Los beneficiarios de prestaciones continúan bajando mientras el paro alcanza máximos

Sólo un 54,6% de los parados recibe algún tipo de prestación económica, lo que supone un aumento de 465.000 personas de enero a septiembre de 2011.Uno

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Sólo un 54,6% de los parados recibe algún tipo de prestación económica, lo que supone un aumento de 465.000 personas de enero a septiembre de 2011.

    Uno de los problemas sociales más graves que está surgiendo según se prolonga la crisis económica, que si atendemos a los datos del paro acaba de entrar en su quinto año, es que el sistema de protección de los desempleados no está diseñado para períodos de tiempo tan largos, por lo que cada vez más se están quedando sin ningún tipo de ingreso formal.

    Como se observa en el gráfico que compara beneficiarios de prestaciones con número de parados (según la encuesta de población activa), el número de beneficiarios ha bajado en 2011 desde 3,02 millones al comenzar el año hasta 2,72 millones en septiembre. Mientras, el paro ha aumentado desde 4,69 hasta 4,97 millones de personas. La consecuencia es que en lo que va de año 465.000 personas se han quedado sin ingresos formales, lo que supone que la cobertura haya bajado casi 10 puntos, desde el 64,2% hasta el 54,6%.

    La situación se deterioró fuertemente al comienzo de la crisis, cuando la cobertura bajó del 78,7% en septiembre de 2007 hasta el 64,4% en septiembre de 2009. Después de esta fecha y debido al incremento de las prestaciones asistenciales la cobertura se mantuvo constante hasta el comienzo de 2011. Esto se ve en el siguiente gráfico, en el que se aprecia que las prestaciones asistenciales también están bajando. La situación de precariedad es aún más grave de lo que podría pensarse, ya que al ser las prestaciones asistenciales mucho más bajas que las contributivas, los ingresos totales percibidos por los parados están reduciéndose todavía más rápido.

    Aunque está claro que el elevadísimo déficit público es insostenible a largo plazo, pienso que es urgente dar prioridad a problemas como éste sobre muchos otros, puesto que sino se ponen en peligro los mínimos principios de equidad y justicia que fundamentan nuestra sociedad y se corre un grave riesgo de provocar una fractura social de consecuencias imprevisibles.

    Gráfico de la Semana
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    5 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios