La renovación de Valverde es papel mojado

Ernesto Valverde ha decidido firmar un nuevo contrato en el momento en el que llega lo más complicado de la temporada azulgrana, pero si los resultados no llegan esa firma no le salvará

Foto: Valverde renueva por una temporada más. (EFE)
Valverde renueva por una temporada más. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Ernesto Valverde ya ha demostrado como entrenador ser un tipo práctico y el día en el que ha firmado su renovación como técnico azulgrana por una temporada con opción a otra no se ha dejado llevar tampoco por la emoción. “Las intenciones siempre son las mejores, pero sabemos cómo es esto y todo esta marcado por los resultados. El fútbol es tan incierto y caprichoso que estamos sujetos a lo que suceda”, admitió. Es decir, que la renovación es papel mojado en el caso de que no lleguen los títulos.

Será interesante comprobar la firmeza de las convicciones de Bartomeu y su Junta al final de temporada. Porque, empeñados en renovar al técnico, parecen haberse olvidado que la pasada campaña cuando la Roma eliminó al Barça de la Champions se plantearon la continuidad de Valverde unos días antes de disputar la final de la Copa del Rey y con la Liga bien encarrilada. El doblete supo a poco porque además el Real Madrid consiguió su tercera Champions consecutiva. Así que, la cuestión de qué resultados exactamente marcarán el futuro y para qué sirve firmar ahora no es un debate estéril.

El Txingurri ha reconocido también que uno de los factores que ha tenido en cuenta para dar el sí quiero, es la estabilidad. Desde diciembre no había rueda de prensa en la que no le preguntaran por la renovación y, justo ahora, cuando el Barça se enfrenta a un momento crucial de la temporada, no es casualidad que se haya decidido. Después de tres empates consecutivos, dos en Liga y uno en Copa, el conjunto catalán recibe este sábado al Valladolid antes de subir el Everest: Olympique de Lyon, Sevilla, Madrid en Copa y Madrid en Liga.

Y todos, lejos del Camp Nou. En 15 días pueden estar en la final de Copa o eliminados, se juegan los cuartos de la Champions y no alimentar las esperanzas blancas en que el campeonato nacional está abierto. Casi nada. Cerrar la renovación es dar un portazo al ruido, pero el estruendo será mayúsculo si vienen mal dadas.

Valverde cae bien en general al barcelonismo por su talante sereno, pero hay dudas respecto al juego del equipo y ante ellas los buenos resultados serán los únicos que dicten sentencia. La buena sintonía con la plantilla y en especial con Leo Messi también han tenido mucho que ver. El vestuario ve con buenos ojos que continue. Pero ni el dios Messi le salvará si la campaña no es exitosa. Definir ahora qué lo será cuando el año pasado la posibilidad real de un doblete no le resultó suficiente no al señor de tribuna, sino al mismísimo Bartomeu, es misión imposible. En fin, que se mire por donde se mire, nada ha cambiado porque Valverde haya estampado su firma en varios papeles. Aquí manda la pelota.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios