El 'plan B' del director técnico del equipo español femenino de alpinismo

Marc Subirana alegó que Mariona Aubert, excluida del equipo nacional, no cumplía los requisitos de edad y tenía problemas de carácter, excusas peregrinas para dejar fuera a la alpinista española

Foto: Mariona Aubert trepando por roca.
Mariona Aubert trepando por roca.
Autor
Tiempo de lectura3 min

Desde hace unos meses es habitual oír de la existencia de planes B, C, D… En especial entre los responsables del gobierno y las instituciones catalanas. Quizá contagiado por ese ambiente, el director técnico del equipo femenino español de alpinismo (EFA), con sede en Barcelona, ha puesto en marcha su particular plan B. ¿En qué consiste? Primero necesitas a alguien que se preste, quién mejor que el director de una revista especializada. Él, con sus preguntas, te dará el pase para que el interesado –en este caso el director técnico– pueda insinuar que "alguien ha matado a alguien”, así como en plan Gila.

Situemos al lector. El pasado 14 de marzo, El Confidencial publicó una crónica informando de la denuncia que una de las aspirantes a formar parte del equipo femenino español de alpinismo había enviado, sin obtener respuesta, al Consejo Superior de Deportes (CSD). Al día siguiente se reunió la directiva de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (Fedme) y el señor Joan Garrigós, presidente de la federación, pidió, con buen criterio, explicaciones sobre el contenido de la denuncia de El Confidencial. Suponemos que se dio por satisfecho porque no hubo más. Le explicaron que era un problema de edad. Desconocemos si le dijeron al señor Garrigós que dos de las seleccionadas para el EFA superan la edad máxima. Tienen 32 años y el tope está en 30.

Hay algo que no quieren entender algunos responsables federativos empeñados en justificar lo injustificable, atacando 'el carácter' de Mariona Aubert. Así se llama la alpinista –única mujer en servicio de rescate de los Greim de la Guardia Civil– que osó alzar la voz y quejarse ante lo que consideró una injusticia.

Mariona Aubert en una pared de hielo.
Mariona Aubert en una pared de hielo.

¿Qué denunciaba El Confidencial? Que cuando se maneja dinero público no puedes ser subjetivo. Que cuando se está en un proceso de selección, es el mérito y la capacidad lo que cuenta y eso se objetiva con un sistema de pruebas. Que si valoras el carácter de una persona tienes que hacerlo también de manera objetiva. Esto es lo que no quieren entender en la Fedme, y debería hacérselo entender el CSD. Al contrario, el director técnico insinúa, con la complicidad del director especializado, un carácter complicado en la señora Aubert para justificar su no selección.

En 2017, el señor Marc Subirana se presentó al curso de formación para guía de alta montaña. Según hemos podido saber, le convalidaron las pruebas de acceso porque, al ser el director técnico del equipo femenino español de alpinismo, le consideraron deportista de alto nivel. ¿Por qué necesitó que se las convalidasen? El Confidencial ha podido saber que en al menos en tres intentos anteriores no consiguió superar las pruebas de acceso. El señor Subirana hizo la formación, pero suspendió. Ese mismo año, la señora Aubert aprobó por méritos propios. Debía estar de mejor carácter a juicio de los examinadores.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios