Destrucción y resurrección de Artur Mas

“Los catalanes somos un tipo de gente que reacciona ante el mundo con cierta soberbia localista y con una total modestia universalista” (Jaume Vicens Vives. Noticia

“Los catalanes somos un tipo de gente que reacciona ante el mundo con cierta soberbia localista y con una total modestia universalista” (Jaume Vicens Vives. Noticia de Cataluña, página 143. Destino. Edición 2012)

La federación nacionalista catalana CiU está apretando el acelerador. El domingo pasado ni una sola de las encuestas publicadas le atribuía la mayoría absoluta. Ninguna. Solo la del 8 de noviembre pasado del Centro de Estudios de Opinión, dependiente de la Generalidad, se la auguraba conforme a una horquilla de entre 69-71 escaños, con un PSC desplomado (15) y un PP (18-19) segundo en el podio. Parece –pero hay que esperar porque se detectan bolsas de indecisos y de ciudadanos cabreados- que no se repetirán ya las mayorías absolutas de Pujol: en 1984 (72 escaños), en 1988 (69 escaños) y en 1992 (70 escaños).

 

Con aquellos guarismos, el expresidente de la Generalidad disfrutó de una auténtica hegemonía. Y es la que Artur Mas quiere recuperar. Él la ha denominado “fuerza espacial”, “mayoría indestructible” o “mayoría excepcional”. Ha reclamado, incluso “votos prestados” avisando así a los que acuden a votar al original (ERC) para que lo hagan por una versión nacionalista-independentista que se ha ido fortaleciendo a golpe de rauxa en los últimos días. Especialmente alimentada por la indignación generada por informaciones que -¿sólo un borrador policial?- atribuyen al presidente de la Generalidad y al expresidente Pujol muy serias responsabilidades penales. La falta de consistencia de las imputaciones supuestamente policiales –siempre en “borrador”— permite suponer que aquí a alguien se le ha ido la mano y que si se buscaba un efecto contractivo del discurso independentista –encerrando en tablas a Mas y a Pujol— ha obtenido el efecto contrario.

Pero el domingo sólo hay que hacer tres sumas: 1) la de los diputados del grupo parlamentario de CiU. Si no llega a 68 o más, será un fracaso para Mas, que habría lanzado el órdago y acortado a la mitad la legislatura para regresar a la misma situación de salida; 2) la de los diputados de los partidos políticos independentistas, para comprobar qué fuerza tiene la aspiración secesionista y 3) la de los partidos que no están por la independencia. Pero la primera de las sumas es la más determinante: si CiU no obtiene la mayoría que reclama al electorado, tendrá que volver a la endiablada geometría variable, bien con el PP y el PSC para abordar las medidas que exige la recesión económica, bien con ERC para concordar el desarrollo práctico del llamado derecho a decidir. Pero, si así fuera, el mal cálculo de Mas le pasaría una factura muy cara a título personal y de altísimo costo a la federación CDC-UDC.

En otras palabras: la destrucción de Mas resultaría consecuencia de la renuencia de los catalanes a darle poderes hegemónicos y su resurrección política -ahora las encuestas le hieren de muerte- pasaría, por el contrario, por una cifra mágica: 68 escaños. Estos son los términos de la cuestión. ERC, sin embargo -potencial segunda fuerza política- no dejaría que Mas cayese. Le mantendría, condicionando una política segregacionista que –lo estoy viviendo estos días en Barcelona desde donde escribo- viene impulsada por una sociedad mayoritariamente persuadida de que sus males tienen que ver con su inserción en el conjunto de España y que sus potencialidades futuras pasan por la independencia. El ambiente que se respira en Cataluña es que el electorado soberanista lleva en volandas a la clase política nacionalista repartiendo entre sus dos alas –CiU y ERC- la energía de un proceso que contará en el Parlamento catalán con más de 80 diputados (más la agregación, puntual de ICV) sobre 135. En ese contexto, Mas es una pieza importante pero ya no definitiva. Quede lesionado, o no, el 25-N.

Las Claves de la Jornada
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios