¿Prorrogar los ERTE? EEUU está retirando las ayudas a parados para que vuelvan a trabajar
  1. Economía
  2. Consecuencias económicas
Javier G. Jorrín

Consecuencias económicas

Por

¿Prorrogar los ERTE? EEUU está retirando las ayudas a parados para que vuelvan a trabajar

Mientras España estaba inmersa en el debate de la prórroga de los ERTE, en Estados Unidos prolifera el problema de la escasez de mano de obra

Foto: Trabajadores de la construcción, en Washington. (EFE)
Trabajadores de la construcción, en Washington. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Casi la mitad de los estados de EEUU acabarán en los próximos días con las prestaciones de desempleo extraordinarias del coronavirus que el Gobierno federal puso en marcha hace más de un año. Se trata de una medida excepcional que ya han anunciado 23 estados que se han encontrado con el problema de falta de mano de obra para sus empresas. Con la eliminación de estas ayudas pretenden incentivar la reincorporación al mercado laboral de miles de desempleados que no han vuelto a buscar un empleo desde que comenzó la pandemia.

La recuperación de la economía estadounidense ya está más que consolidada y previsiblemente volverá a los niveles de PIB trimestral previos a la crisis antes de que acabe el año. La reactivación está siendo tan rápida que están surgiendo problemas de oferta en el mercado. En muchos casos, se trata de escasez de suministros, pero en otros se trata de escasez de mano de obra. El aumento de vacantes contrasta con los datos de desempleados, que todavía siguen por encima de los niveles previos a la crisis.

Foto: El ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

Se trata de un éxito más de la recuperación estadounidense gracias a la flexibilidad de su economía y a su capacidad para el suministro de vacunas. Según los registros de Capital Economics, el número de vacantes supera en más de un 20% las existentes antes de la pandemia. Tradicionalmente, las vacantes se concentran en sectores que demandan mano de obra muy cualificada, sin embargo, en esta ocasión está siendo un problema transversal por sectores. Empresas como Amazon, McDonald's o Taco Bell han declarado en las últimas semanas que tenían problemas para reabrir algunos de sus locales tras la pandemia por no encontrar trabajadores suficientes.

Según la encuesta a gestores de compras que elabora mensualmente IHS Markit, la creación de empleo en EEUU se ha ralentizado en mayo respecto a abril como consecuencia de los problemas de las empresas para encontrar trabajadores. Esta es la principal causa que encuentran las empresas para ralentizar las contrataciones, lo que confirma que existe un problema de oferta de mano de obra.

Foto: Joe Biden, presidente de EEUU (Reuters)

La solución que han ideado estos 23 estados, entre los que se incluyen Alabama, Alaska, Florida, Georgia, Ohio, Oklahoma, Wyoming o Utah, ha sido eliminar la prestación extraordinaria de 300 dólares mensuales que paga el Gobierno federal a los desempleados, la prestación para desempleados que no tienen acceso a una ayuda ordinaria o la asistencia para desempleados de larga duración. La mayoría de los estados retirará una o varias de estas ayudas a lo largo del mes de junio y el resto lo hará en julio. Otros han optado por la vía del incentivo. Es el caso, por ejemplo, de Oklahoma, que ha puesto en marcha un incentivo fiscal de 1.200 dólares para trabajadores en desempleo que se reintegren al mercado laboral.

La situación contrasta dramáticamente con la de España, donde las empresas están reclamando al Gobierno que les conceda grandes exoneraciones para mantener a sus trabajadores en los ERTE, ya que la recuperación está todavía en una fase muy temprana.

En algunos países europeos está empezando a crecer el número de vacantes, aunque todavía se mantiene por debajo de los niveles de 2019. La situación de EEUU debería ser una advertencia para los países europeos de cara a lo que pueden encontrarse en el próximo verano. En España, este problema será menor, ya que la tasa de desempleo estructural supera ampliamente el 13%, lo que indica que en cualquier caso habrá excedente de mano de obra. Sin embargo, en momentos puntuales y determinados territorios, se podrían generar tensiones. Es por este motivo que las futuras prórrogas de los ERTE van a tener que estar bien diseñadas para evitar desincentivar a los beneficiarios que no están trabajando a que busquen un empleo.

Casi la mitad de los estados de EEUU acabarán en los próximos días con las prestaciones de desempleo extraordinarias del coronavirus que el Gobierno federal puso en marcha hace más de un año. Se trata de una medida excepcional que ya han anunciado 23 estados que se han encontrado con el problema de falta de mano de obra para sus empresas. Con la eliminación de estas ayudas pretenden incentivar la reincorporación al mercado laboral de miles de desempleados que no han vuelto a buscar un empleo desde que comenzó la pandemia.

ERTE
El redactor recomienda