Es noticia
La pobreza: el cuarto jinete
  1. España
  2. Al Grano
Antonio Casado

Al Grano

Por

La pobreza: el cuarto jinete

El coronavirus se ha convertido en un acelerador de la injusticia social, “con impacto desproporcionado sobre los pobres”, dice el magnate Bill Gates

Foto: Un usuario llega al nuevo espacio que la Cruz Roja y el Ayuntamiento de Barcelona han abierto para alojar a personas sin hogar. (EFE)
Un usuario llega al nuevo espacio que la Cruz Roja y el Ayuntamiento de Barcelona han abierto para alojar a personas sin hogar. (EFE)

Absténgase los cultivadores del pensamiento mágico, incluido Pedro Sánchez, cuando hablan de 'desescalada política'. Es lo que hay: el cautiverio nos dejará una España políticamente insegura (el vigente tablero saltará por los aires), económicamente arruinada (los expertos hablan de una depresión similar a la de 1929) y socialmente explosiva (se han destruido casi un millón de puestos de trabajo).

El de la pobreza va a ser el cuarto jinete. Y me temo que el BOE no podrá derogarla por decreto.

Me explico:

Somos campeones en tasa de mortalidad por coronavirus. Como consecuencia de la última crisis, lo éramos también en exclusión y desigualdad. Y 12 años después, reaparece la negra sombra del desastre. Inevitable si no se produce una fecunda convergencia de lo público con lo privado, y al revés, orientada a generar políticas redistributivas que no dejen tirado a nadie.

"El BOE no podrá frenar el drama que se avecina en la oleada de desahucios por impago del alquiler entre víctimas de los despidos laborales"

España presenta los más altos niveles de pobreza de la UE, solo superados por Rumanía. Los datos del INE de 2018 registraron un 5,4% de la población en estado de “privación material severa”, el doble que el porcentaje registrado en 2008. Y el propio presidente del Gobierno reconocía ayer un 20% de pobreza infantil (otras estimaciones elevan ese porcentaje hasta el 30%).

Con la redoblada actividad de bancos de alimentos e incontables acciones solidarias por parte de personas y entidades, el Covid-19 se ha convertido en un acelerador de la injusticia social. Con un “impacto desproporcionado sobre los pobres”, dice el magnate norteamericano Bill Gates en un artículo publicado ayer en 'El País'. Y, en España, el BOE no podrá frenar el drama en la oleada de desahucios que se avecina por impago del alquiler entre las víctimas de los despidos laborales.

"Pobreza y desigualdad. Males invisibles que no salen en los partes diarios de la guerra y quedan silenciados por los aplausos de las ocho de la tarde"

Pobreza, exclusión, marginación, desigualdad. Males ahora invisibles porque no salen en los partes diarios de la guerra y quedan silenciados por los aplausos de las ocho de la tarde. Pero van al alza durante la prisión preventiva decretada hace un mes por razones sanitarias. Ni siquiera la pensión de los abuelos, que han caído por miles, va a servir en la “posguerra” (Sánchez 'dixit') para aliviar la crisis en las familias.

El llamado 'ingreso mínimo vital', comprometido en el acuerdo de legislatura PSOE-Podemos, será un capítulo más en la oferta de pacto para la reconstrucción. El apadrinamiento de Iglesias es en sí mismo un obstáculo de partida para conseguir la adhesión del PP y de la CEOE a esta medida de estricta solidaridad con los más desfavorecidos.

"Iglesias quiere equiparar la lucha contra la pobreza con la lucha contra la ignorancia o la enfermedad, como un derecho similar a la educación y la salud"

Es lo suyo que un Gobierno de izquierdas tienda a la protección de las capas más vulnerables a cargo del erario público. La fuente de las discrepancias está en el cuánto y, sobre todo, en el cómo. Se trata de equiparar la lucha contra la pobreza con la lucha contra la ignorancia o la enfermedad, en nombre de un derecho similar a la educación y la salud. Es decir, renta universal y permanente, no renta mínima vital para pobres de solemnidad o una caritativa prestación de último recurso, como la que ya otorgan algunas comunidades autónomas, como Madrid (renta mínima de inserción de 400 euros).

El propio ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, lo ha calificado de “medida estructural”. De esas que asustan al PP, por entender que se quiere aprovechar la crisis sanitaria para hacer “un cambio de régimen”. Palabras mayores para las mentes calvinistas del norte de Europa o el pensamiento neoliberal de la derecha española.

Pedro Sánchez Social Pobreza