preocupa el estado de forma del belga

Zidane se la juega con Hazard: tiene que ser duro con el belga si le sobran kilos

El peso de Hazard se convierte, de nuevo, en un asunto prioritario en el Real Madrid. Le compete a Zidane, con su equipo de colaboradores, poner en buena forma al belga

Foto: Zidane consuela a Eden Hazard tras el partido del Real Madrid contra el Manchester City. (Efe)
Zidane consuela a Eden Hazard tras el partido del Real Madrid contra el Manchester City. (Efe)

El principal responsable de que Eden Hazard esté con sobrepeso es el propio jugador. Si la cosa no mejora y el estado físico empeora, las críticas salpicarán también a Zinédine Zidane. Por su gestión con un futbolista que defiende con más pasión que otros que son más responsables con la dieta y el trabajo. De este asunto, que tiene inquieto al club, es consciente el francés con un jugador con el que ha tenido que hacer la vista gorda en algún momento. Todo lo mal que le vaya al belga va a salpicar indirectamente a Zidane, su valedor. El entrenador del Real Madrid es la persona que tanto insistió en su fichaje y a Florentino Pérez no le hace ninguna gracia que tenga otro mal año como la temporada pasada.

El peso de Hazard se convierte, de nuevo, en un asunto prioritario en el Real Madrid. Le compete a Zidane, con su equipo de colaboradores, poner en buena forma a un futbolista que se fue con la Selección de Bélgica, no jugó ni uno de los dos partidos de la Liga de las Naciones y ha regresado tarde y mal a la pretemporada. La imagen del belga, pasado de peso, no es plato de buen gusto en el club, pese a que se tenga la convicción de que es un extraordinario futbolista.

Hazard se seca el sudor en el partido contra el City. (Efe)
Hazard se seca el sudor en el partido contra el City. (Efe)

El argumento del periodo de adaptación ya no vale. Se da por terminado con un futbolista por el que se pagó más de 100 millones de euros y la temporada pasada tuvo la mala suerte de sufrir una lesión en el tobillo que le ha dado múltiples problemas. En el Real Madrid han puesto todo lo necesario para que se recupere, con una operación incluida en una clínica de Dallas, y lo que molesta es que se hable de la falta de profesionalidad del belga. Mientras otros futbolistas han dedicado tiempo en sus vacaciones para realizar un plan de entrenamiento, con Hazard existe la sospecha de que se ha vuelto a abandonar. Verle otra vez lento y acabar los partidos cojeando agravaría el asunto.

No llega al debut en la Liga

Está claro que no todos los jugadores son iguales ni tienen las mismas condiciones físicas. Pero la voluntad y la actitud de cuidarse para estar fino y tener físico para la alta competición es innegociable. En el Real Madrid ponen el caso de Marcelo. El brasileño ha ido perdiendo resistencia y no es el mismo que hace dos años. Pero se propone hacer trabajo extra y en sus vacaciones sigue un plan que es necesario, sobre todo, para los más veteranos. En su misma situación está Luka Modric. El croata, que acaba de cumplir 35 años, se incorporó a la pretemporada por debajo de su peso y renunció a ir con la Selección. Lo de Sergio Ramos ya es exagerado. Se machaca mañana y tarde. Esté o no de vacaciones. Muchos de estos jugadores, como Benzema, tienen preparador personal.

A Eden Hazard le toca ahora ponerse en forma, recuperar su peso, hacer trabajo de carga, gimnasio, coger ritmo… Muy probablemente no esté para el inicio de la Liga. El Real Madrid empieza en la segunda jornada contra la Real Sociedad el próximo 20 de septiembre. Hazard está ya en manos de Zidane y Grégory Dupont (jefe de la parcela física) para seguir al detalle un protocolo de entrenamientos y trabajo que permita al belga tener las condiciones necesarias para desbordar, estar ágil, hacer cambios de ritmo, velocidad, resistencia y recuperación de los esfuerzos.

El caso de Eden Hazard le atañe a Zidane porque si el belga vuelve a fallar se empezará a quedar sin argumentos para ponerle mientras otros compañeros van como aviones. Ahí están los jóvenes como Vinicius y Rodrygo. Zidane, por lo tanto, se la juega con Eden Hazard. Al que le debe pedir más y tiene que exigir que esté en unas óptimas condiciones físicas. Es uno de los fijos. Debería ser uno de los que lidere al equipo.

No hay duda de su clase y calidad, pero en el fútbol de hoy el físico tiene mucha importancia. Y Zidane no puede justificar que Hazard es muy bueno para ponerle cuando no ofrece un rendimiento acorde a las expectativas que había creado. Empezará a sentar mal en el vestuario que el belga juegue con regularidad cuando no trabaja ni tiene el estado de forma de otros compañeros.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios