La deuda total en España alcanza el 395,7% del PIB

Según los datos facilitados por el Banco de España, la deuda total sigue casi en máximosSi, según comentan muchos analistas, la crisis no terminará hasta que

Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    Según los datos facilitados por el Banco de España, la deuda total sigue casi en máximos

    Si, según comentan muchos analistas, la crisis no terminará hasta que finalice el proceso de desapalancamiento, entonces podemos asegurar que nos queda crisis para mucho tiempo.

    En el gráfico vemos la evolución de la deuda total de los agentes económicos residentes en España (familias, empresas, banca y administraciones públicas). Desde el año 2000 ésta se ha multiplicado por más de cuatro, mientras que en porcentaje del PIB se ha duplicado.

    Si analizamos los datos desde 2008 vemos que al comenzar ese año la deuda total era del 352,4% del PIB. El estallido de la crisis se debió realmente a que los agentes económicos no pudieron seguir aumentando la deuda con la suficiente velocidad, siendo éste el motivo real del hundimiento de la demanda. A pesar de ello el sector público intentó tomar el relevo del privado, pero sólo lo consiguió de una forma muy modesta. El endeudamiento total siguió aumentando y al empezar 2009 se hallaba ya en el 366,2% del PIB.

    El brutal desplome de la economía a partir del verano de 2008 consiguió frenar el endeudamiento de empresas y familias, pero no así el del sector financiero ni el del sector público, con lo que la deuda al finalizar 2009 había vuelto a aumentar y se situó en el 397,8% del PIB.

    Durante 2010 la banca ya terminó con su capacidad de aumentar el endeudamiento (crisis soberana de mayo, que afectó gravemente a la banca española), con lo que, al quedar sólo el sector público, la deuda ya sólo subió hasta el 402,4% del PIB.

    A lo largo de 2011 (hasta el tercer trimestre, último disponible) parece haberse iniciado un tímido proceso de desapalancamiento en las empresas (141,2 a 136,0% del PIB), banca (108,3 a 104,1% del PIB) y familias (85,8 a 82,3% del PIB). Sin embargo, el sector público ha seguido incrementando su deuda (67,5 a 73,3% del PIB), aunque este aumento no ha impedido que la ratio deuda/PIB disminuya hasta el 395,7% del PIB. Muy poco, no obstante.

    En el siguiente gráfico se ven los pasivos netos contraídos por los diferentes sectores. El absurdo iniciado en 2003 y que permitió unos años de artificial prosperidad nos ha hecho pagar un precio carísimo y provocará un vía crucis para todo el país de muchos años de duración. Como se ve claramente en el gráfico, la banca se adelantó a los otros sectores y fue la culpable de su endeudamiento, transfiriendo los pasivos que iba captando a éstos. Obviamente la banca sólo buscaba ampliar el negocio, y debió ser el regulador quien cortara de raíz la formación de la monstruosa burbuja que reflejan los gráficos. ¿Por qué no lo hizo?

    España es uno de los países más endeudados del mundo. Los ajustes que al parecer van a iniciarse en el sector público van a acelerar este proceso de desapalancamiento, pero simplemente volver a ratios de 2005 (algo menos del 300% del PIB) será un proceso extremadamente lento y doloroso que llevará muchos años.

    Gráfico de la Semana
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    21 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios