Rajoy se cae de la agenda de Sánchez
  1. España
  2. Al Grano
Antonio Casado

Al Grano

Por

Rajoy se cae de la agenda de Sánchez

“Lo mejor es que el PP pase a la oposición”, dice Sánchez, mientras se esfuerza en superar el máster de liderazgo al que le abocó Rajoy y se atribuye el mérito de haber aliviado la posición del Rey

placeholder Foto: Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, en su encuentro del viernes. (EFE)
Pedro Sánchez y Mariano Rajoy, en su encuentro del viernes. (EFE)

Cita fallida en relación al debate abierto sobre la gobernabilidad de España. Media hora de encuentro fue suficiente para levantar acta del insalvable abismo político y personal que se abre entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, el presidente del Gobierno en funciones y el candidato a presidente por encargo del Rey, respectivamente.

Ninguna novedad en ese sentido, por mucho que la buena educación de Sánchez calificase de “útil” la entrevista y quitase importancia al hecho de que Rajoy le hubiera negado el saludo ante los medios de comunicación. Acorralado por incesantes casos de corrupción asociados a las siglas del PP, tampoco era el mejor día para alegrar la cara de su jefe de filas.

Todo se desarrolló según lo previsto. Sánchez no pidió el apoyo de Rajoy para la investidura. Ni este lo hubiera ofrecido. Por el contrario, el aún presidente en funciones no ha perdido la esperanza de que finalmente sea Sánchez quien acabe facilitando un gobierno del PP: “Hay que dedicarle tiempo y empeñarse en ello, porque es lo más democrático”, dijo Rajoy a los periodistas al término de la reunión.

Vídeo: Rajoy y Sánchez inician su reunión sin estrecharse la mano y con gesto serio.

Tiempo perdido. Diálogo de sordos. Elijan ustedes la expresión que prefieran para constatar el penoso espectáculo protagonizado el viernes por tarde en el Congreso por las dos primeras figuras de la política nacional. Incapaces de trasladar conjuntamente algún mensaje positivo a la ciudadanía, siguen encastillados en sus respectivas posiciones. A saber: el PP no facilitará un Gobierno del PSOE ni el PSOE facilitará un Gobierno del PP.

Lo cual nos remite de nuevo al momento procesal marcado por los intentos de Pedro Sánchez de llevar a buen puerto el mandato del Rey, en pos del doble cambio de “políticas y personas” planeado por Ferraz. “Lo mejor para eso es que el PP pase a la oposición”, dice Sánchez, mientras se esfuerza en superar con nota el máster de liderazgo al que le abocó Rajoy. Por eso el líder socialista no hace quinielas, pero se atribuye el mérito de haber aliviado la posición del Rey al desbloquear la situación creada por el líder del partido ganador de las elecciones con su inesperada espantada institucional.

Vídeo: Pedro Sánchez: “No vamos a formar parte de ningún Gobierno del PP”

De esa agenda se ha caído Mariano Rajoy, ahora en ensimismada situación de espera. Por si Sánchez fracasa. Pero mientras tanto el PP está esquinado en el escenario de la política nacional. Así es desde que Rajoy rechazó el encargo de Felipe VI para hacer lo que ahora está haciendo su principal adversario político. Y en ese contexto hemos de encajar el requerimiento del secretario general del PSOE. Que el PP cancele su “campaña del miedo” y deje de anunciar toda clase de desgracias si se forma cualquier Gobierno que no presida Rajoy.

No hizo mucho efecto la apelación de Sánchez a la altura de miras y el sentido de Estado de su interlocutor. Aunque no aludió el presidente al eventual aflojamiento del cerco antiterrorista interior y exterior, como hicieron dos de sus ministros, tampoco se cortó en redoblar su preocupación por los problemas económicos y el desafío separatista si el PP fuera desalojado del poder. Fue la sutil y preventiva advertencia que a Sánchez le pareció injusta y por eso, en posterior rueda de prensa, recordó que el PSOE siempre ha dado la cara en defensa de la unidad de España y la lucha antiterrorista, y siempre ha reconocido la necesidad de ir con el PP en su propuesta de reformar la Constitución.

Sánchez fue más explícito ante los periodistas: “Hay mimbres para formar un Gobierno progresista y reformista, con independientes de prestigio”, dijo

Por lo demás, Sánchez acusó recibo del documento de los cinco pactos que ofrecerá Rajoy si tiene la oportunidad de someterse a la investidura tras un eventual fracaso de aquel. Acuse de recibo y nada más. Ni un solo comentario porque la iniciativa es de los socialistas. Y a su líder le corresponde marcar “los tiempos, los ritmos y los contenidos”, en palabras de Sánchez a Rajoy. Más explicito fue luego ante los periodistas, ante los que dijo que “hay mimbres" para formar un Gobierno progresista y reformista, con “independientes de prestigio”.

Espera conseguirlo a finales de mes, a fin de someterse a la investidura en los primeros días de marzo.

Pedro Sánchez Elecciones Generales 2015 - 20-D PSOE Mariano Rajoy Partido Popular (PP) Rey Felipe VI Corrupción Pactos Electorales