La absurda tiranía de S&P

Me asombra a estas alturas que las agencias de calificación de riesgos sigan acaparando titulares cuando deberían haber desaparecido. Su probada incompetencia las ha hecho prescindibles.

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Me asombra a estas alturas que las agencias de calificación de riesgos sigan acaparando titulares cuando deberían haber desaparecido. Su probada incompetencia las ha hecho prescindibles. Ya nadie les hace el menor caso. La bolsa y las primas de riesgo son un fiel reflejo de ello.

    Si a mí me dice cualquier gestor de un fondo de inversión o de pensiones que invierte en un bono o empresa porque su calificación es tal o cual, según alguna de las tres grandes, salgo corriendo del fondo y vendo las participaciones. Porque tales bichas se han lucido con sus actuaciones recientes: triples A´s a mansalva para auténtica basura financiera, más tarde denominada subprime.

    Cualquier gestora independiente mediana o grande tiene mejores analistas y departamentos de gestión de riesgos. Con lo cual me fío más de los que me diga PIMCO, Liberty, Carmignac o Bestinver aquí, por mencionar unas pocas, que cualquiera de esos corruptos payasos financieros.

    Europa entera debería acabar con la tiranía de las agencias de ráting negándose en bloque a ser calificada por ellos, dejándolas de paso de pagar cuantiosos honorarios

    Todo el mundo sabe que los buenos analistas están en las grandes gestoras de fondos de inversión o hedge-fund. Y que los mediocres han ido tradicionalmente a las empresas de calificación crediticia. Entre otras cosas, porque pagan menos y porque su trabajo es menos edificante que el de cualquier gestora. A cambio, el riesgo de perder el empleo es menor porque, aunque metan la pata clamorosamente, como habitualmente suelen hacer, sus errores no tienen consecuencias para ellos. Porque no se juegan el dinero de sus clientes. Y, menos todavía, el suyo propio.

    Europa entera debería acabar con la tiranía de tales entes negándose en bloque a ser calificada por ellos, dejándoles de paso de pagar cuantiosos honorarios. A cambio, ¿no queremos libre mercado? Pues a trabajar un poco para seguir a los departamentos de análisis propios de las grandes gestoras independientes y ver dónde invierten. Son muchas y buenas, y seguro que hace tiempo que pasan de ellas.

    Chiringuitos analíticos de bancos y cajas abstenerse. Tales entidades han demostrado que no saben en que consisten los riesgos y menos todavía como seguirlos y calificarlos. ¿Cuándo dejará Europa de hacer el primo liberándose de la tiranía de tan obtusos y malignos cafres financieros?

    Apuntes de Enerconomía
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    29 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios