Florentino amortigua el golpe: del dolor de cabeza de Cristiano al ginseng de Mariano

Más vale Mariano que nada y mejor dormirá Lopetegui. Se puede hablar de remontada en la ilusión de una afición que estaba fría por la pereza de Florentino para sacar los cañones

Foto: Florentino Pérez, en el palco del estadio Santiago Bernabéu. (EFE)
Florentino Pérez, en el palco del estadio Santiago Bernabéu. (EFE)

Imagino a Florentino Pérez sentado en su despacho levantando los brazos para celebrar su último pequeño triunfo en el mercado de fichajes. Cuando menos, amortigua el golpe que supuso la venta de Cristiano Ronaldo a la Juventus. Más vale Mariano que nada y algo mejor dormirá a partir de ahora Julen Lopetegui. Incluso se puede hablar de ligera remontada en la ilusion de una afición, que estaba fría y mosqueada por la pereza de su presidente para sacar los cañones este verano.

Florentino ha estirado el mercado hasta conseguir meter en la caja los 100 millones de euros de Cristiano y se gasta poco más de 20 millones en Mariano. El saldo positivo de los 80 millones queda en la saneada tesorería para emplearlo en un futuro fichaje —se hace ya pesado el culebrón Neymar— o quién sabe si en las obras de remodelación del Bernabéu. Un triunfo desde el punto de vista florentinista, porque no solo consigue fichar a un delantero que es madridista, tiene gol y asume la suplencia. También rebaja la masa salarial, porque pasa de los 23 millones de euros netos del portugués a los cuatro millones que cobrará el español de origen dominicano.

Aquí el que se ha salido con la suya es Florentino, porque se ha quitado el dolor de cabeza que le daba Cristiano y ha traído al ginseng de Mariano. El remedio a los males de los goles que se presume que tendrá el Real Madrid está en el fichaje de Mariano y la conciencia que ha tomado la plantilla para ser un equipo más solidario y menos egoísta que cuando estaba el acaparador del portugués. Lo comentan de puertas para adentro y de vez en cuando se le escapa a algún futbolista. Sergio Ramos, por ejemplo, cuando asume que él ahora tira los penaltis y reconoce que está bien ceder alguno a Benzema porque “hay que tener compañerismo”.

Cayó la ganga

Como no había otro Cristiano Ronaldo en el mercado ni alguno que le pisara los talones, la estrategia en el Real Madrid pasaba por encontrar una ganga por la que mereciera la pena abrir la caja fuerte y sacar unos pocos millones para hacer el gasto. Florentino nunca ha estado por la labor de despilfarrar el dinero, porque consideraba que si no podía fichar a una estrella tampoco iba a pagar 100 millones o más por una estrellita. Descartado Rodrigo Moreno por tener precio de joya cuando se le ve como bisutería, se ha presentado casi sobre la bocina del mercado veraniego el chollo de Mariano.

El Real Madrid no se sale de la línea marcada e incorpora a la plantilla de Julen Lopetegui un delantero suplente 'top'. Mariano no llega para entrar en el once de gala porque para eso ya están primero Benzema, Bale y Marco Asensio, que por cierto no lo están haciendo nada mal y tiene buena pinta este tridente que ha surgido del poscristianismo. Mariano aterriza para cubrir las necesidades o carencias que tenga el equipo en la faceta goleadora durante diferentes fases de la temporada. Hay que verle más como un buen e interesante revulsivo que como un primer espada. "Bienvenido, Mariano", dice un triunfal Florentino.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios