Esa contaminación orgánica del PSOE

Un sector de la familia socialista ahoga sus males en las aguas interiores del partido, ¿quién descontaminará el partido? De momento, solo se ha ofrecido el vasco López

Foto: Susana Díaz y Patxi López, en una foto de archivo. (EFE)
Susana Díaz y Patxi López, en una foto de archivo. (EFE)

Ayer en Camponaraya (León), Susana Díaz fue abucheada por partidarios de Pedro Sánchez. Gritos de “no es no” y “primarias, ya”, aún inspirados en el injusto reproche por “haber entregado el Gobierno a un partido corrupto”. Eso dijo uno de los concejales de la localidad berciana (independiente en lista socialista), que ve a la presidenta andaluza, y no le falta razón, inequívocamente alineada con la comisión gestora del PSOE.

Un sector de la familia socialista ahoga sus males en las aguas interiores del partido. Olvida el compromiso con sus ciudadanos y, en especial, con sus votantes. Así que, parafraseando a Felipe González (mayo, 1979) cuando recomendaba “ser socialista antes que marxista”, en esta ocasión le cuadraría ser socialista antes que ser pedrista. Y no parece ser la línea de los cargos 'intermedios' (el valenciano Avalos, el andaluz Toscano y la asturiana Lastra) que mantienen alzada la bandera.del pedrismo.

Un sector de la familia socialista ahoga sus males en las aguas interiores del partido y olvida el compromiso que tiene con sus ciudadanos

¿Pedristas antes que socialistas y socialistas antes que españoles? Mientras no se invierta tal jerarquía de intereses, hemos de decir con Rubalcaba que el PSOE está orgánicamente contaminado, ¿quién lo descontaminará? De momento, solo se ha ofrecido el vasco López (Baracaldo, 1959). Pronto se ofrecerá la andaluza Díaz (Sevilla, 1974). Y el madrileño Sánchez (Madrid, 1972) sigue deshojando la margarita.

“El PSOE es el partido que más se aparece a España”, se decía. Cierto. Lo delatan sus apellidos. Van hilvanados en el eje virtual del 74. Entonces, los socialistas andaluces de Felipe se impusieron a los vascos de Nicolás y los madrileños de Pablo (Castellano), en un partido necesitado de refundación. Ahora necesita salir del ensimismamiento y dejar de mirarse el ombligo.

Susana Díaz saluda a Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)
Susana Díaz saluda a Alfredo Pérez Rubalcaba. (EFE)

Puede que la historia se repita en un partido necesitado de mirar hacia fuera. El reto del nuevo socialismo andaluz (nunca apeado del poder autonómico desde el restablecimiento de la democracia) es superar esa “contaminación orgánica”. Habla profesoralmente de ella el ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba, que imparte clases de Química en la Complutense.

Lucha fratricida”, prefiere decir en corto y por derecho Patxi López, que se ha estrenado en Baracaldo como pretendiente al trono de Ferraz y pacificador de un PSOE roto. “Hemos de acabar de una vez por todas con las luchas estériles de poder”.

Por su parte, Díaz, que ha contado con la complacencia de varios barones regionales, también pregonó la unidad en su gira

Por su parte, la precandidata Susana Díaz, en la que han puesto sus complacencias la gestora dirigida por Javier Fernández, la mayoría de los barones regionales y todos los ex secretarios generales del partido, también pregonó la unidad en su gira por tierras de Castilla y León (Palencia, Salamanca y Camponaraya).

Entre continuos llamamientos a la “fraternidad”, la andaluza ha hecho su primer salto de precampaña al norte de Despeñaperros. “Unidos para ser fuertes y ser fuertes para ganar”, viene a ser su ecuación política.

Por desvelar están la ecuación de Pedro Sánchez y su voluntad de contrastarla con López y Díaz. En su anunciada reaparición del próximo fin de semana en Dos Hermanas (Sevilla), feudo local del antisusanismo andaluz, veremos si ya se ha desprendido de la contaminación orgánica que marcó su quehacer de secretario general, especialmente en la etapa final de su mandato, cuando sobrepuso la razón de partido (por no decir la de su propia supervivencia) a la razón de Estado, confundiendo el desbloqueo de las instituciones con una declaración de amor al PP.

Al Grano

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios