Es noticia
El turismo, ante el reto del talento
Loading

Loading

  1. Economía
  2. Tribuna
Gabriel Escarrer Jaume

Tribuna

Por

El turismo, ante el reto del talento

Nos enfrentamos a un riesgo cada vez más importante para una industria 'de personas y para personas' como es el turismo: la escasez de talento especializado y de personal cualificado

Foto: Una recepción de un hotel. (iStock)
Una recepción de un hotel. (iStock)

En 2023, el turismo español habrá recuperado, prácticamente, los niveles de ocupación y de ingresos previos a la pandemia, anticipándose así a todas las previsiones, que situaban la recuperación de los niveles precovid en el año 2024. Tendremos que esperar a las próximas semanas para hacer un balance detallado de la Semana Santa, pero todo parece indicar que superaremos la ocupación registrada en 2019, también, la tarifa media, y con ello el gasto medio de los viajeros. Desde la máxima prudencia, recordaré que una Semana Santa positiva suele ser el preludio de una buena temporada estival.

La resiliencia de la demanda turística y el furor viajero que ha seguido a la pandemia han propiciado esta recuperación, que, sin embargo, se enfrenta a un riesgo cada vez más importante para una industria "de personas y para personas" como es el turismo: la escasez de talento especializado y de personal cualificado. Un problema que se incrementa al combinarse con la dificultad para encontrar alojamiento en muchos destinos de temporada, particularmente en las islas, donde la limitación del territorio y la oferta descontrolada de alquiler vacacional han tensionado tanto el mercado de la vivienda, que en algunos casos hemo debido recuperar los alojamientos para empleados en algunos hoteles. Esto no lo veíamos desde los años del boom del desarrollismo en España.

Se trata de un desequilibrio que ya se atisbaba en 2017, cuando diversos estudios evidenciaban que la mayoría de empresas españolas tenían dificultades para cubrir las vacantes, pero que se ha agravado indudablemente durante la pandemia. El parón que sufrió nuestro sector produjo como efecto indirecto la desconexión con muchos de nuestros empleados fijos-discontinuos; su decepción ante la vulnerabilidad demostrada por nuestra industria; y finalmente la fuga de una parte del joven talento cualificado hacia otros sectores.

"El personal cualificado es un factor crítico para el desarrollo de un modelo turístico más sostenible, de mayor calidad y rentabilidad"

El turismo puede y debe revertir esta tendencia: ya hemos demostrado nuestra responsabilidad con las comunidades y los destinos, al haber recuperado la totalidad del empleo previo a la pandemia, mucho antes de haberlo conseguido con los niveles de facturación. Las empresas hemos demostrado también compromiso al pactar nuevos convenios con sensibilidad ante la evolución de la inflación. Muchas también estamos desplegando acciones para reconectar con nuestros colaboradores tras la disrupción vivida, además de desarrollar planes para favorecer la atracción de talento y la retención o el retorno de nuestros trabajadores fijos-discontinuos. Gracias a estos esfuerzos y a una estrategia que apuesta por las personas, y por impulsar el orgullo del sector, con la empleabilidad y las excelentes oportunidades de desarrollo profesional que ofrece, en Meliá Hotels International hemos logrado atenuar el problema, y en 2023 tendremos que cubrir aproximadamente un tercio de las más de 3.000 posiciones vacantes que publicamos la temporada pasada, siempre contando con que una gran parte de los fijos-discontinuos decidan regresar a sus puestos de trabajo con nosotros.

El turismo tiene un enorme potencial de futuro, pero no debemos olvidar que somos una industria de personas para personas y que el personal cualificado es un factor crítico para el desarrollo del modelo turístico, más sostenible, de mayor calidad y rentabilidad social y económica, que todos deseamos para nuestro país.

* Gabriel Escarrer es el vicepresidente ejecutivo y CEO de Meliá Hotels International.

En 2023, el turismo español habrá recuperado, prácticamente, los niveles de ocupación y de ingresos previos a la pandemia, anticipándose así a todas las previsiones, que situaban la recuperación de los niveles precovid en el año 2024. Tendremos que esperar a las próximas semanas para hacer un balance detallado de la Semana Santa, pero todo parece indicar que superaremos la ocupación registrada en 2019, también, la tarifa media, y con ello el gasto medio de los viajeros. Desde la máxima prudencia, recordaré que una Semana Santa positiva suele ser el preludio de una buena temporada estival.

Hoteles Meliá Hoteles Recuperación económica
El redactor recomienda