Cómo el rugby español se inmola dando una 'patada' a la televisión

El enfrentamiento entre federación y clubes provocará, a menos que las cosas cambien en las tres próximas semanas, que la liga de División de Honor comience sin televisión

Foto: la liga masculina de rugby volverá al ostracismo esta temporada si no hay acuerdo entre la federación y los clubes. (EFE)
la liga masculina de rugby volverá al ostracismo esta temporada si no hay acuerdo entre la federación y los clubes. (EFE)

El pasado lunes, un puñal llegó hasta lo más hondo de las entrañas del rugby patrio. No se hicieron esperar las reacciones al comunicado de la Federación Española de Rugby (FER) donde dejaba en suspenso las transmisiones semanales de la liga de División de Honor a raíz de un escrito firmado por diez de los doce clubes de la máxima categoría en los que estos se reservan "el derecho a reclamar e interponer cuantas acciones legales pudiera corresponderles, y en especial con aquellas relacionadas con sus condiciones de participación en la competición de División de Honor derivados de la Reglamentación Audiovisual facilitada por la FER". Aficionados, federaciones, clubes y hasta seleccionadores nacionales quisieron expresar su descontento con la situación crítica del deporte oval.

La mayoría de las opiniones en redes sociales y foros llegaban de manera instantánea a una misma conclusión: que la máxima categoría masculina del rugby patrio no se televise es una 'cagada' se mire por donde se mire y se le dé las vueltas que se le quiera dar. Perjudica a todos los estamentos de este deporte, desde los aficionados hasta los clubes y la federación.

El rugby español queda, por tanto, empantanado en una situación en la que la solución se encuentra en uno de los grandes principios de este deporte: remar todos juntos en una misma dirección, como un equipo, y empujar a la vez para conseguir el bien común. Por tanto, la FER y los clubes están condenados a entenderse (al menos en el aspecto televisivo) si no quieren retroceder varios pasos en el camino recorrido durante los últimos tres años.

Ha llegado el momento de sentarse con la intención de corregir errores, crear un convenio audiovisual y llegar a un entendimiento. Ambas partes han confesado que están dispuestas a reunirse para arreglar este entuerto. Por favor, ¡no vuelvan a mandar al rugby a la cueva!

Si el entendimiento, la cabeza, la responsabilidad y el raciocinio no se dieran para televisar el rugby, la FER asegura que el patrocinio de la marca cervecera destinado a la liga se perdería y no sería 'invertido' en otros proyectos federativos, ya que el contrato está firmado para cubrir el 'naming' y la producción de la liga en televisión. ¿Creen que la situación de un deporte emergente está como para perder a uno de sus grandes patrocinadores?

El próximo día 6 de septiembre, la Asociación de Clubes de la División de Honor de Rugby ha convocado una asamblea extraordinaria para conformar una estrategia audiovisual y nombrar a su presidente. Tan solo ocho días después comenzará la liga con su primera jornada. Esto puede ser una gran piedra de toque para que tanto clubes como FER no dejen caer desde un precipicio el deporte por el que viven y trabajan cada día y para no tirar por la borda años de esfuerzo por hacer crecer el oval en España. La liga televisada, de momento, quedará en 'standby' unos meses a la espera de un acuerdo que debe llegar.

Como periodista que semana a semana lucha desde la radio, prensa y televisión por dar luz a este deporte maravilloso, soy consciente que la televisión es un factor vital de crecimiento del rugby en España. Es el medio más fácil para hacer llegar el balón ovalado a cada casa dentro y fuera de nuestras fronteras. Que cada uno lo medite y haga un ejercicio de responsabilidad.

En estos tres últimos años he vivido en primera persona estos resultados en mi día a día. Por los pasillos de la radio compañeros técnicos me han preguntado dónde podían apuntar a sus hijos a jugar al rugby; los camareros donde siempre almuerzo me preguntan si ha sido ensayo o no un posado en las Terrazas que han visto en el partido de Teledeporte el domingo; los propios compañeros del fútbol se han animado a ver partidos de Copa, Liga y Selección en la televisión y a ir al Central, y luego los han comentado en la redacción mientras otros hablaban de si Messi tenía legañas... Y así en un sinfín de situaciones diarias provocadas por la exposición de partidos de clubes y Selección en la televisión.

Tanto los clubes como la FER coinciden en ambos comunicados en que la difusión del rugby es algo primordial para continuar creciendo como deporte en nuestro país y no volver a caer en un ostracismo vivido años atrás. En estos momentos es necesario sentarse, hablar, debatir. Discutir y hacer propósito de enmienda por el bien común de todos. Toca mirar por el rugby español y eso se consigue con un acuerdo televisivo entre clubes y FER.

¡No dejen botando el melón televisivo y tiren 'palante' conjuntamente con él bien agarrado!

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios