La resistencia es Leo Messi

"Tuve la suerte de disfrutar un año viendo entrenar a Messi y le hemos intentado parar. Mi consejo a los que son del Barça es que lo disfruten, es muy bueno", dijo Rubi, entrenador del Espanyol

Foto: Messi marcó los dos goles de la victoria del Barcelona ante el Espanyol. (EFE)
Messi marcó los dos goles de la victoria del Barcelona ante el Espanyol. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Gerard Piqué se había encargado de calentar el derbi con sus declaraciones en el programa ‘La Resistencia’ y la afición acudió en masa, casi 93.000 espectadores en la segunda mejor entrada de la temporada, pero a la hora de la verdad la papeleta la solucionó el de siempre: Messi. Con él sí que no hay resistencia que valga. Se marchó antes del parón de Liga firmando tres goles y provocando que el Benito Villamarín se levantara a aplaudirle y ha regresado con otros dos en casa. Y eso que tiene molestias por culpa de una pubalgia.

El Espanyol aguantó lo que pudo, 72 minutos, y Rubi cambió incluso el esquema táctico introduciendo a tres centrales. Se lo había estudiado bien el técnico. El Girona, el Betis y el Valladolid le habían jugado al Barça ya con cinco defensas con buenos resultados, explicó tras el encuentro, y la idea no era mala contando además con la colaboración del ritmo indolente con el que los azulgranas afrontaron el derbi, pero al final siempre hay un tal Messi que se inventa algo y acaba con el suspense. Esta vez fue una falta lanzada suavecita al palo izquierdo del portero que Víctor Sánchez remató a puerta y un contragolpe con asistencia de Malcom.

El lanzamiento de falta de Messi para marcar el primer gol del Barcelona-Espanyol. (Reuters)
El lanzamiento de falta de Messi para marcar el primer gol del Barcelona-Espanyol. (Reuters)

"Tuve la suerte de disfrutar un año viendo entrenar a Messi y le hemos intentado parar. Mi consejo a los que son del Barça es que lo disfruten, es muy bueno", dijo Rubi recordando su paso por el banquillo azulgrana como asistente de Tito Vilanova primero y del Tata Martino después. El Espanyol hizo lo que pudo y tejió una telaraña para evitar otra nueva derrota en el Camp Nou, pero Messi tenía otros planes. "Posiblemente los rivales tengan psicosis. Hay cierto nerviosismo cuando Leo tira las faltas. Unos se tiran al suelo, otros van para atrás. Pero que siga esto así, nos va bien”, se felicitó Ernesto Valverde.

Los dos entrenadores son conscientes de que Messi no entiende de corsés, dibujos ni sistemas. Que una cosa es lo que hayan preparado y estudiado y otra la que luego dispone el argentino. Hasta Valverde lo admitió: "No tenía ni idea de cómo iba a tirar la falta. Me encantaría decir que está todo pensado y planificado. No es verdad, no me ha hecho ni caso y ha metido gol".

El Barça va disparado hacia su octavo título de Liga en once años, el Espanyol suma ya 20 encuentros en el campeonato nacional sin ganar un derbi y Messi, que les ha marcado tres goles esta temporada, acumula 41 (31 en Liga) cuando todavía no estamos en abril y lleva diez temporadas consecutivas logrando más de 40. La resistencia, se mire por donde se mire, es él.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios