Las mentiras de Podemos sobre el IRPF español
  1. Economía
  2. Laissez faire
Juan Ramón Rallo

Laissez faire

Por

Las mentiras de Podemos sobre el IRPF español

Con esa imagen tremendamente incompleta de la realidad es con la que Podemos quería dar carpetazo a un debate que en absoluto deberíamos cerrar, ni en España ni en Europa

Foto: El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias. (EFE)
El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias. (EFE)

Uno de los debates que deberían haberse abierto a raíz de los últimos casos de 'youtubers' exiliados a Andorra por motivos fiscales es el de los tipos marginales máximos en el IRPF. Unos tipos marginales máximos muy elevados no solo desincentivan la generación de valor por parte de los trabajadores con elevados ingresos, sino que, en un mundo de jurisdicciones múltiples y competitivas, también impulsan la transferencia de personal a esas otras jurisdicciones. Acaso convendría adoptar tipos marginales máximos más reducidos (incluso un tipo único en el IRPF, como hace Estonia) antes que perder bases imponibles y profesionales que generan valor dentro de nuestras sociedades (al margen de los impuestos que paguen).

En Podemos, sin embargo, parece que este debate no resulta demasiado de su agrado, de ahí que hayan reclamado cerrarlo precipitadamente en falso. Desde la cuenta de Twitter del partido morado, los de Pablo Iglesias compartieron el siguiente mapa de Europa en el que aparecen los tipos marginales máximos del IRPF por país junto con el mensaje: “No hay debate. Estamos a la cola de Europa. Quien más gana tiene que pagar más”. Y es que, en el mapa adjunto, el tipo marginal máximo en España es apenas del 43,5%, cuando en el resto del continente está sustancialmente por encima. Pero el caso es que sí hay debate.

Primero, cuestiones metodológicas aparte, el mapa de 2019 está totalmente desactualizado y Podemos debería ser consciente de ello, porque ha sido su Gobierno el que acaba de elevar el tipo marginal máximo del IRPF en España. En particular, para las rentas superiores a 300.000 euros, el tramo nacional del IRPF pasa a ser del 24,5%, lo que significa que, en aquellas autonomías que no hayan alterado su tramo autonómico del IRPF, el tipo marginal máximo será del 47%. Esa es, de entrada, la trampa más obvia del gráfico: que, a día de hoy, nuestro tipo marginal máximo no es de 43,5% (aunque, en realidad, en 2019 era del 45%) sino del 47%. Y Podemos lo sabe… o debería saberlo, pues han sido ellos quienes han presionado dentro del Gobierno de coalición para que en 2021 se estableciera ese 47%.

Segundo, a la hora de la verdad, el tipo marginal máximo supera el 47%, puesto que la mayoría de autonomías sí han modificado su propio tramo y, en la práctica totalidad de los casos, para elevarlo. Así las cosas, a comienzos de 2021, los tipos marginales máximos por autonomía son los siguientes: Madrid, 45,5%; Castilla y León, 46%; Galicia, 47%; Murcia, 47,6%; Andalucía, 48,2%; Baleares, 49,5%; Extremadura, 49,5%; Aragón, 49,5%; Cantabria, 50%; Cataluña, 50%; Asturias, 50%; Canarias, 50,5%; La Rioja, 51,5%; Navarra, 52%, y Comunidad Valenciana, 54%. La mayor parte del país, por consiguiente, sufre tipos marginales máximos por encima del 47%, no digamos ya del 43,5% que pretendía impostar Podemos.

Y en tercer lugar, el mapa de la Tax Foundation, si bien puede ser informativo de una característica relevante del tributo —el gravamen más elevado—, oculta muchos otros rasgos del mismo que son al menos tan importantes como esta y que, en su ausencia, solo nos proporcionan una imagen distorsionada acerca de la losa fiscal que recae sobre las espaldas de los contribuyentes. Por ejemplo: ¿a partir de qué niveles de ingresos se aplica el tipo marginal máximo en cada país? No es lo mismo cobrar el 45% a partir de 20.000 euros que el 50% a partir de 10 millones. En el mapa (desactualizado) que nos ofrece Podemos, el tipo marginal máximo en España (del 45%) empezaba a aplicarse a partir de 60.000 euros (hoy sigue siendo así, solo que se ha añadido un nuevo tramo, el 47%, a partir de 300.000 euros): o expresado con la métrica que emplea la OCDE, nuestro marginal máximo se aplicaba en 2019 a partir de unos ingresos equivalentes a 2,4 veces los ingresos medios del país.

Otros Estados que, según el mapa, deberían ser más gravosos que España, sin embargo, empiezan a castigar a sus ciudadanos con el tipo máximo mucho más tarde: Alemania, a partir de unos ingresos equivalentes a 5,3 veces el medio; Portugal, a 15 veces; Grecia, a 11; Francia, a 16,1, y Austria, a 22,7 veces. Ciertamente, también hay otros países que comienzan a gravarlos a niveles de ingresos igualmente bajos como los de España en 2019 (por ejemplo, Suecia, Bélgica u Holanda), pero la cuestión es que únicamente citar el tipo marginal máximo por país puede proporcionar una imagen tremendamente incompleta de la realidad.

Y con esa imagen tremendamente incompleta de la realidad es con la que Podemos quería dar carpetazo a un debate que en absoluto deberíamos dar por cerrado, ni en España ni en Europa.

ESA Economía IRPF