La inestable peana del santo Aragonès
  1. España
  2. Al Grano
Antonio Casado

Al Grano

Por

La inestable peana del santo Aragonès

El nuevo Govern nace abonado al conflicto permanente. Imaginen ustedes un contubernio de Sánchez y Ayuso con la chispeante cooperación de Echenique

placeholder Foto: El nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)
El nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

Por mayoría absoluta del Parlament (74 "síes") en segundo intento, tercera votación, al grito de "visca Catalunya lliure" y después de citar a Salvador Espriu, Pere Aragonès García se convirtió ayer en el 131 presidente de la Generalitat (ninguna mujer en más de siete siglos) sobre una extraña cama redonda de partidos independentistas que se odian entre sí. "Excluyentes y divisivos", dice Illa. "Es la prórroga de un gobierno zombie", según Jessica Albiac, portavoz de los comunes.

Esperan arreglarlo con la épica porque, como a estas alturas de la película reconoce el expresident, Artur Mas, "la épica lo tapa todo". Lo dice por experiencia. A él le sirvió en modo 'procés' para huir de los activistas anti-recortes que le obligaban a tomar el helicóptero si quería entrar en el Parlament.

Pero la épica no ofrece soluciones a los verdaderos problemas de la gente. Solo ofrece palabras y resoluciones declamatorias que se agotan en sí mismas, salvo si van acompañadas de hechos. En ese caso acaban en cárcel, inhabilitación o fuga.

Foto: Pere Aragonès, a su llegada al Parlament. (EFE)

Es la inamovible última estación del confesado objetivo: volver a las andadas (ahora se llama "embate democrático") para culminar la independencia de Cataluña en nombre del 27% del censo electoral. Por las buenas o por las malas. Y ahí empiezan las dificultades del 'edredoning' independentista. Frente al Estado represor, ERC apuesta por el diálogo, JxCat por la confrontación y la CUP por producir inestabilidad como método para convertir a Cataluña en una república emancipada de España.

El nuevo Govern nace abonado al conflicto permanente. Imaginen ustedes un contubernio de Sánchez y Ayuso con la chispeante cooperación de Echenique. Pues esa es la inestable peana del santo Aragonès García: la izquierda y derecha concertadas con un partido antisistema. Un verdadero campo de minas sin perimetrar, aunque limitado en el tiempo a la mitad de la legislatura por exigencia de los anticapitalistas, antifascistas y antipatriarcado de la CUP. Una ITV del 'president' dentro de dos años (la pactada cuestión de confianza), que es el tiempo de vida atribuido por los analistas al sincretismo del nuevo Govern incluso antes de presentarse en sociedad.

Dos escollos llamados a patear la hoja de ruta. Por un lado, el papel de Puigdemont (JxCat), frente a cuya tutela se plantan en ERC por aversión a un Consell de la republica "desactualizado y poco representativo". Por otro, la eventual complicidad de ERC con el Gobierno de Sánchez, de cuyo "pactismo mágico" recelan en JxCat por aversión al "partido del 155".

Dos escollos llamados a patear la hoja de ruta: el papel de Puigdemont y la eventual complicidad de ERC con el Gobierno de Sánchez

No me extraña que, a fin de no repetir las tensiones del pasado, la palabra "coordinación" aparezca cuarenta y cinco veces en el acuerdo alcanzado in extremis por JxCat y ERC (nada menos que cinco comisiones de seguimiento, más otras tres sobre el acuerdo previo ERC-CUP) pocos días después de que ERC hubiera anunciado su intención de gobernar en solitario y más de un año después de que el entonces presidente de la Generalitat, Quim Torra, diera por agotada la fórmula JxCat-ERC por insuperable desconfianza mutua.

En un arranque de sinceridad, el líder de ERC, Oriol Junqueras, que asistió a la sesión de investidura con un permiso carcelario, reconoció en pasillos: "Simplemente, nos hemos adaptado a las circunstancias para recuperar por la fuerza de las urnas lo que hace ochenta años perdimos por la fuerza de las armas". Acabáramos.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Artur Mas CUP Independencia de Cataluña Parlamento de Cataluña