Aplauso al Villarreal pero, ¿qué hacemos cuando las muertes son de mujeres?

El fútbol no está para arreglar los problemas de la sociedad, pero puede ser una potentísima herramienta para visibilizarlos. El Villarreal lo hizo en San Mamés con un brazalete negro

Foto: Los jugadores del Villarreal lucieron un brazalete negro en su partido contra el Athletic Club en San Mamés. (EFE)
Los jugadores del Villarreal lucieron un brazalete negro en su partido contra el Athletic Club en San Mamés. (EFE)

Nerea y Martina tenían tres y seis años y fueron asesinadas el martes en Castellón por su padre Ricardo, que utilizó un arma blanca para hacerlo. Es decir, un arma punzante. Su expareja, Itziar, había solicitado el pasado febrero medidas de protección tanto para ella como para sus hijas. El fiscal respaldó que el hombre no se acercara a menos de 250 metros de ninguna de las tres. Pero la titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Castellón rechazó la petición porque no vio una “situación objetiva de riesgo”. En el mismo juzgado consta un procedimiento previo, también archivado, que se abrió después del aviso de un médico cuando Itziar acudió con un cuadro de crisis de ansiedad. Este miércoles, en San Mamés, los jugadores del Villarreal lucieron brazaletes negros por el asesinato de las dos niñas.

Vaya por delante el aplauso al Villarreal por el gesto. En una sociedad que invisibiliza la violencia machista —ya son 37 las mujeres asesinadas en lo que va de año y sin embargo, según la encuesta del CIS, solo a un 1,9% le preocupa—, salir al campo con un brazalete negro es una manera de poner el foco en un asunto gravísimo. Es positivo que se haga y los demás deberían tomar nota, porque en un mundo tan masculinizado y heteronormativo como el fútbol (no hay un solo jugador que haya declarado públicamente ser homosexual y por una simple cuestión de estadística, los hay), es un gesto que honra a la institución, pero después de aplaudir tengo una pregunta: y si no hubieran sido dos niñas sino dos mujeres las asesinadas en Castellón, ¿también habrían salido a jugar con el brazalete negro?

Y si no hubieran sido dos niñas sino dos mujeres adultas las asesinadas en Castellón, ¿también habrían salido a jugar con el brazalete negro?

Sí. Ya sé que las entrañas se nos remueven más cuando las víctimas son niños. Pero, por favor, dejemos de utilizar la frase de 'víctimas inocentes', porque ¿acaso las mujeres que son asesinadas por hombres no lo son? ¿Qué habían hecho, qué pecado habían cometido para no ser consideradas inocentes? ¿Por qué sus vidas nos importan menos? Acaso Itziar, por ejemplo, ¿no es una víctima inocente?

El partido, por cierto, se disputó en San Mamés, donde también el martes un hombre mató a Maguette Mbeugou, de 25 años. Las dos hijas de la pareja, de dos y cinco años, estuvieron durante 24 horas con el cadáver de su madre mientras su padre huía. El año pasado, el Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde) registró 4.020 víctimas de toda clase de violencia de género a lo largo de 2017, 245 más que en 2016. El Athletic iluminó San Mamés de color lila (como el pasado 25 de noviembre, el Día Internacional Contra la Violencia Machista), además de que en las gradas se pudieron ver algunas pancartas en referencia a lo sucedido.

De las 37 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, según los datos oficiales del Gobierno, nueve lo fueron en la comunidad andaluza. El martes, también el martes, en Maracena (Granada), Nuria fue apuñalada por su expareja en el piso que ambos compartían después de que él dejara al hijo de 11 años de ambos en el colegio. Ayer se disputó el Sevilla-Real Madrid. Tampoco hubo gesto alguno.

Con la popularidad, la fuerza mediática que tiene el fútbol en nuestro país, no estaría mal que un día de estos todos los clubes se pusieran de acuerdo y realizaran una acción conjunta. Algo, una pancarta, un lazo, un brazalete. Algo, todos. El fútbol no está para arreglar los problemas de la sociedad, pero puede ser una potentísima herramienta para visibilizarlos, para concienciar, incluso para educar, que es la clave a largo plazo. Así que por supuesto que el gesto del Villarreal es elogiable, y el único en toda la Liga esta jornada, pero aquí todos podríamos hacer más, mucho más (también los medios de comunicación), y ser conscientes de ello sería un paso en la dirección correcta.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios