The Good Judgement Project: EEUU busca a los mejores 'predictores' mundiales

El mayor experimento académico de inteligencia colectiva, enfocado a conseguir las predicciones más precisas sobre eventos relacionados con relaciones internacionales, política y economía, abre de nuevo

El mayor experimento académico de inteligencia colectiva, enfocado a conseguir las predicciones más precisas sobre eventos relacionados con relaciones internacionales, política y economía, abre de nuevo sus puertas. El fundador del proyecto es Philip Tetlock, psicólogo e influyente miembro de la corriente académica conocida como “economía conductual”. Tetlock es además de autor de Expert Political Judgement, best-seller en el que demostraba que los expertos en predecir acontecimientos políticos presentan la misma tasa de aciertos que un mono tirando dardos sobre una diana.

The Good Judgement Project nace en 2008, siendo esta convocatoria la tercera que se convoca. Se trata de un campeonato donde los usuarios (a los que llaman forecasters, que podríamos traducir por “predictores”) luchan por realizar las mejores predicciones sobre una serie de preguntas redactadas por expertos en la materia, siendo el fin mejorar la información de la que disponen los legisladores estadounidenses. Algunos ejemplos de preguntas para esta tercera edición: ¿Llegarán a un acuerdo comercial EEUU y la zona euro? ¿Redactará Turquía una nueva constitución?

El lema del proyecto reza: “El aprovechamiento de la sabiduría de las masas para pronosticar eventos mundiales”, y la investigación está patrocinada por el Gobierno de EEUU a través de una de sus agencias de Inteligencia, la IARPA -Intelligence Advanced Research Projects Activity. Y ¿adivinan qué? Sus predicciones colectivas son sorprendentemente precisas.

En el gráfico superior vemos cómo evoluciona la probabilidad estimada por los expertos acerca de la posibilidad de ocurrencia de una inspección formal en Siria en búsqueda de armamento químico. Si creen que será seguro que ocurra, otorgan una probabilidad de 1 (que en términos porcentuales equivale al 100%). Del mismo modo, si creen que no ocurrirá, otorgan un 0. En el caso de la inspección a Siria, la probabilidad expresada en el eje Y del gráfico se fue acercando a 1 conforme pasaban. Los predictores tenían mucha seguridad sobre que, efectivamente, tal inspección iba a ocurrir. El promedio de todos los predictores se representa junto con otros dos instrumentos de inteligencia colectiva utilizados por el proyecto. El primero es un mercado de predicciones, donde los usuarios compiten comprando y vendiendo la posibilidad de que el evento ocurra. El segundo es la predicción aislada del grupo de mayor precisión predictiva de dentro del propio proyecto (el top 2% de los predictores).

En un sentido estricto, para comparar la precisión predictora de varios métodos no valdría sólo con comparar un único contrato, sino que habría que comparar el comportamiento a lo largo de un conjunto de contratos, siendo el mejor método aquel que presentase una mayor tasa de aciertos en las predicciones de un conjunto grande de eventos. No obstante, sirva en esta ocasión el uso de este ejemplo para ilustrar el caso general.

Todos los métodos de inteligencia colectiva que usa el proyecto parecen apuntar a la misma conclusión, pero llama la atención la ganancia en precisión de su método de media ponderada sobre el de mercado de predicciones. En realidad, una de las ideas de Tetlock es que los predictores actúan bien en equipos. Por ello forma grupos de predictores, y a cada grupo es asignado un predictor “de élite” según su historial de rendimiento en el proyecto. No hablamos de personas de reconocido prestigio ni mediáticos, sino de personas de reconocida precisión en el proyecto haciendo predicciones. Estos equipos compiten en la competición, siendo asignados aleatoriamente por el propio proyecto. ¡Y funciona!

La segunda evidencia es que en materia de predicción no todo es suerte. Si fuera así, los que lideran los ranking hoy  volverían mañana a una posición intermedia. Pero no es así. Hay personas que predicen consistentemente mejor que el resto y no hacen más que mejorar. En la última edición se identificaron un total de 120 personas cuyo prestigio quedó inmortalizado en un 'salón de la fama'.

Una de las enseñanzas de los mejores predictores es que la gente tiende a sobreestimar la probabilidad de ocurrencia de un evento dentro de un marco temporal. ¿Redactará Turquía su nueva constitución? Lo más probable es que, en el largo plazo, sí. Pero en el marco del proyecto las preguntas llevan un plazo temporal añadido, normalmente de un año. Y la probabilidad de que Turquía tenga una nueva constitución en un año es mucho menor de lo que a priori la multitud cree. Tenemos tendencia al inmovilismo político, sobre todo en temas de relaciones internacionales, algo que los mejores predictores han enseñado a la comunidad.

¿Se imaginan tener algo de este calibre en España?

En España acaba de nacer un primer proyecto en este sentido, el cual nace con el objetivo de proveer de herramientas de inteligencia colectiva para predecir eventos: el mercado de predicciones Futura Markets. En dicha plataforma, los usuarios pueden vender y comprar títulos virtuales sobre multitud de eventos en los campos de Economía, Política y Deportes. Los usuarios se convierten en inversores e intercambian su opinión en temas como “¿Paralizará Sacyr sus obras en el Canal de Panamá antes del 31 de enero 2014?”. Si creen que lo hará, comprarán acciones del “SÍ”. Si creen que no será así, comprarán acciones del “NO”. Si el usuario acierta la pregunta, sus acciones compradas tendrán un valor de 100 unidades monetarias virtuales. Si falla, el valor es cero. De este modo, el precio siempre cotiza entre 0 y 100. El mercado, a través de su algoritmo de creación de precios, combina todas las operaciones de los inversores y las traduce en un precio que equivale estadísticamente a la probabilidad de ocurrencia del evento.

Los ranking y análisis de rendimiento de las carteras de los inversores determinarán quienes son en España los mejores predictores, en una u otra materia. Se trata, ni más ni menos, de la sabiduría de las masas aplicada a predicción de eventos.

Como en todo comienzo de año, es momento de reflexionar sobre lo que nos puede acontecer en 2014. Se avecinan multitud de escenarios posibles, y es por lo tanto el mejor momento posible para darse de alta en The Good Judgement Project, si crees que eres bueno prediciendo eventos globales, o en Futura Markets, si te interesa invertir en los eventos que importan en España. 

El Análisis de Sintetia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios