Medioambiente, sociedad y gobernanza, los nuevos retos de la banca

En Axesor Rating, estamos convencidos de la necesidad de considerar estos factores en el estudio de nuestros 'ratings'

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El sistema bancario tiene por delante importantes retos que ponen de manifiesto la necesidad de evolucionar desde el modelo bancario actual hacia otro que permita hacer frente a los desafíos provenientes no solo del entorno de bajos tipos de interés, la cada vez más exigente regulación o la incertidumbre política, sino también de la competencia con las 'fintech', la revolución tecnológica y la unión bancaria, además de la pérdida reputacional o los riesgos ESG (medioambiente, sociedad y gobernanza, en sus siglas en inglés).

Los últimos datos económico-financieros publicados ponen de manifiesto que, en el tercer trimestre de 2019, la banca continuó trabajando en este sentido, reduciendo los activos improductivos, mejorando las ratios de capital, redimensionando estructuras para ajustar gastos de explotación y consolidando nuevas fuentes de ingresos para afrontar el menor apetito del sector privado por el crédito. La finalidad última es conseguir mejorar los estrechos niveles de rentabilidad a los que se enfrenta.

Desde el pleno convencimiento, en Axesor Rating queremos subrayar la importancia que la correcta gestión de los riesgos ESG tendrá en la configuración futura de la actividad bancaria, no solo por el papel protagonista de la banca en la canalización del crédito hacia actividades respetuosas con el medioambiente y el crecimiento económico inclusivo, sino también por la gestión activa que, como empresas que son, realizan los bancos de los riesgos ESG que directamente les afectan, como el consumo eficiente de recursos, la reducción de la huella de carbono, las políticas de equidad salarial e igualdad o la reducción de la exclusión financiera, entre otras.

Es especialmente destacable el papel que desempeñan en el fomento de las emisiones de bonos verdes corporativos

Llegados a este punto, es obligado realzar el compromiso público mostrado por los principales bancos españoles en este sentido, no solo por su adhesión el pasado septiembre en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas a los principios de banca responsable, junto a otras entidades extranjeras, sino también por la progresiva incorporación de estos principios a sus respectivas políticas de inversión. Es especialmente destacable el papel que desempeñan en el fomento de las emisiones de bonos verdes corporativos.

No podemos pasar por alto la reciente emisión del primer bono social efectuado por un banco español, CaixaBank, por ser el pistoletazo de salida a futuras emisiones que esperamos que realice el resto de las entidades financieras españolas. CaixaBank ha puesto de manifiesto que el papel activo de la banca en el cumplimiento de la Agenda 2030 no proviene exclusivamente del lado de la cartera de inversión crediticia, sino que también existe recorrido por el lado de los pasivos financieros. El bono, de hecho, despertó una elevada demanda por parte de los inversores.

En Axesor Rating estamos convencidos de la necesidad de considerar estos factores en el estudio de nuestros 'ratings', compromiso que ya reflejamos en 2017 con nuestra adhesión a los 'Principles for Responsible Investment' de la ONU y al Observatorio Español de la Financiación Sostenible, los cuales, desde entonces, estamos incorporando progresivamente en nuestras metodologías. Estamos convencidos de que el viraje de la banca hacia un nuevo modelo de negocio permitirá fortalecer el sistema financiero para afrontar los retos de un futuro no muy lejano, en el que es de especial relevancia el objetivo de alcanzar una economía descarbonizada para el año 2050.

*Antonio Madera del Pozo es jefe de Rating Soberano y Subsoberano de Axesor Rating.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios