La crítica de Arturo Vidal al ADN del Barça (menos mal que ha venido David Silva)

Con Messi, en silencio y en rebeldía para no incorporarse a los entrenamientos con Ronald Koeman, aparece el chileno para dar por enterrado el estilo del Barcelona

Foto: Arturo Vidal durante un partido con el Barcelona. (Efe)
Arturo Vidal durante un partido con el Barcelona. (Efe)

El único análisis futbolístico que se ha escuchado en el Barcelona de uno de los protagonistas de la debacle contra el Bayern de Múnich es el de Arturo Vidal. Habría estado mejor si se hubiese callado. Da lástima que se erija como portavoz del vestuario un jugador que tiene pie y medio fuera del club. Con Messi, en silencio y en rebeldía para no incorporarse a los entrenamientos con Ronald Koeman, aparece el chileno para dar por enterrado el estilo. Si te detienes a pensar lo que dice, llegas a la conclusión que es una excusa a la dura derrota y que tipos como él lo que hacen es quitarse de encima la responsabilidad del batacazo.

Arturo Vidal nunca ha sido un gurú de nada, pero tampoco se le puede considerar una voz autorizada para profundizar en los problemas y darle un giro al ADN del Barcelona. Sí, ese que marcó una época de éxitos con Johan Cruyff y Pep Guardiola. Ya no sirve, según Vidal. Hay que eliminarlo porque la evolución para ser competitivos está en el físico y la fuerza. ¡Toma ya! Ahora conocemos un poco mejor porqué el Barcelona sucumbió ante el Bayern de Múnich. Esto de Vidal y la imagen que se filtró de Messi, abatido y cabizbajo en el vestuario, ayudan a comprender la fragilidad. No fueron capaces de contrarrestar la inferioridad física con un plan de juego y Vidal pretende hacernos creer que es culpa del estilo de juego más técnico.

La crítica de Arturo Vidal señala a Quique Setién, primero, y se extiende al modelo del Barcelona. De la actitud de sus compañeros no dice nada. Lo ve caducado. Inservible para competir con los mejores equipos que aspiran a ganar la Champions. El disgusto ya lo tenían los aficionados del Barça, que vieron la impotencia de Messi y compañía en la goleada contra los alemanes. Lo que es difícil de digerir es que Arturo Vidal suelte la bobada del verano. El fin del modelo con el que se identifican los aficionados y son las señas de identidad que no supo recuperar Setién y ahora está en manos de Ronald Koeman.

La ilusión de David Silva

“El Barcelona tiene que cambiar su forma de pensar. El fútbol ha evolucionado mucho y el ADN está quedando atrás. Los otros equipos están mejor en otros aspectos y el fútbol, en estos momentos, es más físico, de más fuerza y velocidad. La técnica pasa a un segundo plano”, suelta el chileno en una entrevista en el podcast de ‘Inquebrantables’. Tal cual. ¿Quién es Arturo Vidal para dar por finiquitado lo que mejor sabe hacer el Barcelona y no puede renunciar? Puede que hasta sin Messi, si se cumple su amenaza de dejar el Barcelona, sea posible volver a ver a un equipo con rasgos cruyffistas. Es uno de los retos que tiene Ronald Koeman. Hacer jugar bien al Barcelona, recuperar la creatividad y sacarlo de las cavernas a las que les ha llevado tipos tan grises como Arturo Vidal. ¿Qué pensarán profesionales como Xavi e Iniesta cuando hayan escuchado al chileno? Sin duda, que el Barcelona tiene que recuperar, sí o sí, su ADN y, claro está, una buena condición física.

Después de escuchar la crítica de Arturo Vidal, uno se da cuenta de que no todo está perdido en la Liga. En la presentación de David Silva, como nuevo jugador de la Real Sociedad, el de Arguineguín ha confirmado que se decantó por el equipo donostiarra por su estilo de fútbol. El equipo de Imanol Alguacil, pese al bajón que tuvo en la Liga tras el confinamiento, fue el que más espectáculo dio en el campeonato. Con la Real Sociedad nos hemos divertido por su fútbol de asociación, ofensivo y por querer llevar la iniciativa en los partidos.

David Silva posa con la camiseta de la Real Sociedad. (Efe)
David Silva posa con la camiseta de la Real Sociedad. (Efe)

Ha sustituido a Odegaard por David Silva. No es malo el cambio. “El equipo está haciendo un gran fútbol y espero aportar lo mío. Soy muy competitivo, vengo a darlo todo y a ganar títulos”, es la carta de presentación del ex jugador del Manchester City. Del mensaje pesimista de Arturo Vidal al esperanzador de David Silva. Nada que decir. Sobran tipos como el chileno y hay que darle la bienvenida a un referente del mejor juego que ha practicado la Selección española y que llega para divertirse y ganar. El canario cree que jugando mejor al fútbol se puede ser competitivo y que también hay que correr para ser un equipo sólido en defensa. Algo de lo que careció el Barça de Setién ante el Bayern de Múnich porque iban andando.

El Barcelona tocó fondo con el 2-8 en Lisboa y hay que esperar que recupere el pulso con Koeman, pero bien podría haber aprovechado la ocasión del fichaje de David Silva. No se ha ido del Manchester City para retirarse a una Liga menor. Regresa a España con energías e ilusiones. Y llegó gratis, con un sueldo que no supera los tres millones de euros y renunciando a una prima de fichaje. Firma por dos temporadas y otra opcional. Si se lo hubiera planteado el Barcelona, pese a sus 34 años, probablemente el ADN del equipo se tardaría menos tiempo en recuperar.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios