Las claves para invertir a largo plazo cuando todo alrededor hace ruido
  1. Economía
  2. Tribuna
Tribuna EC10

Tribuna

Por

Las claves para invertir a largo plazo cuando todo alrededor hace ruido

Aunque puede considerarse una inversión conservadora, quienes optan por invertir a largo plazo suelen verse recompensados cuando una empresa alcanza un hito significativo

Foto:

Una de las claves que todo inversor tiene que tener en cuenta siempre es la necesidad de enfocar toda su estrategia de una manera coherente, con unos objetivos de largo plazo, huyendo del oportunismo de modas que, si bien pueden proporcionar suculentos réditos, también encierran el riesgo de ocasionar pérdidas catastróficas.

Sin embargo, es comprensible que resulte difícil concentrarse en el largo plazo cuando todo a nuestro alrededor está haciendo ruido. Por un lado, se han generado unas enormes expectativas con la reapertura global de la economía tras la pandemia y la recuperación de buena parte de lo perdido en los meses pasados. Pero estas mismas previsiones están provocando a la vez ciertos problemas de suministro en distintos sectores de la economía y presiones inflacionarias, que despiertan el temor a una reacción rápida de los bancos centrales. Por otro lado, aunque parece que empezamos a mirar la pandemia desde el retrovisor, el coronavirus y sus variantes aún no están controlados, particularmente en los países emergentes, por lo que aún hay un importante componente de incertidumbre pandémica.

Por lo tanto, puede resultar difícil para algunos inversores considerar la posibilidad de invertir en determinadas empresas y sectores que siguen afectados por altos niveles de volatilidad. Un día las economías caen y al siguiente repuntan. Las dudas permanecen, pero al mismo tiempo parecen surgir oportunidades. Por ejemplo, en el caso del mercado español. Hay una serie de valores que han estado en el epicentro de toda la pandemia, como son las compañías aéreas, el sector financiero, turismo, viajes, todo lo que se conoce como la economía social. Mirando el largo plazo y asumiendo un entorno de recuperación poscovid, son valores que, habiendo sufrido importantes descuentos a lo largo de los últimos meses, presentan un cierto potencial en un entorno de recuperación y de reapertura generalizada de las economías.

No es de extrañar que el inversor minorista se replantee su estrategia de inversión para encontrar una opción que le proporcione algún tipo de estabilidad. ¿Cómo puede lograrlo? Planteamos aquí las claves para adoptar un enfoque de construcción de cartera a futuro.

Lo básico

Una estrategia de inversión a largo plazo consiste en comprar determinados valores y mantenerlos durante un largo periodo de tiempo. Estas inversiones se ajustan a empresas que el inversor considera que tienen un potencial de crecimiento sostenido y que indican que es probable que maduren y prosperen.

A diferencia de las inversiones a corto plazo, que se compran y venden rápidamente para intentar obtener un rendimiento más rápido, pero que a menudo conllevan un mayor riesgo o un menor rendimiento potencial, una estrategia de inversión a largo plazo requiere más paciencia, lo que supone una compensación por un riesgo potencialmente menor y un rendimiento posible más alto.

Una estrategia a largo plazo requiere paciencia, lo que supone una compensación por un riesgo potencialmente menor y un rendimiento mayor

Algunos ejemplos de estrategias populares de inversión a largo plazo incluyen la inversión en acciones de crecimiento como Amazon, Netflix y Salesforce; fondos de acciones; fondos de bonos; acciones que proporcionan dividendos, como Novo Nordisk y AstraZeneca; bienes raíces o acciones de pequeña capitalización, y mantenerlas como parte de una cartera diversificada durante un periodo de tiempo considerable.

placeholder

¿Cuánto tiempo debo mantener mis inversiones?

No hay una respuesta única para esta pregunta. Para algunos inversores, mucho tiempo puede significar tres meses, mientras que para otros es entre uno y cinco años. A veces puede ser incluso hasta la jubilación, para consolidar un patrimonio o para mantener una familia.

Aunque puede considerarse una estrategia de inversión conservadora, quienes optan por invertir a largo plazo suelen verse recompensados cuando una empresa alcanza un hito significativo. Por ejemplo, uno de los inversores más exitosos del mundo, Warren Buffet, invirtió en sus marcas favoritas, como Coca-Cola y McDonald’s, desde la década de 1990, y las ha mantenido desde entonces.

La estrategia de inversión de Warren Buffet parte de un sencillo principio: cree en la paciencia y la comprensión del mercado para tener beneficios

El estilo y la estrategia de inversión de Warren Buffet se basan en un sencillo principio: cree en la paciencia y en la comprensión del mercado para obtener beneficios a largo plazo. Buffet acepta que el mundo se compone de una serie de pequeñas oportunidades que merecen la pena. Confía en que, en la mayoría de las ocasiones, los valores populares están probablemente sobrevalorados, pero en muy pocas ocasiones algunos valores también están simplemente regalados. Su estrategia de inversión se basa en identificar estas raras oportunidades y comprar a lo grande.

El efecto de la pandemia

No es ningún secreto que la pandemia del coronavirus ha cambiado la inversión en bolsa en el futuro inmediato. Al comienzo de la pandemia, algunos inversores decidieron cobrar rápidamente sus inversiones para poder pagar el alquiler y las necesidades básicas de su día a día, sobre todo si su empleo quedaba interrumpido como consecuencia de la reducción de las plantillas y el cierre de empresas. Sin embargo, esto significaba que estos inversores tenían que empezar de cero una vez estaban listos para reiniciar sus viajes en el mundo de la inversión.

Otros dieron un paso atrás para elaborar estrategias y determinar la mejor manera de invertir su dinero en sectores como la sanidad, el teletrabajo y el comercio electrónico, que consideraban "seguros" y "prósperos", a pesar de la situación de las economías mundiales. Estos inversores también planificaron cuidadosamente la eventualidad de la crisis, con planes para reinvertir en sectores emergentes como el de las aerolíneas, una vez que se levanten las restricciones a los viajes.

¿Una estrategia a largo plazo como futuro de su cartera?

Las estrategias de inversión a largo plazo no solo pueden proteger a los inversores de la inflación, sino que también pueden ayudar a que las carteras de los inversores crezcan a pesar de las fluctuaciones del mercado, a recuperar las pérdidas más rápidamente y, en algunos casos, a acumular rendimientos por dividendos. A pesar de que a menudo resulta tentador vender los valores que están bajo fuertes presiones (o que se mueven 'de forma lateral'), es importante que los inversores investiguen, se abstengan de invertir por motivos emocionales y tomen decisiones lógicas sobre el valor percibido o real de una empresa.

Quién sabe, puede que incluso consiga su propia acción ‘unicornio’ que se dispare en los próximos cinco o 10 años.

* Tali Salomon es directora regional de eToro para España, Portugal y Latinoamérica.