Es noticia
Menú
La bombona de butano debería bajar de precio y no debería existir déficit
  1. Economía
  2. Tribuna
Tribunas EC3

Tribuna

Por

La bombona de butano debería bajar de precio y no debería existir déficit

Recordamos brevemente cómo funciona el sistema actualmente vigente de precios máximos. El precio sin impuestos bimestral (PSI) consta de tres sumandos: el coste de la materia

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Recordamos brevemente cómo funciona el sistema actualmente vigente de precios máximos. El precio sin impuestos bimestral (PSI) consta de tres sumandos: el coste de la materia prima, el coste de comercializacióny el déficit acumulado unitario al inicio delbimestre. Este precio tiene dos restricciones: la del PSI máximo, que es de 114,2025 c€/Kg (equivalente a un precio de venta al público de 17,5 €/Bot. con los impuestos actuales), y la de que debe estar dentro del rango del ±5% del precio sin impuestos del bimestre anterior. Aplicando estas restricciones, se obtiene el precio sin impuestos bimestral.

En abril de 2014 se publicó aquí un artículo sobre el precio de la botella de butano,el déficit que se había originado hasta ese momento y su posible proyección al futuro. Se establecía en el mismo que las referencias de las cotizaciones internacionales, Arabia Saudí y mar del Norte, y del flete, desde Arabia Saudí a Lavera (Francia) y España, que entraban en la fórmula que determinaba el coste de la materia prima, no eran las más apropiadas, ni tampoco la media aritmética utilizada.

La cotización de Arabia Saudí, la más cara, es referenciapara Asia, principal consumidor de este producto. El flete desde Arabia Saudí también es el más caro, dándose además la circunstancia de que no se importa producto de ese país. La fórmula vigente debería ser una media ponderada de las cotizaciones más fletes de los países de los que realmente se importan estos productos, con ponderación de cantidades inversamente proporcionales a las cotizaciones más fletes. Esto significaría que se compraría más cantidad del producto más barato y menos del más caro, y no como la fórmula actual, en que con independencia del precio de la cotización más el flete, tanto mar del Norte como ArabiaSaudí entran en la fórmula con idéntica cantidad, ya que es una media aritmética. Se debería haber introducido Argelia, país del que se importa bastante, y eliminado ArabiaSaudí, país del que no se importa.

Desde entonces, y teniendo en cuenta la evolución de los mercados exterioresde las materias primas por una parte, de la evolución del mercado interior marcada por nueva normativay su correspondiente aplicación, y la situación de los precios en otros países comunitarios próximos, se actualiza dicho artículo.

Evolución de los mercados exteriores

El gráfico siguiente muestra la evolución muy favorable de las cotizaciones internacionales, que han seguido más al crudo y sus derivados, especialmente la nafta, con los que compiten como materia prima petroquímica, que al gas natural,que ha bajado bastante menos. Se ve la gran caída de los meses que siguen a octubre. Con los datos de futuros de la primera quincena de enero, se puede prever que las cotizaciones y fletes en febrero seguirán bajando, aunque hay que decir que, teniendo en cuenta la fortísima caída de este mercado, en algún momento se pararán estas caídas, posiblemente al mismo tiempo que la del crudo.

De los datos de importación de Aduanas, se puede decir que apenas se importa butano, pero sí mucho propano, principalmente de Argelia, en menor medida del mar del Norte y nada de ArabiaSaudí. El precio de referencia reconocido para el propano en la fórmula de precios máximos del GLP envasado es un 14,4% superior al del propano importado. En meses sucesivos es posible que se aumente esta diferencia por precios reales muy inferiores a los precios de contrato que entran en la fórmula de precios máximos. En el caso de que se hubiera puesto como referencias Argelia y Mar del Norte, todavía se habría obtenido un 1,9% más que el precio de importación de Aduanas.

El resultado es el siguiente. El cuadro muestra una comparación internacional:

Se ve que seguimos siendo el país más barato de Europa (de los países que se pueden conseguir datos), lo que es lógico por ser el estado con mayor consumo y con la mayoría de las instalaciones amortizadas.

Los precios en Reino Unido son extremadamente altos, y no han notado la bajada de la materia prima. En Portugal hay una dispersión de preciosenorme, entre 21,5 €/botella en las zonas baratas y 27 en las más caras. Desde la primavera pasada se viene hablando en el Gobierno de este país y en asociaciones de protección de los consumidores del establecimiento de un sistema de precios máximos que proteja al consumidor, similar al existente en España. Es una pena que no exista en la UE una política eficaz de control de los precios de los oligopolios, limitándose a la existencia de una hipotética competencia entre las empresas que forman parte del oligopolio, dando lugar en nuestro país a grandes déficits como el eléctrico, pequeños o moderados como en el del gas, o con márgenes excesivos como en los hidrocarburos líquidos, que merecen un análisis particular en otro artículo.

En el caso del eléctrico, habría que haber realizado un control de los costes reales incurridos por las empresas y reconocerles los déficits incurridos siempre que los costes correspondientes fuesen económicamente eficientes. Así se hacía anteriormente, en una época en que el Gobierno controlaba a una empresa pública como Endesa, de la que nunca se debió desprender.

El enorme déficit reconocido justifica medidas de este tipo, que podrían considerarse como de intervención de las empresas, que no deberían mantenerse indefinidamente, y solamente hasta el reconocimiento de un déficit o deuda justa, y la implantación de un nuevo modelo del sistema que modelice adecuadamente esta deuda. Obviamente, esta solución requiere recursos por parte de la Administración y datos a suministrar por las empresas que no los darían de buen grado. Tampoco es adecuado pasar estos déficits a que los paguen generaciones futuras como recientemente ha legislado este Gobierno.

*Juan Antonio Esparza. Ingeniero industrial

Recordamos brevemente cómo funciona el sistema actualmente vigente de precios máximos. El precio sin impuestos bimestral (PSI) consta de tres sumandos: el coste de la materia prima, el coste de comercializacióny el déficit acumulado unitario al inicio delbimestre. Este precio tiene dos restricciones: la del PSI máximo, que es de 114,2025 c€/Kg (equivalente a un precio de venta al público de 17,5 €/Bot. con los impuestos actuales), y la de que debe estar dentro del rango del ±5% del precio sin impuestos del bimestre anterior. Aplicando estas restricciones, se obtiene el precio sin impuestos bimestral.

Butano Arabia Saudí Materias primas Petróleo