Es noticia
Menú
Consumidor inteligente, consumidor por suscripción
  1. Economía
  2. Tribuna
TribunaEC15

Tribuna

Por

Consumidor inteligente, consumidor por suscripción

Es indiscutible que el consumo por suscripción es popular en todos los tipos de hogares, tanto españoles como del resto del mundo, y para todo tipo de sectores

Foto: Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Estudios recientes siguen confirmando el éxito de un modelo de negocio cada vez más extendido, impulsado por la transformación digital y por un cambio sustancial de los hábitos de los consumidores: la subscronomics o economía de la suscripción. Con independencia del nivel de renta, ya es indiscutible que el consumo por suscripción es popular en todos los tipos de hogares, tanto españoles como del resto del mundo, y para todo tipo de sectores, sin importar si se trata de comprar viajes o comida, alquilar coches o acceder a entretenimientos sin limitaciones, por ejemplo. Esto se debe, fundamentalmente, a un factor que todos valoramos y buscamos más que nunca: el ahorro.

A esa digitalización, cada vez mayor, se suman otros aspectos relevantes para el consumidor contemporáneo como son la personalización, la conveniencia y la rapidez. Todo ello, se integra en las nuevas tendencias de consumo, lideradas por un incremento progresivo de las compras online, el entorno de ebullición de la suscripción.

Según un estudio de la compañía Telecoming, en 2026 un total de 606 millones de usuarios consumirán contenidos digitales y aumentarán su gasto mensual a 30,5 euros en este tipo de servicios por suscripción. Desde eDreams Odigeo hemos conducido recientemente un análisis de mercado de la mano de OnePoll que nos ha permitido tomar el pulso al modelo de consumo actual y que ha revelado que el 87% de los hogares españoles con ingresos de hasta 35.000 euros cuenta actualmente con suscripción a algún producto o servicio, un porcentaje que sube hasta el 97% en el caso de los hogares con rentas superiores. Esto nos da una idea de la magnitud de la cuota de mercado que ha impactado este modelo, y de la que somos testigos en nuestra compañía gracias a Prime, el primer servicio por suscripción para la reserva de viajes.

El 87% de los hogares españoles con ingresos de hasta 35.000 euros cuenta actualmente con suscripción a algún producto o servicio

La suscripción no para de conquistar fronteras en el modelo de consumo actual: ahora mismo, incluso los amantes de las plantas pueden suscribirse a plataformas para recibir en su casa flores frescas de forma periódica. En todo esto, el ahorro que consigue el cliente es fundamental.

Por ejemplo, nuestros estudios han demostrado que el cinéfilo medio puede ver unas 72 películas al año. El precio medio de una sola entrada de cine en España cuesta 7,20 euros, lo que supone un total de 518 euros por 72 películas al año. Esto se compara con el coste de una suscripción anual a un popular servicio de streaming como Netflix, HBO, Movistar+ o Amazon Prime, que se sitúa alrededor de los 80 euros anuales. Lo que supone un ahorro de más de 400 euros al año, teniendo la posibilidad de disfrutar de contenido prácticamente ilimitado.

Lo mismo sucede para los practicantes de natación o yoga; suscribirse a una aplicación que dé acceso a varios centros para una clase semanal puede suponer una inversión de unos 320 euros al año, lo que supone un gran ahorro si lo comparamos con los 720 euros anuales que costaría el acceso a las clases de forma independiente y fuera del programa de suscripción. En el caso de los viajes, por ejemplo, sabemos que un suscriptor puede ahorrarse hasta 90 euros en una única reserva de un valor aproximado de 500 euros. La amortización de la cuota anual de suscripción es evidente y se da desde las primeras transacciones.

placeholder Foto: Pixabay.
Foto: Pixabay.

Un modelo interesante para empresas y usuarios

En el contexto actual, los consumidores buscan, precisamente, este tipo de ahorro en bienes esenciales y servicios de ocio, con el objetivo de no tener que renunciar a ellos a pesar del entorno económico complicado que estamos atravesando.

Este modelo resulta también muy atractivo desde el punto de vista del negocio: sin importar cuál sea el producto que estamos ofreciendo, el modelo de la membresía, centrado en aportar un valor añadido al cliente final a través de un servicio personalizado y con precios más ajustados, es relevante y está demostrando ser un éxito en muchos sectores.

El modelo de la membresía, con un servicio personalizado y con precios más ajustados, está demostrando ser un éxito en muchos sectores

Precisamente en esta línea, nuestros datos reflejan que la gran mayoría de los hogares españoles ha aumentado o mantenido el gasto en suscripciones durante los últimos 12 meses, y eso en un contexto de creciente inflación: el 94 % de los que tienen los ingresos medios o inferiores y el 95 % de los que ganan 35.000 euros o más han reforzado sus suscripciones en casa últimamente.

Con todo, la suscripción es percibida como un servicio necesario y rentable, que hace al consumidor más eficiente en sus finanzas personales y, en resumen, más inteligente. Alrededor del 60% de los consumidores españoles ya ve sus suscripciones como algo imprescindible en su vida, y nosotros estamos convencidos de que ese porcentaje seguirá creciendo cada año.

* Dana Dunne es CEO de eDreams Odigeo.

Estudios recientes siguen confirmando el éxito de un modelo de negocio cada vez más extendido, impulsado por la transformación digital y por un cambio sustancial de los hábitos de los consumidores: la subscronomics o economía de la suscripción. Con independencia del nivel de renta, ya es indiscutible que el consumo por suscripción es popular en todos los tipos de hogares, tanto españoles como del resto del mundo, y para todo tipo de sectores, sin importar si se trata de comprar viajes o comida, alquilar coches o acceder a entretenimientos sin limitaciones, por ejemplo. Esto se debe, fundamentalmente, a un factor que todos valoramos y buscamos más que nunca: el ahorro.

Empresas Hábitos de consumo Tendencias de consumo