La dignidad de Messi y el apoyo del madridista Rafa Nadal
  1. Deportes
  2. Tribuna
Ulises Sánchez-Flor

Tribuna

Por

La dignidad de Messi y el apoyo del madridista Rafa Nadal

¿Tiene que justificar Messi hasta el último céntimo de su sueldo? Según Nadal, no. El tenista, socio de honor del Real Madrid, justifica lo que gana porque es uno de los mejores de la historia

Foto: Leo Messi durante el partido entre el Granada y el Barcelona de Copa. (Efe)
Leo Messi durante el partido entre el Granada y el Barcelona de Copa. (Efe)

El martes, el entrenador de la Juventus, Andrea Pirlo, tomó la decisión de retirar del campo a Cristiano Ronaldo cuando el portugués había marcado dos goles y pasaba a la historia como el máximo realizador del fútbol (763 goles). El portugués puso mala cara. No entendió el motivo, pasó al lado de su entrenador y pareció recriminárselo. Pirlo justificó el cambio por el desgaste de un futbolista de 35 años: "Hay que dosificar su energía”. El miércoles, Leo Messi (33 años) disputó los 120 minutos de un partido intenso de la Copa del Rey en el que el Barcelona necesitó de la prórroga para remontar los dos goles de ventaja del equipo granadino. Messi se fue del campo como si no hubiera sentido el sobreesfuerzo de una paliza en la que se vio a otros jugadores más jóvenes extasiados por la exigencia física y también mental de tener que dar la vuelta a un marcador adverso.

Leo Messi podía haber pactado con Koeman los minutos o el entrenador podría tener un plan para dosificar a su mejor jugador, como hace Pirlo con Cristiano Ronaldo. Pero ni Messi quiere ahorrar energía y Koeman exprime todo lo que puede al argentino, no vaya a ser que ya no vuelva a entrenarlo más años. La situación de Messi es para pararse a pensar si está asumiendo riesgos que pueden perjudicarle de cara a la próxima temporada. Solo él sabe o quizás todavía tenga alguna duda, si va a seguir en el Barcelona o irá adelante con la idea de poner fin a su ciclo en el Barça después del episodio del burofax.

Foto: El equipo 'sherpa' celebra su histórico logro. (Reuters)

Queda por resolver quién será el nuevo presidente del Barça y si realmente le interesa a la nueva directiva la continuidad de un futbolista que tiene un contrato por el que cobra casi 140 millones de euros brutos por temporada. Un contrato que está provocando polémica porque se han dado todo tipo de detalles y a Messi le han salido más defensores que críticos. Entre los primeros está Rafa Nafal, socio de honor del Real Madrid. Le parece extraño que haya quien se escandalice con el último contrato firmado por Messi, antes de la pandemia, en 2017 (555.237.619 euros en cuatro años entre fijos y variables).

La rentabilidad de Messi

“No entiendo el debate de Messi. Aquí hay un jugador que es uno de los mejores de la historia y el club ha considerado que es justo merecedor de cobrar este sueldo. El club es el que tendrá que lidiar con sus finanzas y con su visión de futuro, sea con Leo o no”, manifestó el tenista balear en ‘Vamos’. Nadal no solo se pone del lado de Messi y está completamente convencido de que si quieres tener lo mejor hay que pagarlo, sino que es de los que piensa que el Barcelona sin Messi será más pobre en títulos y en ingresos. Esto lo piensan muchos especialistas de economía que estos días han dado su versión sobre el ‘faraónico’ contrato de Messi y han llegado a la conclusión de que el argentino no es una ruina sino más bien un pozo de petróleo para que el Barcelona pudiera llegar a tener unos ingresos de más de 1.000 millones de euros antes de la pandemia.

Lo que dice Rafa Nadal, futbolero y apasionado madridista, podría trasladarse a su club y valorar si Florentino Pérez se equivocó vendiendo a Cristiano Ronaldo a la Juventus por 100 millones de euros. De los que posteriormente se invirtieron 80 en dos delanteros (los 20 de Mariano y los 60 de Jovic). No es cuestión de referirnos a los más de 100 ‘kilos’ gastados en Eden Hazard, que están siendo una mala operación por la plaga de lesiones del belga. Por las palabras del madridista Nadal se puede entender que habría merecido la pena que Florentino hubiera hecho el esfuerzo de retener a Cristiano y haber revisado ese contrato que era de 21 millones de euros netos y la petición del portugués estaba en los 30 millones. Rafa Nadal considera que Messi se merece su contrato y sueldo igual que, por su criterio, le correspondería a Cristiano.

placeholder El tenista Rafa Nadal. (Efe)
El tenista Rafa Nadal. (Efe)

El caso es que el portugués sigue marcando muchos goles en la Juventus y el futuro del argentino, todavía en el Barcelona, es incierto. Aún sin saber qué va a ser de Messi, pese a que en el Paris Saint Germain enreden con declaraciones del director deportivo (Leonardo) y su compatriota Di María, lo que demostró Messi en Granada es dignidad. No ahorró nada de energía. Se vació. Empezó el partido con un golpe en una de las primeras acciones y pareció que iba a pedir el cambio. Siguió en el campo. No jugó andando. Ni trotó. Estuvo explosivo.

Habría que preguntarse por qué Messi, que puede correr riesgos de una lesión de tipo muscular o traumática, no se guarda nada en los partidos que le quedan por jugar en el Barcelona si realmente está cerca su final. La explicación es las ganas que tiene que demostrar que, de alguna manera, el hecho de enviar ese burofax fue un error. Estaba en un callejón de salida, enfrentado a Bartomeu, del que dice que le engañó, y no le quedó más remedio que acudir a este trámite legal. Deterioro su imagen de cara a los aficionados. Esto le duele a Messi. Como también le ha dolido que salga a la luz, con pelos y señales y la sospecha de que la filtración llega desde dentro del club, un contrato que tiene una única intención: hacerle daño.

Juega enfadado

Messi ha jugado los dos últimos partidos enfadado. Contra el Athletic de Bilbao y en la paliza que tuvo que darse en Granada. ¿Tiene que justificar hasta el último céntimo de su sueldo? Según Nadal, no. Pero al argentino le han tocado el orgullo y su dignidad estaba en entredicho por el burofax y los primeros partidos de la temporada en los que daba la imagen de un futbolista apático, deprimido por haberse quedado en contra de su voluntad, tocado por la salida de su gran amigo y socio Luis Suárez, harto de las filtraciones y la inestabilidad institucional.

Puede que uno de los apoyos que menos se podía esperar fuera el de un madridista y uno de los mejores deportistas españoles de la historia de España. Las palabras de Rafa Nadal ayudan a Messi. Lo dice un tenista de 34 años que sigue compitiendo, que ha ganado muchos millones de euros y nos ha dado muchas alegrías y nadie cuestiona sus ganancias. Todos llevamos la misma camiseta en tenis, la de Rafa Nadal. Con Messi, que tiene 34 títulos con el Barcelona, no sucede lo mismo porque esto es fútbol y hay rivalidad. ¿Cómo se habrán quedado aquellos madridistas y fans de Rafa Nadal con el apoyo del tenista-madridista a la estrella de Barcelona?

Leo Messi Cristiano Ronaldo Luis Suárez Florentino Pérez Rafa Nadal
El redactor recomienda