con 11 puntos de ventaja sobre el Atlético y 15 por delante del Real Madrid a falta de nueve jornadas para que termine la Liga es de lo más lógico que los aficionados culés comiencen a hacer cuentas para ver cuándo pueden cantar el alirón. Y ya hay una opción que sobresale por encima de los demás, aunque hay división de opiniones si se atiende a las tertulias y medios de comunicación afines al Barça. A saber: ¿resulta más apetecible ganar el campeonato antes del Clásico para que los jugadores del Madrid tengan que hacer el pasillo o ganar el título precisamente en ese partido? La Liga en sí no parece suficiente si existe la posibilidad de humillar al rival de toda la vida, es la sensación que se respira en la Ciudad Condal.

Quedan seis jornadas para que se dispute en el Camp Nou el Barça-Real Madrid. Será en la antepenúltima jornada y como evidentemente se da por hecho que los de Valverde serán campeones, ahora la atención se ha desviado a cuándo molaría más serlo y en qué circunstancias. La derrota del Atleti frente al Villarreal ha enterrado definitivamente el histórico pesimismo azulgrana abonado al “bueno, bueno, cualquier cosa es posible”. Ya no es que el Barça sea el único que pueda perder la Liga, es que la tendrían que tirar, vaya. Y aunque el calendario marque que tienen que viajar a Sevilla o recibir al Valencia y el Villarreal antes del Clásico, la tranquilidad es casi absoluta teniendo en cuenta que en 29 jornadas los de Valverde aún no conocen la derrota y que sus perseguidores no son ni mucho menos fiables.

El FC Barcelona aventaja en 11 puntos al Atlético de Madrid y en 15 al Real Madrid a falta de nueve jornadas. (Reuters).
El FC Barcelona aventaja en 11 puntos al Atlético de Madrid y en 15 al Real Madrid a falta de nueve jornadas. (Reuters).

Con la posibilidad de conseguir el triplete, hay que ponerle ‘chicha’ al título de Liga para que sepa aún mejor. Ni la amplia ventaja ni el hecho de que sería la séptima de las diez últimas temporadas —-lo que habla elocuentemente sobre la superioridad del club catalán— parecen suficiente. El aliciente se ha encontrado enseguida con el Clásico del primer fin de semana de mayo en el horizonte. Y lo que tradicionalmente servía para rendir honores al campeón se considera como un acto, y una ocasión inmejorable, para humillar al Madrid. No es edificante, pero no nos engañemos ni nos rasguemos las vestiduras. Esto no lo ha inventado el Barcelona ni viene de ahora.

El último pasillo lo hizo el Barça

La última vez que hubo pasillo en un Clásico fue el 7 de mayo del 2008. El Real Madrid había logrado el título una jornada antes tras vencer a Osasuna y el Barça de Rijkaard estaba en plena descomposición. El madridismo se relamió viendo a los azulgranas en formación en el Bernabéu y la fiesta se completó con un 4-1 y un equipo culé fantasmagórico del que se habían borrado Ronaldinho y Eto’o, pero no Messi, que fue uno de los que hizo fila y aplaudió.

Han pasado diez años y aquella imagen aún escuece al barcelonismo porque además la han tenido que ver unas cuantas veces. Como tanto se ha recalcado desde el propio club, el altavoz mediático del Madrid tiene más potencia y son muchos los aficionados culés que sueñan con celebrar la Liga ante el máximo rival y poder borrar así de su memoria aquel día de mayo de hace una década. No hay consenso sobre si es mejor el pasillo o ganar el mismo día el partido y el título, pero sí en que sin duda sería el encuentro ideal, el broche perfecto a la espera de lo que depare la Champions y la final de Copa.

Antes de echarse las manos a la cabeza y clamar por la deportividad y las buenas costumbres, piensen. Si fuera el Barça el que tuviera que hacer el pasillo, ¿qué? O siendo del Atlético, ¿qué tal sienta visualizar al Madrid aplaudiendo? O si es usted del Sevilla, ¿qué, el Betis? O el Celta y el Depor. Se llama rivalidad, en fin.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
27 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios