¿Es Rajoy el gran estadista que nos ha sacado de la crisis?

Mientras que el Gobierno lo defiende los datos, tozudos, nos dicen que sólo estamos siendo arrastrados por circunstancias ajenas a ésteMuchos analistas independientes estamos más que

Mientras que el Gobierno lo defiende los datos, tozudos, nos dicen que sólo estamos siendo arrastrados por circunstancias ajenas a éste

 

Muchos analistas independientes estamos más que hartos de las declaraciones grandilocuentes de los miembros del Gobierno referidos a que su “extraordinaria gestión” de la economía es la que nos ha sacado de la crisis. Siendo como es más que discutible que realmente hayamos salido de la crisis, ya que los datos nos hablan más bien de una estabilización, todavía lo es mucho más el papel que haya podido tener el Gobierno en ello, como no sea en su papel de gran gastador. El gráfico de esta semana demuestra a las claras la absoluta falsedad de los méritos que se arroga el Gobierno en la mejora de la situación económica.

Vemos representados los tipos de interés pagados en las emisiones de bonos a 10 años por parte de los diferentes países del área euro sometidos a estrés financiero en noviembre de 2011, en plena vorágine de la crisis del euro cuando muchos temían que el euro pudiera desaparecer, y el mismo dato casi dos años después, en septiembre de 2013. También se representa la ratio de deuda respecto al PIB. Lo primero que llama la atención es que de los cinco países analizados en el que menos han disminuido los tipos es en España. Podemos ver que han descendido casi un punto más (100 puntos básicos) en Italia, casi tres puntos más en Irlanda y Portugal y cinco puntos más en Grecia. Por lo tanto la frase de que “los mercados reconocen la labor hecha por el Gobierno” suena cuando menos un poco exagerada. Aun en caso de que lo que estuvieran reconociendo fuera eso, la labor del Gobierno sería la peor de los cinco países en problemas. Aunque la tesis más razonable es que la mejora en el acceso a la financiación por parte de los países europeos poco tiene que ver con las acciones de los respectivos gobiernos y mucho con las del Banco Central Europeo.

El dato que más avala esta hipótesis lo podemos encontrar también en el gráfico, y es la ratio deuda/PIB. La teoría económica nos dice que el precio pagado por la deuda depende de varios factores, pero en igualdad de condiciones el decisivo es la sostenibilidad de las finanzas públicas, es decir, que el crecimiento del PIB nominal sea mayor que el de la deuda. Y lo que nos dice el gráfico es que todos los países con problemas han empeorado y el que más lo ha hecho, con mucha diferencia, ha sido España. Por tanto no tendría lógica alguna la mejora en el acceso a la financiación si no fuera porque tenemos al BCE y a los enormes superávits por cuenta corriente de Alemania respaldándonos. Que precisamente es lo que en noviembre de 2011 estaba en tela de juicio.

Por último, y como conclusión, resulta penoso ver al Gobierno español –y en menor medida al resto de gobiernos europeos de países problemáticos– presumiendo de “ajustes estructurales” o de “mejoras en los fundamentales de la economía” cuando lo único que están haciendo es un estímulo keynesiano de lo más burdo y que en España equivale a 12 puntos del PIB anuales. Así cualquiera estabiliza la economía de un país. Que tengan un Feliz Nuevo Año.

Gráfico de la Semana
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios