España aprovecha la coyuntura

España está aprovechando tres factores coyunturales externos: el bajo precio del petróleo, los bajos tipos de interés y la depreciación del euro. Ninguno se debe a la actuación de nuestras autoridades

Foto: Miami (Reuters)
Miami (Reuters)

Cuanto más crecimiento económico tenga una economía, más creación de empleo habrá y más fácil será cumplir los objetivos de déficit público. La mayor actividad provocará un aumento de la recaudación de impuestos y el denominador de la ratio déficit/PIB facilitará la reducción del cociente.

En la revisión de las previsiones de crecimiento realizada la semana pasada por parte del FMI, España encabeza las revisiones al alza de entre todos los países desarrollados, aumentando un 0,6% y un 0,5% el crecimiento pronosticado para este año y el siguiente. 

España está aprovechando tres factores coyunturales externos: el bajo precio del petróleo, los bajos tipos de interés y la depreciación del euro. Ninguno de estos tres factores se debe a la actuación de nuestras autoridades, pero el aumento de las previsiones de crecimiento desde finales de 2014 está siendo superior en España al resto de los principales socios europeos que también deberían beneficiarse de estas circunstancias.



La caída del precio del petróleo equivale a una rebaja de impuestos a las familias y empresas. La mayor dependencia energética de España respecto a nuestros socios europeos hace que el efecto de la caída del crudo sea superior en nuestra economía.

Los anormalmente bajos tipos de interés y la posibilidad de que los bancos españoles accedan al BCE permiten que la concesión de crédito nuevo esté volviendo a crecer tanto en préstamos a familias, a pymes, e incluso en préstamos hipotecarios. Las familias han visto reducido el pago de las cuotas de sus hipotecas, por lo que han podido destinar dicho ahorro a consumo. A su vez, las empresas con capacidad de emitir en los mercados financieros están consiguiendo alargar plazos de sus vencimientos y reducir costes. Por su parte, el Tesoro Público está logrando emitir a tipos históricamente bajos recibiendo una elevada demanda subasta tras subasta. El ahorro de la carga de la deuda en las cuentas públicas supera este año los 10.000 millones de euros, que ayudan a rebajar el déficit sin reducir otros gastos.

La depreciación del euro desde niveles de 1,40 $/€ de hace un año ha sido aprovechada por las empresas españolas. Las exportaciones españolas se sitúan un 19% por encima del nivel precrisis. No todos los socios del euro han sacado el mismo provecho que nosotros. España es el país de la Eurozona que más ha incrementado el nivel de sus exportaciones fuera del euro.


Ninguno de los tres factores externos (precio del petróleo, tipos de interés y tipo de cambio) que están impulsando el crecimiento son estructurales ni permanentes. Es imprescindible aprovechar esta coyuntura favorable para realizar las reformas necesarias que permitan seguir creciendo cuando ya no sea posible contar con estos factores externos.

Lamentablemente, la economía Griega no ha podido beneficiarse de estos favorables factores externos. Desde principio de año, la disminución en su previsión de crecimiento ha sido constante. Perder la confianza internacional tiene un elevado coste en términos de crecimiento y de empleo, que acaban pagando los ciudadanos, como demuestra el caso griego. 

Información privilegiada
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios