Con (solo) un pie fuera

El traslado de Abengoa a Valencia deriva ya en un pulso político entre el Gobierno y la Junta de Andalucía, en el que también sale perjudicado el alcalde socialista de Sevilla

Foto: El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en el Tourism Innovation Summit 2020 (TIS).
El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, en el Tourism Innovation Summit 2020 (TIS).

Las esquinas de los centros de poder en Andalucía dan mucho de sí, sobre todo si uno se encuentra en el lugar correcto y en el momento adecuado.

  • EN MADRID

Por las esquinas del Ministerio de Industria, que dirige Reyes Maroto, han tomado buena nota de la preocupación del alcalde de Sevilla, el también socialista Juan Espadas, porque la operación del traslado de Abengoa a Valencia que está propiciando el Gobierno de Pedro Sánchez, para evidenciar la "falta de compromiso de la Junta de Andalucía de Juanma Moreno con sus empresas", supone también un gran golpe para la ciudad —la mayor de España con un regidor del PSOE—. El alcalde hispalense le ha dicho a la ministra —que ha estado días atrás en Sevilla— que podría aceptar que se traslade la sede fiscal si eso salva la empresa —con el aval de 20 millones de la Generalitat valenciana—, pero que se enfrentará a su compañero Ximo Puig si insiste en llevarse también la sede operativa de la compañía, lo que podría suponer más de 1.000 empleados que actualmente trabajan en su sede de Palmas Altas.

  • EN SEVILLA

Por las esquinas del Palacio de Congresos de Sevilla (Fibes), no ocultan su satisfacción por el resultado de la primera edición de la cumbre Tourism Innovation Summit (TIS), celebrada la pasada semana con la inauguración de la Reina —Felipe VI estaba confinado—, numerosas autoridades nacionales y los responsables de algunas de las principales compañías del sector turístico y del sector TIC (nuevas tecnologías). Este encuentro presencial ha sido impulsado por Albert Planas —uno de los creadores del Mobile de Barcelona— y el empresario sevillano Enrique Ybarra —propietario de los autobuses y servicios turísticos City Sightseeing—, se repetirá durante 10 años y pretende ser una alternativa a la madrileña Fitur, cuyo modelo ha dado síntomas de agotamiento en las últimas ediciones (en 2021, se ha atrasado al mes de mayo).

  • EN TARIFA

Por las esquinas del municipio gaditano, se muestran satisfechos de que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico haya incluido en el catálogo de especies exóticas invasoras al alga asiática Rugulopteryx okamurae— que lleva varios años creciendo de forma descontrolada en el estrecho de Gibraltar y que amenaza no solo la pesca sino al turismo. Los ayuntamientos de la zona piden que Gobierno y Junta pongan cuanto antes las medidas necesarias para impedir su crecimiento y recuerdan que no solo es un enorme problema para el ecosistema medioambiental, sino que puede afectar a la “gallina de los huevos de oro” de la economía andaluza: el turismo en la Costa del Sol, en cuyas playas ya han aparecido estas molestas algas. Si no se toman medidas a tiempo, puede ocurrir como en la Riviera Maya mexicana, en caída imparable desde que en el año 2013 el sargazo se fue apoderando de playas tan turísticas como Cancún y alrededores.

  • EN EL DESPACHO DE LOTERÍA

Por las esquinas de las administraciones de juegos y apuestas del Estado, reconocen su preocupación por el desarrollo de la campaña del Gordo de Navidad, que está siendo más floja de lo esperado. A estas alturas, han vendido la mitad que en años anteriores y aunque confían en que en las tres próximas semanas se produzca un acelerón en las ventas, creen que serán cerca de un 30% menores que en 2019. Andalucía es la segunda comunidad, tras Madrid, que más gasta en este tradicional sorteo. En concreto, el pasado año, los andaluces compraron décimos y participaciones por casi 500 millones de euros. Este año, el menor contacto social está provocando una caída de la tradición de compartir número, aunque los vendedores confían en que se produzca el “milagro de la Navidad” en forma de repunte a través de nuevas tecnologías (WhatsApp y Bizum, fundamentalmente).

  • EN EL BAR

Por las esquinas de la barra: “No te lo vas a creer, pero se me han multiplicado las citas en la notaría de clientes que quieren ver si sus herencias están claras para que no les pasen cosas como las de Cantora…”.

Por las esquinas