Es noticia
Menú
Rajoy y Moragas presentan el nuevo rostro del PP
  1. España
  2. Al Grano
Antonio Casado

Al Grano

Por

Rajoy y Moragas presentan el nuevo rostro del PP

Moragas quiere con Mariano Rajoy que el cónclave de este fin de semana fomente una lluvia de ideas que aporte vidilla al partido y, a la vez, visualice a su rejuvenecido Estado Mayor

Foto: El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado. (EFE)
El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado. (EFE)

El PP se busca a sí mismo en esta especie de Universidad de Verano que comienza esta tarde en el Palacio de Congresos del Ifema. Su coartada visual es el cambio de logotipo. Ahora, la gaviota aparece encerrada en un círculo evocador del clásico símbolo pacifista.

Por cierto, que no es gaviota sino charrán, según su creador, el publicista Fernando Martínez Vidal, probablemente contrariado de que vuelva a perderse la ocasión de disociar la imagen del PP con la de “un ave carroñera que vuela bajo”, como es la gaviota, mientras que el charrán “vuela libre y alto”.

A lo que vamos. Hablo de la Conferencia Política cuyo autor intelectual es Jorge Moragas, en su calidad de director de la campaña para las próximas elecciones generales. Sin embargo, no es un congreso ni una convención orientada a elaborar propuestas electorales. En realidad pretende ser una lluvia de ideas quese agota en sí misma, aun contando con intervenciones de relumbrón. Entre otras, las de la vicepresidenta, Sáenz de Santamaría, y varios ministros, como De Guindos, García-Margallo y Montoro, de los que se esperan efectos motivantes de una militancia en horas bajas.

Moragas, que además reina en el antedespacho del presidente del Gobierno, quiere con Mariano Rajoy que el cónclave de este fin de semana genere una lluvia de ideas que aporte vidilla al partido y, a la vez, visualice a su rejuvenecido Estado Mayor. Y a sus nuevas estrellas: el novísimo Pablo Casado y la redescubierta Cristina Cifuentes.

Como diría Rajoy, se trata de cambiarle la música y la letra al PP, ma non troppo (¿primarias?, tampoco conviene exagerar, oiga), antes de entrar en el tramo final de la carrera por la Moncloa, que se pone en juego a finales de año. Hacia un partido más moderno, más abierto, más comunicativo con los ciudadanos, más cercano a sus militantes y más seductor para jóvenes deslumbrados por los partidos emergentes: Ciudadanos y Podemos. La moraleja es que la derecha "también tiene valores”, según Andrea Levy, otra de las caras nuevas del PP.

La Conferencia Política del PP, por tanto, no está pensada como vivero de propuestas electorales sino como un seminario dividido en cuatro comisiones (foros) en torno a temas tan recurrentes como La España que queremos, Empleo, Reformismo y Europa, con disertaciones de ministros, barones regionales, altos cargos del partido, etc. Todo ello envuelto en novedosos formatos visuales bajo el lema “X el futuro de España” (obsérvese la modernidad), en su telonera condición previa al discurso del presidente (mañana a mediodía).

Rajoy y Moragas se darán por satisfechos si en el balance de la Conferencia aparece una buena rentabilidad informativa como resultado de algún fogonazo verbal en las salas o en los pasillos. El amontonamiento de dirigentes y periodistas suele dar mucho de sí en estos casos. Y el espacio no siempre es ocupado por los contenidos de las intervenciones, sino por los canutazos. En el mejor de los casos, por algún pasaje del discurso de cierre que lleve a Rajoy a las primeras páginas del domingo, si no se las roba Grecia, cuya cuenta atrás hacia la remontada o hacia el abismo termina el domingo que viene.

El PP se busca a sí mismo en esta especie de Universidad de Verano que comienza esta tarde en el Palacio de Congresos del Ifema. Su coartada visual es el cambio de logotipo. Ahora, la gaviota aparece encerrada en un círculo evocador del clásico símbolo pacifista.

Mariano Rajoy Jorge Moragas Pablo Casado Andrea Levy Cristina Cifuentes