Vuelve Rajoy para hablar de su libro

"Sánchez no irá a unas terceras elecciones porque sabe que las perdería. Hará lo imposible por evitarlas", dice el expresidente en vísperas de la presentación de su memoria escrita

Foto: El expresidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. (EFE)
El expresidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. (EFE)

"Si no lo escribes tú lo harán otros y no te va a gustar", le decían quienes se lo aconsejaron. Y ahora el expresidente del Gobierno reaparece para hablar de su libro ('Una España mejor'), que el lunes estará a la venta. Reflejo literario y sonoro (audio-libro en propia voz, como Blair, Obama o Bush) de sus casi siete años en Moncloa.

Recomiendo vivamente una lectura atenta del epílogo, donde se trata de las últimas 24 horas de Rajoy en el poder (junio 2018, moción de censura e irrupción de Sánchez). Lo demás, algo parecido a unas memorias en ocho capítulos. Mucha economía (empleo, pensiones, el no rescate de España, Brexit…), recados de alta política y respuestas a los grandes asuntos de su presidencia: los recortes, la emigración, el 155, la sucesión en la Corona y el fin de ETA.

Mucha reflexión y poco fulanismo. Pero con devolución de golpes a Aznar y elogiosos recuerdos al desaparecido Rubalcaba

Palpitan muchos asuntos de estricta actualidad: gobernabilidad, polarización, razón de Estado, Cataluña, populismo, soberanía nacional, etc. Y una receta de marianismo en rama para los devotos de la democracia que encuentran en las elecciones "primarias" su posmoderna fábrica de líderes: "Yo no soy de primarias. Ya solo creo en el escalafón".

Mucha reflexión y poco fulanismo. Es la ventaja de quién, a diferencia de Bono, o Fraga, por ejemplo, jamás anotó en un diario las idas y venidas de su paso por un cargo público. "De ese modo, solo vas a lo esencial", dice. Absténganse, pues, quienes empiezan por el índice onomástico. No lo encontrarán en el libro de Mariano Rajoy.

Antes de que este fin de semana se explaye en un periódico de difusión nacional, aprovecho la grata distancia corta, mucho más generosa sin la carga del cargo, para tantearle sobre el minuto y resultado de la vida política nacional, de nuevo amenazada por la inestabilidad y el fantasma del retorno a las urnas si la investidura resulta fallida.

Pedro Sánchez estrecha la mano de Rajoy tras la moción de censura contra el expresidente del PP
Pedro Sánchez estrecha la mano de Rajoy tras la moción de censura contra el expresidente del PP

Rajoy lo tiene claro: "Pedro Sánchez no irá a unas terceras elecciones porque sabe que las perdería. Le iría todavía peor que en el 10-N. Así que hará lo imposible por evitarlas". Puesto en su boca con previa advertencia de que, pase lo que pase, siempre apoyará a su sucesor en el liderazgo del PP, Pablo Casado. En la seguridad de una común preocupación respecto al bisagrismo de un partido (ERC) que ha declarado la independencia de Cataluña y tiene a sus líderes en la cárcel.

No es malicia del comentarista rastrear en el libro las alusiones al antecesor de ambos, José María Aznar, sobre el concepto de "lealtad". Haberlas, haylas. No frontales. Apenas una tardía devolución de golpes. Recordando, por ejemplo, el notable ascenso electoral del PP tras el congreso nacional de Valencia (2008), donde Aznar no ocultó su malestar por la continuidad de Rajoy. O que en las elecciones de junio de 2016 el PP mejoró su cosecha aunque, tras el recuento de las de diciembre de 2015, Aznar reapareciese en el Comité Ejecutivo del partido solo para pedir que se convocase un congreso abierto al objeto de revisar línea política y liderazgo del partido.

"Yo ya solo creo en el escalafón", dice Mariano Rajoy respecto a las elecciones primarias como una posmoderna fábrica de líderes políticos

El otro nombre propio destacable en la memoria viva del expresidente, por muy distintas razones, es el de Alfredo Pérez Rubalcaba, desaparecido dirigente socialista, que fue contraparte política de Rajoy durante tres años. Del exvicepresidente del Gobierno habla en el libro con respeto y elogia su sentido del Estado. "Sin Alfredo no hubiera sido posible la sucesión del rey don Juan Carlos", dice. Amén.

Al Grano
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios