Cuando Solari pone de ejemplo a Florentino para tirar del carro y le cuesta hablar de Isco
  1. Deportes
  2. Tribuna
Ulises Sánchez-Flor

Tribuna

Por

Cuando Solari pone de ejemplo a Florentino para tirar del carro y le cuesta hablar de Isco

Para Solari tirar del carro es lo que hace, el primero, Florentino Pérez. Es el ejemplo de lo que es amar el Real Madrid. A Isco y Marco Asensio les recomienda que hablen en la cancha

Foto: Isco controla un balón durante un partido en el estadio Santiago Bernabéu. (Efe)
Isco controla un balón durante un partido en el estadio Santiago Bernabéu. (Efe)

Al agradecido Solari le falta algo más de cariño cuando se refiere a Isco. Y le sobra cuando, sin preguntarle, nombra a Benzema. Luego surgen los celos y nos llevamos las manos a la cabeza. Pero Solari tiene que tener un poquitín más de tacto con Isco porque si no es así alimenta las teorías que dicen que no es el prototipo de futbolista que le enamora. Por su estilo de juego menos directo o porque le ve fuera de forma, sea por una cosa u otra, cuando el técnico argentino ha tenido que jugarse el cargo para pasar de provisional a fijo no ha contado con el malagueño como uno de esos hombres que forman su guardia pretoriana.

La desconfianza sobre su forma física ha sido el motivo por el que Solari mantiene en un segundo plano a un futbolista que era la debilidad del anterior entrenador. Para Lopetegui no había dudas. Isco tenía que jugar aunque no estuviera al ciento por ciento porque marcaba las diferencias en su propuesta de juego. Solari prefiere a otros como Lucas Vázquez.

Foto: Emilio Butragueño, director de relaciones institucionales del Real Madrid. (Efe)

Al nuevo entrenador del Real Madrid se le nota que le incomoda el asunto de Isco. Cuando le preguntaron, antes del partido contra el Eibar, que por qué no lo ha visto para ser titular y, por contra, Luis Enrique le ha hecho jugar enteros los dos partidos de la Selección española –Croacia y Bosnia– , a Solari se le borró la sonrisa de la cara. Trabajar y mejorar. Es lo único a lo que se refiere cuando nombra a Isco. Le falta algún guiño o gesto de complicidad. El que le sobra cuando le preguntan si Luka Modric merece ser el ganador del Balón de Oro y enseguida responde que "sí, fenomenal" y mete en el saco a Varane y Benzema. Al ‘9’, que ni jugó el Mundial. Pero a Solari le ha entrado por los ojos el delantero francés y lo ha hecho de su causa. Con esa facilidad de verbo que le caracteriza le compromete para que asuma el papel de goleador que ha dejado Cristiano Ronaldo. Y Benzema lo acepta porque le ‘mola’ ver que Solari puede ser un nuevo Zidane. Ese cariño y confianza ilimitados que necesita todo jugador, pero que con Isco no existe.

Dudoso encaje

Solari tendrá sus debilidades, como cualquier persona y entrenador. Lo malo es que se noten de una forma descarada y que alguno de sus jugadores se pueda sentir peor o injustamente tratado. A Isco y Marco Asensio les quiere ver tirar del carro en la “cancha”. Hablar en el césped. Demostrarle que tienen la misma ilusión y entusiasmo con la que él ha cogido el cargo de entrenador y la que ve en otros futbolistas –Courtois, Odriozola, Ceballos, Lucas Vázquez y Benzema, como ejemplos más claros–. Isco, sobre todo, será un caso más especial y a seguir en los próximos partidos para comprobar hasta qué punto tiene encaje en el estilo de juego más directo que propone el Madrid de Solari.

En lo que no se descuida ni da puntada sin hilo el entrenador argentino es en el mensaje de club que tiene que calar en el vestuario y que conecta con el palco y la grada. Cuando se le pregunta si entiende que Marco Asensio eluda la responsabilidad porque no es de los más veteranos, dice que en el Real Madrid todos tiran del carro y pone de ejemplo a Florentino Pérez. Porque para Solari tirar del carro es amar al Real Madrid y “hablar en la cancha”. Y que el presidente le haya dado la oportunidad de su vida de ser el entrenador del primer equipo le parece una “hermosa” responsabilidad. Este Solari sabe por dónde pisa y está muy, pero que muy agradecido.

Real Madrid Santiago Hernán Solari Isco Florentino Pérez