Las ferias, motor de la reconstrucción económica

Debemos retomar cuanto antes la actividad ferial en la confianza de que estamos preparados para poder garantizar la seguridad desde el punto de vista de la salud

Foto: Inauguración 39 edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO). (EFE)
Inauguración 39 edición de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo de Madrid (ARCO). (EFE)

Las ferias comerciales cuentan con una gran tradición en España, uno de los países más importantes de Europa en materia de ferias, junto con Alemania, Italia, Francia y Reino Unido. De acuerdo con la UFI (The Global Association of the Exhibition Industry), la principal asociación internacional de la industria ferial, en todo el mundo se celebran unas 32.000 ferias al año.

En dichas ferias participan 4,5 millones de expositores y 303 millones de visitantes, suponiendo ello un impacto de 167.000 millones de euros de aportación al PIB mundial, teniendo en cuenta los impactos directos, indirectos e inducidos, y que la actividad genera un total de 3,2 millones de empleos directos e indirectos.

El 3 de junio celebramos el Global Exhibitions Day o Día Internacional de las Ferias, que, desde hace cinco años, y por iniciativa de la propia UFI, aúna a toda nuestra industria en unos 100 países, en un evento festivo y a la vez reivindicativo de la importancia del sector y del papel que desempeña en la economía, de apoyo a los distintos sectores industriales y empresariales y de repercusión en el entorno.

De hecho, en esta ocasión, el mensaje principal de la campaña global que se ha elegido es que “las ferias son clave para la reconstrucción económica”, es decir, las ferias pueden ser instrumentos inigualables que han de facilitar a las empresas que puedan volver a crecer y conectar con el mercado, dada su vertiente aglutinadora de empresas, profesionales, o público en general, para intercambiar información, dar a conocer novedades, llevar a cabo negocios, generando confianza a través del contacto personal.

La capacidad de adaptación ha quedado demostrada al convertir instalaciones en hospitales de campaña

Ese es el papel fundamental de nuestras organizaciones, el de apoyar a otros sectores económicos, y es por lo que actualmente estamos solicitando poder volver a celebrar ferias, congresos y otros eventos en los próximos meses, adoptando todas las garantías de seguridad para nuestros clientes, organizadores externos, proveedores y personal propio, adoptando las medidas de prevención que nos exijan las autoridades sanitarias principalmente. Al respecto, hemos estado trabajando en las últimas semanas en la elaboración de protocolos, que nos servirán como guía de buenas prácticas para adecuar nuestras instalaciones a los requisitos que marquen en cada momento las autoridades sanitarias, velando por la salud de todos los colectivos que organizamos, preparamos o utilizamos las ferias comerciales y otros eventos afines.

Empleados del MWC, tras conocer que el evento había sido cancelado por el coronavirus. (Reuters)
Empleados del MWC, tras conocer que el evento había sido cancelado por el coronavirus. (Reuters)

Las ferias comerciales, por otra parte, son herramientas de comunicación y marketing insustituibles, que cuentan con numerosas ventajas, como por ejemplo el contacto cara-a-cara. A los expositores les permiten ponerse en contacto con nuevos clientes y con sus clientes habituales, y para los visitantes resulta una manera fácil de conocer productos y novedades, pudiendo ver, tocar, degustar, comparar, probar, oler, escuchar las explicaciones en vivo, así como asistir a demostraciones y actividades complementarias de todo tipo. Las ferias han pasado a convertirse en experiencias extraordinarias para los profesionales y consumidores que las visitan.

Sobre la situación de las ferias en España, de acuerdo con los datos que registra nuestra asociación, podemos afirmar que la tendencia que se observa en estos últimos años ha sido creciente, atendiendo al comportamiento de los principales datos.

En el año 2019 fueron auditados 424 eventos celebrados, principalmente ferias, incluyendo en dicha cifra 35 congresos con área expositiva.

Entre las principales conclusiones observamos que los expositores totales, 49.819, presentan una disminución del 4,7% con relación a 2018, aunque son un 13,8% superiores a los de 2017. Si nos referimos a los expositores procedentes de otros países, estos registraron un incremento destacable del 8,4%, y suponen un 24,7% del total de los expositores, lo que muestra un notable grado de internacionalidad para el conjunto de las ferias españolas. El número total de visitantes creció un 10% respecto a 2018, y los visitantes internacionales identificados, 675.000, aumentaron un 29,2%.

Los 25 miembros que forman parte de la Asociación de Ferias Españolas en la actualidad representan alrededor de un 90% de la actividad ferial en nuestro país.

Hemos estado trabajando en protocolos que nos servirán como guía de buenas prácticas para adecuar nuestras instalaciones

Según un reciente estudio de Oxford Economics, el impacto económico del sector ferial en España, en términos de negocio, se estima en unos 13.000 millones de euros, tomando los impactos directos, indirectos e inducidos, y afecta, además de a los propios organizadores y recintos feriales, a una amplia variedad de sectores: hoteles, restauración, transportes, azafatas e intérpretes, construcción y decoración de stands, moquetas, seguridad, limpieza, carpintería, pintores, alquiler de vehículos, regalos y ocio, entre muchos otros, y genera asimismo unos 123.000 puestos de trabajo directos e indirectos, así como notables ingresos para la Administración.

El impacto también se expresa en términos de Producto Interior Bruto (PIB), el cual se eleva a 6.500 millones de euros anuales en total. Es por tanto un sector con una elevada repercusión y de generación de riqueza y de empleo, no siempre bien reconocidos.

La crisis sanitaria y la actual situación de algún modo nos obligará a analizar y meditar sobre el modelo de negocio. Hay algunos profesionales que vaticinan cambios en el formato de determinadas ferias tradicionales, afirmando que puedan tener algunas de ellas un formato híbrido, es decir, presencial y digital. Desde luego la digitalización está cada vez más presente en este y en otros sectores, y se considera algo ya imprescindible en términos de gestión, procesos, comunicación, etc.

Otro reto al que nos enfrentamos desde hace tiempo es la internacionalización de nuestras actividades y, más recientemente, la sostenibilidad, que, junto a la digitalización, son temas frecuentes abordados en los diferentes congresos y eventos a los que asistimos los profesionales del sector habitualmente, en los que se intercambian ideas y conocimientos.

La crisis sanitaria y la actual situación de algún modo nos obligará a analizar y meditar sobre el modelo de negocio

Nuestro sector está en continuo proceso de mejora, buscando soluciones a problemas comunes como al que nos enfrentamos en este momento, no solo en España sino también en otros países. La capacidad de adaptación y de servicio a la sociedad ha quedado demostrada al convertir nuestras instalaciones, cuando ha sido necesario, en hospitales de campaña, centros de acogida de personas sin hogar, centros logísticos de material sanitario o para otras actividades de colaboración destinadas a paliar los efectos de la crisis del COVID-19.

Ahora, más que nunca, se justifica la unión de nuestras entidades para sumar esfuerzos y contar con una única voz ante la Administración, lo que, de otro modo, individualmente, sería mucho más complejo. Es por ello que hago un llamamiento a retomar cuanto antes la actividad ferial en la confianza de que estamos sobradamente preparados para poder garantizar la seguridad desde el punto de vista de la salud de todos los agentes que intervienen en las ferias, y por supuesto, con garantía de éxito comercial para sus expositores y visitantes.

El futuro inmediato sigue siendo una incógnita, pero todos confiamos en que la situación económica vaya recuperándose de nuevo de forma paulatina, a lo cual, como antes decía, nuestro sector puede contribuir de forma destacada, hasta volver a alcanzar a medio plazo los niveles de actividad que hemos venido disfrutado en estos últimos años.

*Xabier Basañez Llantada es presidente de la Asociación de Ferias Españolas y director general de Bilbao Exhibition Centre (BEC).

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios