¿Usa Sánchez en vano la palabra 'España'?

El PSOE o el propio Pedro Sánchez nunca dejaron de recurrir a 'España' como arma de seducción electoral cuando vieron el país bajo en defensas o deficitario en factores emocionales

Foto: El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante un acto de precampaña en Zaragoza. (EFE)
El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante un acto de precampaña en Zaragoza. (EFE)

En todo caso, el problema lo tendrá esta gesticulante izquierda posmoderna representada por Podemos. Su tambaleante líder, Iglesias Turrión, llegó a reconocer que hacía contorsiones para evitar la palabra 'España'.

Pero el PSOE en general o el propio Pedro Sánchez, en su corta vida de dirigente político que gobierna o quiere gobernar, nunca dejaron de recurrir a 'España' como arma de seducción electoral cuando vieron el país bajo en defensas o deficitario en factores emocionales.

Esa debe ser la motivación de los inspiradores del lema socialista para la campaña del 10 de noviembre: 'Ahora Gobierno, ahora España'. Solo una objeción a bote pronto. El 'ahora' sugiere, ay, que ni España ni la gobernabilidad eran prioritarios en los marcos mentales de quienes vuelven al viejo recurso.

Objeción desbordada y desatendida en la consigna de moderación y transversalidad decretada a la reconquista del espacio ocupado por esa 'mayoría cautelosa' que figura en los apuntes de Iván Redondo. La idea fue claveteada ayer en la radio amiga por el presidente en funciones. A saber: “Somos la izquierda que nunca se avergonzó de la palabra 'España”.

Al líder del PP, Pablo Casado, le ha faltado tiempo para apedrear ese discurso. Está en su derecho de negarle credibilidad, pero los hechos dan la razón a Sánchez. El mismo que apareció envuelto en la enseña nacional cuando presentó por primera vez su candidatura a la Moncloa. ¿Se acuerdan ustedes de su aparición pública con aquella enorme bandera nacional de fondo el 22 de junio de 2015?

Tampoco saldría ganando Casado si hacemos memoria de las veces que PSOE y PP han utilizado la palabra en los lemas electorales desde 1978 (generales, se entiende). Cinco a uno, salvo error u omisión. El PSOE la utilizó en 1989 ('España en progreso'), en 1996 ('España en positivo'), en 2004 ('Merecemos una España mejor'), en abril de 2019 ('La España que queremos') y en octubre de 2019 ('Ahora España'). El PP, solo en 2015 ('España en serio').

Al antecesor socialista de Sánchez en Moncloa, Rodríguez Zapatero, se debe aquel famoso “el PSOE es el partido que más se parece a España” (Tenerife, 18 de abril de 2007). Totalmente reñido con el estigma de antipatriotismo y anticonstitucionalismo que tanto el PP de Casado como el Cs de Rivera pretenden endosar al partido de Sánchez cuando lo acusan de encamarse con los enemigos de España.

Ahora Sánchez reivindica el nombre de España con advertencia incluida a los independentistas catalanes de endurecer la respuesta del Estado

Me parece injusto y no responde a la realidad de los hechos. Ahora Sánchez reivindica el nombre de España con advertencia incluida a los independentistas catalanes de endurecer la respuesta del Estado si persisten en desafiarlo.

Enlaza con quienes en la memoria de la izquierda histórica deletreaban con amor el nombre de España, como Gabriel Celaya. “Nosotros somos quien somos, basta de cuentos”, decía ese poeta de militancia comunista. Igual que su correligionario Pedro Garfias, que hermanaba a su zurrada tierra andaluza (“polvo, sol, fatiga y hambre”) con la Asturias que deslumbró a los obreros del mundo.

Me temo que Garfias, Celaya, Hernández, Machado, Alberti…, que nunca usaron en vano el nombre de España, hoy habrían sido tachados de fascistas por Torra y compañía.

Al Grano
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios