El efecto barretina lanza a Ciudadanos y hunde a Podemos

Era previsible que la posición de los partidos nacionales ante el desafío independentista se convirtiera en vara de medir que los españoles utilizan para ponerles nota

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. (EFE)

Aparte del cada vez más visible aislamiento de Puigdemont en su ínsula Barataria de Flandes (solo 29 de sus 34 diputados, en un Parlament de 135, defienden la investidura telemática), la noticia política del fin de semana ha sido el subidón de Ciudadanos en una encuesta de Metroscopia.

Tiene lógica. Es la proyección nacional de su triunfo en las urnas del 21-D. Y ahora nadie puede sorprenderse de que millones de españoles, dentro y fuera de Cataluña, miren hacia Inés Arrimadas como la esperanza blanca del constitucionalismo, la legalidad y el retorno al sentido común. Tampoco sorprende que los otros dos partidos de confesada adhesión constitucional, PP y PSOE, miren con recelo a la dirigente catalana de Ciudadanos. Esa marca se ha convertido en competidor creíble de las fuerzas que hasta ahora han constituido el doble pilar del sistema. La cuestión catalana les abre una vía de agua que fecunda el territorio electoral pastoreado por Albert Rivera.

Millones de españoles miran hacia Arrimadas como la esperanza blanca del constitucionalismo, la legalidad y el retorno al sentido común

Es el efecto barretina. O sea, la valoración ciudadana de los cuatro partidos de ámbito estatal (PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos) por lo que hacen o hicieron en la Cataluña confiscada por el secesionismo. Siendo este problema uno de los dos o tres principales quebraderos de cabeza de nuestra más reciente historia, era previsible que la posición de los partidos nacionales ante el desafío independentista se convirtiera en vara de medir que los españoles utilizan para ponerles nota.

Es lo que está ocurriendo. El efecto barretina lanza a Ciudadanos, hunde a Podemos y castiga a las viejas fuerzas del bipartidismo (PP y PSOE). Está por ver que sea duradero. De momento, la encuesta publicada este fin de semana presentaba al partido en el poder, el PP de Rajoy, desbordado en cuatro puntos, y al PSOE de Sánchez, en casi seis.

El efecto barretina lanza a Cs, hunde a Podemos y castiga a las viejas fuerzas del bipartidismo (PP y PSOE). Está por ver que sea duradero

Pero lo más significativo es la distancia que el conflicto catalán ha puesto entre los dos partidos de la llamada 'nueva politica'. Nada menos que 14 puntos de diferencia entre el crecidísimo partido naranja y el noqueado partido de Iglesias. Eso desmiente al presidente de aquel, Albert Rivera, cuando declara que su salto a la primera posición del 'ranking' (expectativa de voto) anuncia “un cambio de ciclo” en la política española.

Pero no es eso, no es eso. Si se avecinara un cambio de ciclo, los precursores de lo nuevo, presuntos enterradores del bipartidismo, estarían a la cabeza en la intención de voto de los españoles. Si fuese como dice Rivera, el partido de Iglesias también se habría subido al podio. Por la izquierda, claro. Del mismo modo que Ciudadanos lo ha hecho por la derecha. Y es justamente el efecto barretina el que lo ha impedido.

Si la amenaza consiste en romper la integridad territorial y la soberanía nacional, ganarán quienes hacen una defensa firme de España

Si la amenaza consiste en romper la integridad territorial y la soberanía nacional única e indivisible, es lógico que los españoles se identifiquen con quienes hacen una defensa desacomplejada y firme de España y su forma de organizarse.

Frente al desafío nacionalista, se hunde el equidistante entre quienes amenazan y lo que resulta amenazado, que es el caso del sucursalismo podemita en Cataluña. Y se queda en el limbo de las medias tintas el que se moja guardando la ropa, que es el caso de sucursalismo socialista. La posición del PSC de Iceta no se acaba de entender en el resto de España, donde juegan las siglas centenarias de un PSOE ahora pilotado por Pedro Sánchez.

Al Grano

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios