Es noticia
Menú
REPower EU: hacia un verdadero escudo energético europeo sostenible
  1. Economía
  2. Tribuna
Marina Serrano

Tribuna

Por

REPower EU: hacia un verdadero escudo energético europeo sostenible

Una Europa con una mayor autonomía energética será, de forma innegable, una Europa más fuerte, más unida, más sólida y más respetada, capaz de tomar decisiones más libres a nivel geopolítico

Foto: Paneles solares en un campo de Requena (Valencia). (EFE/Kai Försterling)
Paneles solares en un campo de Requena (Valencia). (EFE/Kai Försterling)

Hace unos días, la Comisión Europea aprobaba REPower EU, un macroplan que prevé movilizar hasta 300.000 millones de euros de inversión para 2030 con un doble objetivo: reducir la dependencia energética exterior e impulsar la incorporación de las energías renovables al sistema eléctrico. Este anuncio no hace sino evidenciar la necesidad de avanzar, todos juntos, hacia una Europa con una mayor autonomía energética; una necesidad que ya se venía atisbando desde el año pasado y que se ha hecho todavía más patente a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Y es que esta invasión ha supuesto una amenaza contra nuestro modo de vida europeo y contra nuestros valores democráticos, pero al mismo tiempo nos ha hecho ver que nuestra dependencia energética nos puede llegar a situar en una grave situación de vulnerabilidad. Según datos de la Agencia Europea para la Cooperación de Reguladores de Energía, hasta 14 países europeos tienen una dependencia del gas ruso superior al 50%. En esa misma línea, según la Comisión Europea, el 45,3% del gas natural que consumen los países miembro procede de Rusia. Datos que reflejan que, a la hora de afrontar desafíos como el actual, nuestra dependencia energética limita mucho nuestra capacidad de decisión y de actuación.

Foto: EC.

La invasión de Ucrania se ha producido, además, en un escenario de gran volatilidad en que el precio del gas ha aumentado hasta límites inéditos, lo que a su vez ha provocado un más que notable encarecimiento en la factura de la luz y ha puesto en jaque el modelo energético de la Unión Europea; un modelo que depende excesivamente de los combustibles fósiles y, más concretamente, del gas procedente de otros mercados, entre los que destaca Rusia. Ante situaciones tan complejas como la actual, es necesario responder con más Europa, ofreciendo una respuesta coordinada y decidida, y apostando por crear un verdadero mercado energético interconectado basado en las energías renovables y en el autoabastecimiento.

En ese sentido, en aelēc compartimos la apuesta que la Comisión Europea ha materializado en el plan REPower EU, ya que, además de ofrecer una respuesta coordinada a nivel europeo, este plan puede (y debe) suponer un paso adelante en materia de energías renovables; un recurso autóctono y mucho más sostenible que nos permitirá avanzar hacia la descarbonización y hacia la independencia energética.

Foto: La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. (EFE/Fernando Alvarado)

De esta forma, tenemos claro que una Europa con una mayor autonomía energética será, de forma innegable, una Europa más fuerte, más unida, más sólida y más respetada, capaz de tomar decisiones más libres a nivel geopolítico. Dicho de otra manera, si la Unión Europea y los Estados miembro continúan favoreciendo, de forma coordinada, la incorporación de las energías renovables, se estarán sentando las bases de un verdadero escudo energético europeo.

Este es un compromiso que hemos hecho nuestro tanto aelēc como nuestras empresas asociadas, las cuales comprometen inversiones de 4.500 millones de euros anuales en energías renovables, en redes eléctricas y en electrificación. Una cifra más que considerable que acompaña al plan REPower EU en su apuesta por electrificar definitivamente nuestra sociedad y por impulsar la eficiencia energética mediante tecnologías como la bomba de calor, en la línea que también marca la Comisión Europea en su comunicación.

Foto: Un metanero cargado con gas ruso. (EFE/Luis Tejido) Opinión
¿Re-powerEU? Sí, gracias
Gonzalo de Cadenas-Santiago

Se trata, sin duda, de un plan ambicioso, pero desafíos de esta magnitud requieren respuestas contundentes y basadas en un compromiso compartido: por una energía más limpia y sostenible. A nadie se le puede escapar que estamos en un momento decisivo que va a marcar el horizonte energético para la Unión Europea, por lo que todos debemos arrimar el hombro para dibujar un futuro en el que contemos con un suministro energético propio y basado en energías renovables. Desde el sector eléctrico español estamos aunando esfuerzos para lograrlo, y si apostamos además por la colaboración público-privada (que se materializa, por ejemplo, en el plan REPower EU), estaremos dando un paso de gigante para alcanzar este objetivo.

La conclusión, por tanto, es clara. El contexto actual no puede ni debe retrasar la transición hacia una energía más limpia. Más bien al contrario, nos empuja a abandonar el uso de combustibles fósiles lo antes posible y, de esa manera, dotar a los Estados miembro de un escudo energético europeo que garantice nuestra autonomía y un suministro eléctrico más sostenible y asequible para todos. Nuestra dependencia del gas nos hace vulnerables, pero debemos dar la vuelta a esta situación y aprovechar esta oportunidad para responder de manera conjunta a esta problemática, cuya solución pasa, obligatoriamente, por las energías renovables. Y en esta transición, el sector eléctrico se revela como un verdadero agente del cambio y una herramienta fundamental para construir, entre todos, una Europa con plena independencia energética.

*Marina Serrano, presidenta de aelēc.

Hace unos días, la Comisión Europea aprobaba REPower EU, un macroplan que prevé movilizar hasta 300.000 millones de euros de inversión para 2030 con un doble objetivo: reducir la dependencia energética exterior e impulsar la incorporación de las energías renovables al sistema eléctrico. Este anuncio no hace sino evidenciar la necesidad de avanzar, todos juntos, hacia una Europa con una mayor autonomía energética; una necesidad que ya se venía atisbando desde el año pasado y que se ha hecho todavía más patente a raíz de la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Comisión Europea Gas natural
El redactor recomienda