teresa astolfi

Desafíos y oportunidades de la UE ante el Covid-19 en su 70º aniversario

Sólo desde el verdadero espíritu europeísta, la Unión Europea jugará el papel de liderazgo que le corresponde en el mundo para la salida de la crisis del Covid-19

Foto: Bandera de la unión europea (EFE)
Bandera de la unión europea (EFE)

Estos días que conmemoramos el 75º aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial y el 70º aniversario de la UE, desde Women in a Legal World estamos convencidas de que sólo desde el verdadero espíritu europeísta, la UE jugará un papel de liderazgo en el mundo hacia la salida de la crisis del Covid-19.

Me gustaría comenzar por trasladar un mensaje de sentido pésame a todos los familiares de las más de 25.000 personas que han perdido su vida en España como consecuencia de la pandemia del coronavirus y darle las gracias a todos los héroes anónimos que han velado por el bienestar de todos los españoles.

Desde la asociación Women in a Legal World deseamos arrojar más luz sobre los momentos de dificultades e incertidumbre que vivimos y mirar hacia el futuro desde las oportunidades que nos brinda esta nueva crisis. En esta ocasión, hemos querido celebrar el 70º aniversario de la Unión, organizando un webinar para analizar las prioridades de la Unión Europea y, en particular, el alcance de la pandemia del COVID-19 y sus respectivas consecuencias legales a nivel europeo.

GRAF6673. SIBIU (RUMANÍA), 09 05 2019.- Foto de familia de los líderes de los 27 que se reúnen en la cumbre europea informal de Sibiu (Rumanía) para abordar un borrador de la agenda europea hasta 2024 y para firmar una declaración sobre la unida
GRAF6673. SIBIU (RUMANÍA), 09 05 2019.- Foto de familia de los líderes de los 27 que se reúnen en la cumbre europea informal de Sibiu (Rumanía) para abordar un borrador de la agenda europea hasta 2024 y para firmar una declaración sobre la unida

Previamente, nuestra asociación liderada por Marlen Estévez organizó otro webinar sobre las consecuencias jurídicas del COVID-19 en España y publicó una guía, a tal efecto, en relación con las consecuencias legales de las medidas adoptadas por el Gobierno a raíz de esta crisis sanitaria, económica y social. Entonces, pensamos que sería interesante abordar el desafío del coronavirus también desde la perspectiva europea, teniendo en cuenta que la mayor parte de la legislación que se aplica en nuestro país proviene de Bruselas.

Para entender bien qué es lo que pasa en Europa habría que retroceder setenta años en el tiempo, exactamente al 9 de mayo de 1950 y tomar en consideración la Declaración de Robert Schuman, en la que estableció lo siguiente: “Europa no se hará de golpe, ni en una obra de conjunto, se hará por medio de realizaciones concretas, que creen, en primer lugar, una solidaridad de hecho”. Estas palabras, que significaron el embrión de lo que hoy conocemos como la Unión Europea, determinaron entonces que Europa se construiría a fuego lento.

Robert Schuman estableció: “Europa no se hará de golpe, ni en una obra de conjunto, se hará por medio de realizaciones concretas, que creen, en primer lugar, una solidaridad de hecho”.

Es innegable que hemos avanzado muchísimo en el proyecto de integración europea, incluso muchas veces “a golpe de crisis”. A pesar de las dificultades, estos setenta años de proyecto en común nos han propiciado el más largo período de paz en nuestra historia reciente; nos han ofrecido un sistema político basado en la democracia, el respeto de los derechos humanos, las libertades fundamentales y el Estado de Derecho; y nos han traído a nuestras vidas elevadas cotas de prosperidad y bienestar social. En suma, podemos afirmar que la historia de la Unión Europea es la crónica de un éxito, tanto para Europa como para España.

