Dúplica y conclusión a Rallo: el sistema público de pensiones es sostenible

Por un lado, me da la razón en la mayor parte de mis argumentos, corrige los suyos y en último extremo presenta datos equivocados extraídos del propio informe que yo mismo le pasé

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

¿Es sostenible el sistema público de pensiones? Y, si la respuesta es afirmativa, ¿qué habría que hacer? Trataré de mostrarlo en este artículo tras constatar los errores de los dos artículos previos de Juan Ramón Rallo.

Leída la dúplica que me hace Rallo, compruebo con satisfacción que, por un lado, me da la razón en la mayor parte de mis argumentos (productividad), corrige los suyos (salarios) y en último extremo presenta datos equivocados extraídos del propio informe que yo mismo le pasé (bonificaciones).

Ya reconoce Rallo, cediendo su principal argumento político, que el sistema no va a explosionar sino que, sostiene el abogado, si se mantienen las reformas de 2011 y 2013, se podría salvar. Suele pasar. El primer ímpetu de los anarcocapitalistas suele chocar con la realidad de la investigación económica.

Reconoce Rallo que el sistema no va a explosionar sino que, sostiene el abogado, si se mantienen las reformas de 2011 y 2013, se podría salvar

Las causas son la escasa evolución de los ingresos por cotizaciones (caída de las rentas salariales y bonificaciones) y la propia evolución de los gastos (incremento en el número de pensionistas). Estas causas, que provocan un fuerte déficit de la Seguridad Social, son producidas por los siguientes factores:

El I+D como principal raíz del problema

¿Qué tendrá que ver, se preguntarán, el I+D? La investigación y el desarrollo es el principal factor que hace aumentar la productividad (productividad total de los factores). Esta influye en la renta de los españoles (los salarios y los excedentes), y esta a su vez en los ingresos de la Seguridad Social.

¿Cuál ha sido la evolución del I+D en España? A Rallo, más aficionado a la política que a la investigación económica, le gustará saber que los gobiernos socialistas aumentaron el gasto en I+D (hasta el 1,33% sobre el PIB en 2011), inversión que comenzó a descender con la llegada de Mariano Rajoy (hasta el 1,19% sobre el PIB en 2016), tal como puede verse en el siguiente gráfico.

Entonces, ¿una escasa I+D nos lleva a una baja productividad?

La evolución de la productividad total de los factores (PTF), fruto en parte de la escasa inversión en I+D+i de los conservadores, tal como hemos visto antes, afecta al nivel salarial de la economía. Y este a los ingresos de la Seguridad Social.

Yo hablo de economía, no de política. Rallo, que sin duda tiene más pericia en la política que en la economía, corre y me señala que con los gobiernos de Zapatero pasaba igual. ¿Y?, ¿quién ha dicho lo contrario? Los factores que inciden en la PTF tienen un efecto a largo plazo. Los gobiernos que obsesionan a Rallo, los socialistas, invirtieron en I+D, lo cual fue insuficiente (personalmente, les suelo decir a mis alumnos en la Facultad de Ciencias Económicas que la principal laguna de los que analizan la economía desde una posición de letras es el desconocimiento de la macroeconomía).

En ese sentido, como señala en un reciente artículo Miguel Sebastián (profesor también de Teoría Económica), tomando el valor 100 en 1999, la PTF apenas creció en España un 1% acumulado en estos 18 años, frente al 10% de los Estados Unidos o el 13% de Alemania. Casualmente tomo el periodo de 18 años, no caprichosamente, sino porque la evolución de la PFT tiene causas que se ahondan en el largo plazo (Rallo la relaciona entre derecha e izquierda).

En el trabajo del BBVA 'Ciclo económico, acumulación de capital en España y crecimiento regional', se señala que si todas las regiones de España hubieran tenido el mismo comportamiento de la PTF que la que mayor de ellas tiene, el PIB de España sería un 15% mayor. Es decir, aproximadamente, un 15% más de renta para los españoles, unos 150.000 millones de euros. ¿Puede haber una parte de este dinero con que pagar parte de las pensiones?

Reforma laboral de 2012

También reconoce Rallo (menos mal… pareciera que su artículo en parte lo hubiese escrito un socialdemócrata) que los salarios son el principal determinante. Y, empeorando los efectos del escaso crecimiento de la productividad, la reforma laboral de 2012 provocó una deflación salarial que supuso una afectación al crecimiento de los ingresos de la Seguridad Social.

No se trata de elevar los salarios un 40%. Basta con lograr expandir la PTF para incrementar el PIB un 15% en los años que sea necesario

No, estimado Juan Ramón Rallo, no se trata de elevar —como señala— los salarios un 40%. Basta con lograr expandir la PTF para incrementar el PIB un 15% en los años que sea necesario.

Bonificaciones: el error de Rallo

¿Afectan las bonificaciones de Rajoy a la cuota de los empleadores a los ingresos de la Seguridad Social?

Ayer analizábamos en clase, por puro ejercicio intelectual, el primer artículo de Rallo. Mis propios alumnos se dieron cuenta del error del abogado en los datos que esgrimía en relación a sus argumentos a favor de las bonificaciones.

Una bonificación en la cuota es un menor ingreso a la Seguridad Social que el hecho de que no se hubiese producido

Uno de mis alumnos, mientras trabajábamos los datos, señaló, acertadamente, que, por definición, una bonificación en la cuota es un menor ingreso a la Seguridad Social que el hecho de que no se hubiese producido. Sin duda. Vamos que, como él dijo, 100 menos el 20% de 100 es 80 (excepto para Rallo). Luego las bonificaciones afectaron a los ingresos. Y no habría más que hablar.

Para mayor abundamiento, con los datos sin deflactar, la caída de la cuota empresarial por ocupado disminuye (ver cuadro). ¿Dónde reside el error de Rallo? No se ha fijado bien en los papeles que le mandé y no se dio cuenta de que a pie de página se señala: “A partir de 2012, el Régimen General contiene el Sistema Especial Agrario y el Sistema Especial de Empleados del Hogar”. Un pequeño problema de escribir con cierta prisa por parte del director del Juan de Mariana.

¿Cómo solucionamos el problema técnico para mostrar si han aportado menos las cuotas de los empresarios y que Rallo salga convencido? Relacionemos el peso de las cuotas empresariales con el total de ingresos de la Seguridad Social para el Régimen General. ¿Y qué vemos en el siguiente gráfico? 'Voilà', como dice el abogado, el peso disminuye durante el periodo de Mariano Rajoy. Sorprendente, ¿verdad?

Entiendo, pues, que tamaño error que han detectado mis alumnos no lo cometió Rallo intencionadamente, sino las prisas al redactar o la menor experiencia en el análisis económico.

Conclusión: el sistema de pensiones es sostenible

Mi propuesta es la siguiente:

  1. Poder adquisitivo. Lo primero que hay que hacer es volver a la situación anterior, en que las pensiones se revalorizaban al menos con el IPC.

  2. Blindaje de las pensiones. A través de su encaje constitucional, o similar, blindar las pensiones frente a los cambios de gobierno.

  3. Derogar la reforma del sistema de 2013.

Para ello, a corto plazo:

  1. Derogar la reforma laboral de 2012 para que los salarios puedan ganar nivel.

  2. Implementar las reformas estructurales suficientes para que la edad media de jubilación (jubilaciones anticipadas) no lastre el sistema.

  3. Sustituir las bonificaciones por otros ingresos o eliminar una buena parte de ellas.

Y a largo plazo:

  1. Invertir en I+D+i.

  2. Con el fin de mejorar la PTF (implementando otras políticas, además del I+D).

  3. Para que España pueda ganar en PIB, por lo tanto en renta, y así ser capaces de pagar las pensiones a través de una política económica adecuada.

Con aprecio.

*Antonio Miguel Carmona, profesor de Economía.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios