EEUU: la desaceleración ya está aquí

EEUU: la desaceleración ya está aquí

A nivel de política nacional, una fuerte desaceleración de la economía norteamericana, y una posible recesión técnica en 2020 podría producir importantes efectos políticos

Los nuevos Lehman Brothers

Los nuevos Lehman Brothers

La crisis financiera de 2007-2009 no fue causada por la caída de Lehman, sino que la caída del banco fue una consecuencia de la crisis financiera y económica y actuó como catalizadora para extenderla

La pasión turca

La pasión turca

El hundimiento de la lira turca es preocupante debido al volumen elevado de deudas corporativas en dólares de Turquía, poniendo al país en riesgo de crisis bancaria

Sobre la recesión en los EEUU

Sobre la recesión en los EEUU

Como la economía se compone de 'espíritus animales', es suficiente con que todos pronostiquemos que va a ocurrir una recesión para que se cumpla

Las secuelas de las guerras comerciales

Las secuelas de las guerras comerciales

Se está desarrollando otro fenómeno que afecta al comercio mundial: el 'insourcing', la relocalización de fábricas en países que en su momento no resistieron la tensión competitiva asiática

El mundo en 2019

El mundo en 2019

2019 será el año de la desaceleración mundial, y posiblemente en 2020 veamos una recesión en la primera economía del mundo, muy serios problemas en la segunda, y estancamiento en la tercera

China: se acerca el invierno

China: se acerca el invierno

Aparte de que la bolsa china haya corregido un 25% en lo que va de año, la fuerte caída de otros indicadores ligados al crecimiento chino también muestra un punto de inflexión evidente

Italia, ante el precipicio

Italia, ante el precipicio

El principal problema de Italia es su muy bajo crecimiento, y el bajo crecimiento dificulta el pago de la deuda. Para crecer, hacen falta reformas estructurales y sanear el sistema bancario

El mercado, hacia el turbulento verano

El mercado, hacia el turbulento verano

Conviene repasar las principales aristas con las que afrontaremos el siempre turbulento verano, y digo turbulento porque la liquidez suele ser inferior a la 'normal'.