Vivimos en un mundo interconectado en el que los efectos de la globalización se han puesto de manifiesto en nuestras vidas a lo largo de estas dos décadas del siglo XXI. Desde los atentados terroristas del 11S y los sucesivos ataques yihadistas cometidos en Europa, incluyendo el mayor atentado terrorista de nuestra historia el 11M; pasando por la crisis financiera que se originó al otro lado del Atlántico con la quiebra de Lehman Brothers y que posteriormente desencadenó la crisis del euro. Y ahora, en 2020, este nuevo virus con origen en Wuhan (China) a 10.000 km de España, supone la mayor amenaza para nuestro país y nuestro continente.

En mi opinión, para abordar el alcance de esta pandemia, debemos trabajar con determinación a nivel nacional y nunca ir por detrás del virus. Adelantar las medidas podría haber evitado la pérdida de miles de vidas y la dureza del confinamiento. Al mismo tiempo, debemos reforzar la cooperación europea y global, especialmente en el seno de la UE y el G20, puesto que se trata también de un desafío de carácter europeo y global.

En el contexto de la UE, debemos abogar por una mayor integración europea y actuar con una sola voz, no con veintisiete ni por bloques norte-sur. Ningún país de la UE por sí mismo podría situarse a la vanguardia del resto de potencias mundiales como Estados Unidos, China o Rusia, si no lo hacemos juntos desde el corazón de Europa. Ya hemos aprendido de otras crisis que siempre avanzamos hacia delante cuando permanecemos unidos.

En primer lugar, debemos abordar el desafío del COVID-19 desde el ámbito de la salud. Nuestra prioridad debe ser salvar vidas y profundizar en la investigación para que pronto pueda salir la vacuna que erradique los efectos devastadores de la pandemia. En segundo lugar, adoptar medidas para paliar las consecuencias económicas y sociales derivadas de esta crisis sanitaria, con especial atención a los más vulnerables. Y, en tercer lugar, velar por el respeto y la defensa de nuestros principios y valores democráticos. Es el momento de la transparencia, no de la propaganda.

En toda esta nebulosa de dificultades, también hay certezas y oportunidades. Una de las más claras que se pusieron ayer de manifiesto en el webinar es la apuesta por la digitalización, que constituirá la piedra angular y la palanca necesaria para la reconstrucción de Europa. Por ejemplo, ya nadie duda de que es fundamental la formación de naturaleza tecnológica y que el teletrabajo ha venido para quedarse.

Los “Padres Fundadores de la UE”; Schuman, Adenauer, de Gasperi… se quedarían hoy fascinados de hasta dónde hemos conseguido llegar juntos los europeos. También considero que ahora es el momento de dar el protagonismo que merecen asimismo algunas de las “Madres de la UE”, si se me permite la expresión.

Por eso, contamos en nuestro webinar con ponentes excepcionales que nos ilustraron hacia dónde va la UE. Participaron: Ana Palacio (ex Ministra de Asuntos Exteriores, actualmente dirige el bufete jurídico Palacio y Asociados), Nuria Díaz Abad (Vocal del Consejo General del Poder Judicial y ex jefe de la Abogacía del Estado ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea), Lina Gálvez (eurodiputada del PSOE), Pilar del Castillo (eurodiputada del PP y presidenta del “European Internet Forum”), Soraya Rodríguez (eurodiputada de C’s, ex presidenta de la Comisión mixta para la UE y ex portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados), Inmaculada Rodríguez-Piñero (eurodiputada del PSOE) e Isabel Benjumea (eurodiputada del PP y fundadora del Think Tank Red Floridablanca). Todas ellas, mujeres que con su esfuerzo, mérito y capacidad siguen construyendo Europa día a día.

A pesar de la hecatombe que ha supuesto la pandemia del coronavirus, se ha puesto de manifiesto el triunfo del Derecho.

*Teresa Astolfi es consultora sobre diplomacia pública y liderazgo y directora de Relaciones Internacionales de WLW

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios