Se profundiza la espiral descendente del comercio al por menor

Los recortes en el gasto público y la contracción crediticia continúan teniendo efectos sumamente negativos sobre la actividad comercialLos datos de octubre de comercio minorista en

Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Los recortes en el gasto público y la contracción crediticia continúan teniendo efectos sumamente negativos sobre la actividad comercial

    Los datos de octubre de comercio minorista en España han sido sumamente preocupantes, por lo negativos.  Una vez deflactado y corregido el índice general cae un 6,8% respecto a octubre de 2010. Aunque nominalmente no es la mayor caída de 2011, realmente sí que se puede considerar como tal, ya que en marzo (en que hubo una caída del 8,8%) hay evidencias claras de una mala corrección del índice y en junio (-7,0%) unos 4 puntos de la caída se debieron a que en junio de 2010 se dio el “efecto IVA” y las ventas fueron mayores de lo habitual. La caída acumulada desde octubre de 2007 llega al 17,8%. Aunque el descenso de ventas no está siendo tan acusado como en octubre de 2008, en que fue del 8,6%, se acerca de forma preocupante.


    Dentro de la actividad comercial, por tamaño de comercio, destaca el enorme descenso en las ventas en las grandes superficies, con una bajada del 10,4% respecto a octubre de 2010. La caída acumulada desde octubre de 2007 llega al 20,3%.  Para las grandes superficies la situación sí que es peor que en 2008, ya que la contracción en este caso sí que es mayor. El nivel de ventas es un 12% que en 2002, año en que comienzan las estadísticas.


    Por sectores, la alimentación aguanta mucho mejor que otros sectores, lo que indica que las familias están centrando su consumo en bienes de primera necesidad. Se trata, pues, de una vuelta a patrones de consumo propios de un país menos desarrollado. Esto se ve claramente en el siguiente gráfico.

    Las razones para este deterioro hay que buscarlas en primer lugar en las fuertes medidas de austeridad tomadas por las CCAA, lo que se ha reflejado claramente en la estabilización del déficit en el tercer trimestre. En segundo lugar hay que considerar la contracción crediticia, con el nuevo crédito cayendo a tasas del 11,6% en septiembre.

    Las perspectivas son muy negativas para los próximos meses, ya que además de estos dos factores, cuyo efecto sobre la demanda interna es de prever que siga aumentando,  tanto el turismo como las exportaciones se debilitarán si se confirma que Europa entra en recesión, añadiendo un factor de debilitamiento más a la economía.

    Gráfico de la Semana
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    21 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios