Más beneficios, menos ventas

Una vez conocidos los resultados de las empresas correspondientes al tercer trimestre es posible extraer conclusiones de la evolución de las cuentas

Una vez conocidos los resultados de las empresas cotizadas correspondientes al tercer trimestre, es posible extraer conclusiones de la evolución de sus cuentas de resultados durante el último año, y analizar el diferente comportamiento de las compañías estadounidenses, europeas y españolas.

Tanto las empresas españolas integrantes del Ibex 35 como las incluidas en el Eurostoxx 50 han logrado aumentar sus beneficios en el tercer trimestre en comparación con el del año anterior, mientras que las ventas se han reducido. Además, para las compañías integrantes de ambos índices, el tercer trimestre de este año ha sido peor que el segundo, tanto en ventas como en beneficios.

En el caso de las empresas incluidas en el S&P 500 crecen tanto las ventas como los beneficios, pero en la comparativa de ambos periodos (tercer trimestre 2013 frente al tercer trimestre de 2012, y frente al segundo trimestre de 2013) los beneficios crecen más que las ventas.

Principales conclusiones de estos datos:

- Las compañías con más peso en los tres índices analizados son compañías altamente internacionalizadas o multinacionales. El crecimiento global sigue siendo insuficiente para generar un incremento generalizado de las ventas.

- Las presiones deflacionistas en los precios las padecen las grandes empresas a nivel global, con gran dificultad para incrementar precios de venta.

- A diferencia de lo acontecido en el sector público, las empresas han llevado a cabo un severo ajuste de costes, ganando eficiencia y consiguiendo incrementar los beneficios incluso con menores ventas.

- El desapalancamiento o desendeudamiento de las empresas, junto con la caída de los tipos de interés, han permitido reducir significativamente el coste financiero de la deuda de las grandes compañías. Ya no es extraño encontrar empresas integrantes de los índices que se financien a menores tipos que el Estado a los mismos plazos. En el caso español: Iberdrola, Telefónica o Red Eléctrica, entre otras.

- De momento, las políticas de bajos tipos de interés y enormes inyecciones de liquidez han conseguido aupar las cotizaciones, pero sin lograr un crecimiento económico que se traduzca en un incremento de las ventas y por consiguiente de los beneficios empresariales.

- Con el S&P y el Dax alemán en máximos históricos, y el resto de bolsas desarrolladas en sus niveles más altos de los dos últimos años, es imprescindible que aumenten las ventas para que la subida de las cotizaciones sea consistente.

- Si realmente se acelera el crecimiento económico y las ventas de las compañías se incrementan, el apalancamiento operativo logrado durante los años de ajuste permitirá que los beneficios empresariales crezcan sensiblemente más que las ventas.

Esperemos que la actual política de los bancos centrales no tarde en traducirse en incremento de las ventas de las empresas. Sería el mejor síntoma de que su medicina funciona. De no ser así, más pronto o más tarde volveremos a tener burbujas financieras.

Información privilegiada
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios