Florentino, en la encrucijada: la afición exige a Mbappé y Haaland, pero no los puede pagar
  1. Deportes
  2. Tribuna
Ulises Sánchez-Flor

Tribuna

Por

Florentino, en la encrucijada: la afición exige a Mbappé y Haaland, pero no los puede pagar

Los deberes en la planificación deportiva de los gestores del Real Madrid pasan por decidir si hay que ir al mercado a fichar a uno de los dos grandes objetivos: Mbappé o Haaland. O ninguno

placeholder Foto: Haaland celebra un gol anoche ante el Sevilla. (Reuters)
Haaland celebra un gol anoche ante el Sevilla. (Reuters)

A Florentino Pérez le da reparo hacer un fuerte desembolso en fichajes en tiempos de pandemia. Da prioridad a las cuentas del club, que estén saneadas, y mantiene la política de austeridad. Pero, a la vez, se emociona, como cualquier aficionado al fútbol, con actuaciones como la de Mbappé en el Camp Nou y la expectación que desborda el goleador Haaland (dos goles hizo en el partido contra el Sevilla). Esta es la presión que tiene el presidente del Real Madrid. Saber que no van a crecer los ingresos por segunda temporada consecutiva por los efectos que produce el coronavirus condiciona la gestión de los fichajes. El margen de maniobra es reducido, por no decir nulo, como se pudo comprobar el verano pasado, cuando no hizo ningún fichaje y las dos únicas incorporaciones fueron el retorno de los cedidos Odegaard y el portero Lunin.

Pero el fútbol no entiende de números y un segundo año sin fichajes sería duro para los aficionados. Esto lo conoce Florentino que, por otro lado, se puede quedar sin el argumento de que esta plantilla es competitiva y capaz de ganar títulos como hizo la temporada pasada con la Liga de la pandemia. El presidente del Real Madrid quiere renovar el vestuario y necesita trazar otro plan que no sea el simple relevo del entrenador. Puede que echar a Zidane no sea la solución a todos los problemas deportivos si no hay grandes fichajes.

Foto: Piqué con gesto de desesperación en el partido entre el Barcelona y el PSG. (EFE)

Los deberes en la planificación deportiva de los gestores del Real Madrid pasan por decidir si hay que ir al mercado a fichar a uno de los dos grandes objetivos: Mbappé o Haaland. Este planteamiento está en la mesa de trabajo de Florentino y eso ya es un paso, aunque el presidente lo condiciona todo al balance de final de temporada y a la famosa frase de que "antes de entrar, hay que dejar salir". Esto significa que para poder acometer uno de los dos grandes fichajes, deseados por cualquier aficionado y también por el propio Florentino, tendría que darse un año en blanco y hacer una buena caja con la venta de varios jugadores. Y esto no es sencillo, porque a ver por cuánto vendes a futbolistas que están devaluados como Marcelo, Isco y el más que probable regreso de Gareth Bale. El galés está defraudando en el Tottenham.

Fichajes con retorno

Pero es que, además, para poder seguir haciendo caja hay que quitarse de encima a Jovic, que costó 60 millones de euros, a Mariano y, si es posible, a otros cedidos como Ceballos, Brahim Díaz… Para Florentino, que está en modo ahorro, no es tan sencillo contratar una megaestrella. Entre otras cosas, porque está sufriendo con el pobre e inesperado rendimiento de Eden Hazard, que si bien está marcado por las lesiones, tampoco es un jugador que entusiasme al madridismo, porque se le mira con recelo desde que llegó con sobrepeso y, después de una lesión en el tobillo, parece un jugador de cristal.

El presidente del Real Madrid salvó las cuentas del ejercicio pasado reduciendo costes, pero un año después de que la crisis provocada por la pandemia cerrara el grifo de los ingresos y la irregularidad del equipo en una temporada con demasiadas decepciones, le toca llamar a la puerta de Mbappé y Haaland. Cualquiera de los dos sería una inyección de ilusión y, sin duda, cubriría las carencias deportivas de una plantilla que solo tiene como goleador a Benzema. Este es el principal argumento deportivo con el que justificar un elevado gasto, una vez que está más que comprobado que desde la salida de Cristiano Ronaldo el equipo solo ha sido capaz de ser fiable cuando ha encontrado su versión más sólida en defensa.

placeholder Mbappé celebra un gol en el Camp Nou. (EFE)
Mbappé celebra un gol en el Camp Nou. (EFE)

Si Florentino consigue fichar al francés o al noruego, volverá a situar el Real Madrid en un lugar extraordinario. Pero para ello tiene que recuperar aquel discurso en el que defendía que fichar a grandes jugadores es una buena inversión porque tienen retorno económico. Los que es seguro es que los Jovic, Mariano y Militao no son rentables. Si no quiere o finalmente no puede fichar a Mbappé o Haaland, al aficionado no se le quitará la idea de que el presidente que un día reunió a los galácticos ya está en otras cosas.

Haaland y la cláusula de 75 millones

Ahora viene lo complicado. Es más sencillo, dentro de lo que se puede considerar factible, el fichaje de Haaland (20 años) que el de Mbappé (22 años). Las operaciones tienen números que presentan muchas diferencias. Mbappé está demorando la renovación de un contrato que acaba en junio de 2022. Esto da esperanzas en el Real Madrid si es capaz de aguantar un año y quedar libre. De lo contrario, es inasumible. El PSG ha dado prioridad a la renovación de Neymar, que está cerca de ser oficial, y no descarta que pueda suceder algo con Messi. En el Madrid, conocen que el club francés no va a regalar a Mbappé. Si tiene que salir este verano, sería por un precio que estaría en torno a los 150 millones de euros fijos más variables.

Foto: Hazard, en una imagen de archivo. (Efe)

¿Quién puede creer que el PSG dejaría salir a Mbappé para incorporar a Messi? Ni una de las personas que mejor conocen cómo funciona esto del fútbol y el mercado y, por supuesto, a Florentino Pérez es optimista. Jorge Valdano dijo tras el partido entre el Barcelona y el PSG, en Onda Cero, que “Mbappé está más lejos que nunca del Real Madrid. Además, te puede pedir 30 millones de euros, que es lo mismo que cobra Neymar”.

No hay ninguna duda que Mbappé es de esas estrellas del fútbol que Florentino Pérez considera que producen retorno económico. Lo tiene todo. Es uno de los 'cracks' y genera ilusión. Pero el Madrid no se puede permitir pagar este traspaso y una ficha que estaría en más de 50 millones de euros brutos anuales. La esperanza es que llegue libre o haya que pagar un traspaso menor, en cómodos plazos, y que el jugador baje sus pretensiones. Conseguir el fichaje de Mabppé este verano parece complicadísimo.

Foto: Grégory Dupont durante un entrenamiento con la Selección de Francia

Habría que saber si el Borussia Dortmund quiere negociar por Haaland, aunque en el contrato existe una cláusula liberatoria de 75 millones de euros para este verano. Depende también de si el delantero acepta la propuesta del Real Madrid. Con el club alemán ya hubo contactos. Las relaciones entre Madrid y Dortmund son excelentes. Todo se puede acelerar. Es una operación más económica y, en algunas encuestas que maneja el club con sus socios, la iguala e incluso supera el deseo de verle con la camiseta del Real Madrid. El precio de los 75 millones de euros ya no se ve tan disparatado, pese a la crisis que provoca la pandemia.

El sueldo del noruego no tiene nada que ver con el del francés. Haaland está cobrando ocho millones de euros netos, pero también tiene dónde elegir, porque hay equipos importantes que están interesados. Esta es la presión que tiene Florentino Pérez a mitad de temporada y con vistas al próximo mercado de fichajes que, sin duda, ya está moviéndose por la negociación abierta entre el PSG y Mbappé, el futuro sin aclarar de Messi y la confirmación de que Haaland es un goleador contrastado.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Leo Messi Florentino Pérez Real Madrid Zinédine Zidane Neymar Kylian Mbappé