Todos disparan contra Tezanos

La encuesta del CIS pinta el mejor escenario para Pedro Sánchez. Una mayoría más que suficiente para formar Gobierno con socio a elegir, por la izquierda o por la derecha

Foto: Imagen: Enrique Villarino.
Imagen: Enrique Villarino.

La macroencuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) acaricia los sueños de Pedro Sánchez y desmiente a todas las demás. Es tanta la diferencia que solo cabe hacer apuestas sobre cuál de las dos prospecciones, la pública o el conjunto de las privadas, nos toma el pelo o, simplemente, está haciendo mal las cosas.

Todos disparan contra Tezanos

La macroencuesta de ayer desautoriza, por ejemplo, a los expertos en demoscopia electoral que estos días venían aireando como un hallazgo indiscutido que en las elecciones del 10 de noviembre solo aparecerá una mayoría absoluta, la resultante de sumar PSOE más PP.

[El decodificador de Varela: los mejores análisis de las elecciones en ECPrevium]

La desautorización es tan contundente que, si se confirma, nadie se molestará en relacionarla con el hecho de que el trabajo de campo terminase antes de conocerse la sentencia del 'procés' y la exhumación de Franco.

Todos reniegan de las entrañas oficiales de la oca, más conocidas como “el CIS de Tezanos”, en alusión a su indisimulada militancia socialista

Más allá de la destreza demostrada por unos y otros en la práctica de tiro al blanco contra su director, José Félix Tezanos, los precedentes juegan a favor del CIS, si nos atenemos al alto nivel de acierto que tuvo la macroencuesta previa a las elecciones del 28 de abril. Pero nadie apela a los precedentes. Y menos cuando la malversación de las palabras es una herramienta más a la caza del voto.

Todos reniegan de las entrañas oficiales de la oca, más conocidas como “el CIS de Tezanos”, en maliciosa alusión a su indisimulada militancia socialista. Me refiero a los partidos políticos que salen mal parados (Ciudadanos, Podemos) o menos bien de lo que esperaban (PP, Vox).

Pero también a los profesionales de los institutos privados, a uno de los cuales le oigo decir negro sobre blanco —y espero que solo sea una travesura verbal— que “lo que hace Tezanos es delictivo y él lo sabe”, en referencia a los cambios de criterio en metodología prospectiva o de asignación de escaños.

A la izquierda de la barricada hablan de “encuestas de diseño” para motivar a votantes de derechas. A la derecha, dicen que el CIS trabaja para el PSOE

El macrosondeo pinta el mejor de los escenarios para Pedro Sánchez. Una mayoría más que suficiente para formar Gobierno. A elegir: hacia la derecha con Ciudadanos o hacia la izquierda con Unidas Podemos y Más País. En ambos casos, sin necesidad de tomar la parte alta de las respectivas horquillas.

¿Es creíble?

Todos disparan contra Tezanos

Eso va por barrios. Sabedores de que las encuestas también crean estados de opinión, a la izquierda de la barricada electoral hablan de “encuestas de diseño” orientadas a animar a los votantes de la derecha. Y a la derecha de la barricada dicen, y no se cansan, que el CIS trabaja para el PSOE.

Encuesta pública frente a encuestas privadas: “Es como comparar a un topolino con un Mercedes”, dice José Félix Tezanos

La metodología del macrosondeo que conocimos ayer es idéntica a la aplicada en el sondeo preelectoral del 28 de abril. Con más de 1.000 puntos de consulta, 18.000 personas consultadas presencialmente, con una gestión funcionarizada de los resultados en bruto —a disposición de cualquier ciudadano que quiera consultar la web oficial del centro— y un margen de error inferior al 1%, no hay punto de comparación con los sondeos telefónicos de muestras inferiores al millar de consultas, realizadas telefónicamente y con márgenes de error que rondan o superan el 3%.

Entre otras cosas, y aunque solo fuera por eso, el cliente particular (medios de comunicación y partidos políticos, por lo general) no se puede permitir un gasto semejante. Cuando el cliente es el Estado (el CIS es un organismo público adscrito al Ministerio de la Presidencia), la cosa cambia. “Es como comparar un topolino con un Mercedes”, le oigo decir a José Félix Tezanos, el controvertido director del CIS.

Al Grano
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios